Actualmente el negocio de los delfinarios está en decadencia en los paises europeos, en Gran Bretaña las presiones populares lograron que se prohibieran, y la excepción es España, siendo nuestro país donde este tipo de industria se está refugiando al amparo del fuerte desarrollo del turismo.

Necesitamos de la colaboración de cuantas más personas mejor para que faciliten información, comuniquen lo que está sucediendo en cada uno de los centros donde tienen delfines u otros cetáceos, sugieran ideas, distribuya información, etc.. Queremos poner en marcha equipos de trabajo y de colaboradores, que se iniciará con un listado de direcciones de personas, que en la medida de sus posibilidades quieran poner su granito de arena.

Como siempre nuestro lema “ES LA MÁXIMA DISCRECCIÓN Y PROTEGER CON TOTAL ANONIMATO NUESTRAS FUENTES DE INFORMACIÓN”, necesitamos tener ojos y oidos en cada uno de los delfinarios, y siempre que sea posible se nos envíe información gráfica, por correo postal o fotos por correo electrónico, o por otros medios.

Los delfines y ballenas deben de estar en el mar, y nos necesitan para proteger su vida. Entre los casos más graves se encuentran los del Loro Park de Tenerife (que pretenden tener orcas) y el del Oceanográfico de Valencia (que mantienen dos belugas, una de ellas en muy mal estado), de éste último se adjunta un documento PDF. Y en ambos casos estamos trabajando estrechamente con la Sociedad de Conservación de Ballenas y Cetáceos (implantada en varios paises europeos) para que no haya cetáceos en cautividad.