CONCESIÓN DE “BANDERAS NEGRAS” VERANO 2010 EN EL LITORAL DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ.
(Al pie de este texto puede seleccionar los diferentes apartados de este informe).

Por duodécimo año consecutivo Ecologistas en Acción de Cádiz presenta su campaña “Banderas Negras”. La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquiera otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral.

Las dos calificaciones negativas otorgadas son:

• Bandera Negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o agresiones urbanísticas).

• Punto Negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad.

BANDERAS NEGRAS 2010:
16 Banderas Negras

1ª.- Zona de playa comprendida entre Bonanza y Bajo de Guía, en Sanlúcar de Barrameda. Nueva: Pn→BN

Por vertidos continuos de aguas residuales a la playa a través del arroyo del “Salto del Grillo” y filtraciones de la tubería principal del alcantarillado que recorre más de un kilómetro de playa enterrada en la arena entre el Baluarte de San Salvador y Bajo de Guía.

2ª.- Playas de Camarón, Cruz del Mar y Regla, en Chipiona

Por el vertido de todas las aguas residuales urbanas (de 18.000 habitantes censados, superando los 60.000 en los meses de verano) sin depurar, unos 3,5 millones de metros cúbicos, que van al mar por un emisario submarino de 2800 m, 20 años de antigüedad y que presenta deficiencias de mantenimiento. A pesar de que la depuradora está casi terminada, un verano más Chipiona sigue contaminando el litoral.

3ª.- Playa urbana de la Costilla, en Rota. Nueva: Pn→BN

Por el vertido sin depurar durante los meses de verano de más de la mitad del volumen de las aguas residuales del municipio a través de un emisario submarino frente a la playa de la Costilla.

Esto se debe a que la depuradora municipal tiene que atender a la depuración de las aguas procedente de Rota y Costa Ballena ( CB-Rota y CB-Chipiona). Prácticamente con la población del municipio (28.500 habitantes) ya funciona al límite de sus posibilidades. En los meses de verano la población se triplica y la depuradora no tiene capacidad técnica para depurar todas las aguas residuales.

4ª.- Playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María

Construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, provocando continuas pérdidas de arena. Regeneración periódica e inadecuada, utilizando incluso calcoarenitas de cantera, que se ha repetido este año tras la pérdida total de la arena de la playa en los temporales del pasado invierno

5ª.- Playas de El Ancla y La Inmaculada, en El Puerto de Santa María

Urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares, la “Arboleda Perdida”, de Rafael Alberti. Destrucción de hábitats de especies protegidas (camaleón y sabina). Ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación de zonas de alto interés ecológico, paisajístico e histórico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia.

6ª.- Playa de la Casería, en San Fernando

Por la construcción, a escasos metros de las aguas de la Bahía y del Parque Natural, de siete torres de 16 plantas de altura (3 de ellas ya construidas), en contra de los informes de la Junta de Andalucía. Las obras infringen la Ley de Costas, que prohíbe las pantallas arquitectónicas en las zonas próximas al litoral.

7ª.- Playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana

Litoral ocupado completamente de hoteles, urbanizaciones y campos de golf, hasta el límite del término municipal de Conil. La ocupación intensa del territorio para uso residencial continúa desarrollándose hacia el interior de la Loma del Puerco.

8ª.- Playa y acantilado de Roche, en Conil

Construcciones en primera línea de costa, ocupando el domino público y destruyendo especies protegidas. Muy mala depuración de las aguas residuales.

PDF - 234.1 KB
Mapa de Banderas Negras Cádiz 2010

9ª.- Playa de El Palmar, en Vejer

Por el descontrol urbanístico actual, extensa ocupación de viviendas en primera línea de playa, vertidos de aguas residuales y el proyecto de dos apartahoteles en Malcucaña, un entorno completamente virgen.

10ª.- Playa de Caños de Meca (Mari Sucia, Los Castillejos y La Laja) y Tómbolo de Trafalgar, en Barbate

Edificaciones en el dominio público marítimo terrestre, sin depuración de las aguas fecales, sin red de abastecimiento de agua potable, sin alcantarillado, vertiendo sus aguas residuales al acuífero o al mar, con el acuífero costero contaminado y sometido a extracciones incontroladas.

11ª.- Playa de El Carmen, en Barbate

Por recibir las aguas contaminadas del río Barbate, cargado de pesticidas y por las aguas residuales de Vejer, Zahara de los Atunes y los vertidos de la depuradora de Barbate que funciona muy deficientemente.

12ª.- Playa de Atlanterra, en Tarifa

Edificaciones desmesuradas ocupando ilegalmente suelo que no está clasificado como urbano. Destrucción de cordones dunares de alto interés ecológico. Carencia de infraestructuras básicas para el suministro de agua y la depuración de los vertidos. Amenaza de crecimiento de la urbanización, con dos proyectos de crecimiento del complejo inmobiliario y turístico. Todo ello con el respaldo de la Agencia Andaluza del Agua, cuando no hay ninguna garantía de suministro de agua.

13ª.- Playa de Los Lances, en Tarifa

Vertidos directos a la playa a la altura de la urbanización de Las Cañas. El municipio de Tarifa, con más de 20.000 habitantes, no depura sus aguas residuales. Solo posee un emisario que “aleja” las aguas contaminadas después de un mero pretratamiento. Amenaza de gran ampliación del puerto. Sigue el contencioso con los propietarios de los terrenos donde se ubicará la futura estación depuradora.

Una fuerte amenaza se cierne con las pretendidas exploraciones de hidrocarburos. La zona sobre la cual se ha solicitado permiso para investigar existencia de hidrocarburos en la provincia de Cádiz contiene 6 Lugares de Importancia Comunitaria, además de ser Reserva de la Biosfera, por lo que la legislación ambiental regional, nacional y comunitaria impide la realización de cualquier plan o proyecto sin una adecuada Evaluación de Impacto Ambiental:

14.- Isla Verde, en Algeciras

Aunque la depuradora está en construcción, las aguas residuales de Algeciras (más de ciento quince mil personas: unos 12 millones de metros cúbicos anuales ) vierten en este punto sin la más mínima depuración.
La depuradora no se prevé que empiece a funcionar hasta, al menos, dentro de un año.

15ª.- Zona de litoral comprendida entre los ríos Palmones y Guadarranque y sus vegas bajas inundables. Nueva

Por la pérdida de arena debida a la erosión antrópica, los vertidos de aguas residuales (Los Barrios, San Roque…), los vertidos industriales y los procedentes del intenso tráfico de barcos y gasolineras flotantes. Igualmente por la amenaza que supone el POT para las vegas inundables de los ríos Palmones y Guadarranque y por los rellenos ya realizados sobre las mismas.

16ª.- “Bunkering” en el Mar de Alboran, Estrecho de Gibraltar y Bahía de Algeciras. Litoral de Gibraltar

“Bunkering”, gasolineras flotantes fondeadas en la Bahía. El trasiego de hidrocarburos se hace de un barco a otro para evitar el pago de impuestos. Se estima que se traspasan 5 millones de toneladas de combustible al año de esa forma. Como consecuencia se producen derrames continuos de hidrocarburos ocasionados por estos barcos. Todas las aguas residuales urbanas de Gibraltar se vierten sin depurar.

Las denuncias contra buques se han multiplicado, la Unión Europea- la Comisión de Peticiones del Parlamento- ha abierto expediente contra las 3 gasolineras flotantes que tienen acumuladas 300.000 tn de fueles en peso muerto-fondeados en la bahía de Algeciras- para trasvasar a otros buques.
Se han producido dos vertidos importantes desde barcos: el buque MSC Shenzhe arrojó 300 toneladas de fuel pesado en el astillero de Crinavis (San Roque) el 29 de octubre. Varias playas de la Bahía quedaron contaminadas (adjuntamos foto playa Rinconcillo).

El 13 de diciembre el buque “ro-ro” 'Ropax-1″ perdió 40 toneladas de fuel tras chocar con una monoboya de Cepsa.

El 22 de diciembre, los Vemaoil XXI y IX, 2 de las grandes gasolineras flotantes naufragan junto a la Línea por el temporal. Afortunadamente encallaron en arena y no se produjo vertido. Un buen número de incidentes semejantes se han producido durante los temporales de invierno.
Continuó el trasiego de submarinos nucleares: en enero uno más visitó Gibraltar. En marzo la gasolinera flotante Venture quedó a la deriva durante 2 días en la bocana de la Bahía con 100.000 Tn de combustible.

JPEG - 36.1 KB
Banderas Negras Cádiz 2010

PUNTOS NEGROS 2010:
15 puntos negros

1º.- Playas de La Calzada y Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda

Vertido al mar de las aguas insuficientemente depuradas procedentes de la EDAR de Sanlúcar a través de un emisario submarino. Vertido de aguas fecales a través del Arroyo de San Juan y los aliviaderos (en época de lluvias) que desembocan en la playa urbana. Por la contaminación lumínica de la playa.

2º.- Playa de Montijo, en Chipiona

Corte de acceso a la playa y ocupación de servidumbre de tránsito. Incumplimiento generalizado de la Ley de Costas en el tramo entre Sanlúcar y Chipiona: invasión de la servidumbre de paso y de protección.

3º.- Playa de la Ballena, entre Chipiona y Rota

Prosigue la ejecución de la segunda fase de la gigantesca macro urbanización de Costa Ballena, el tramo de Chipiona. En total Costa Ballena (Rota-Chipiona) ronda las 40.000 plazas residenciales, más que los cascos urbanos de Rota y Chipiona juntos.

4º.- Playas de Aguadulce desde Punta Candor a Costa Ballena, en Rota

Extenso diseminado de construcciones ilegales. Ocupación del dominio público por escolleras. Los temporales de este año han producido un retroceso de la franja litoral.

5º.- Corrales de Rota

Por carecer de un plan de uso y gestión, a los 9 años de su declaración como Monumento Natural. El exceso de contaminación orgánica ha generado un gran deterioro , casi desaparición, de las praderas de fanerógamas marinas aledañas al monumento natural Corrales de Rota.

6º.- Playa del Chorrillo (colindante con la Base Naval, zona de Rota)

Construcción de una escollera como elemento de protección de instalaciones militares provocando de manera injustificada la privatización del DPMT.

7º.- Playa del Almirante, en el Puerto de Santa María

Playa cerrada al público por las autoridades militares de la Base naval de Rota, sin ningún tipo de servicio.

8º.-Playas de Las Murallas y La Calita, en El Puerto de Santa María

Vertido de aguas residuales insuficientemente depuradas a través de un emisario submarino desde la EDAR Las Galeras.

9º.- Playa del Aculadero

Regeneraciones periódicas e inútiles de la playa afectando a zonas de arrecifes de alto valor ecológico y con un enorme despilfarro de fondos públicos. Se construyó un espigón para frenar la pérdida de la arena vertida artificialmente que se ha demostrado también inoperante.

10º.- Playa de la Victoria y Bahía de Cádiz

Contaminación lumínica y carril bici ridículo en el Campo del Sur. Casi 400.000 vatios de potencia entre La Victoria y Santa Mª del Mar en proyectores de hasta 2.000 W de potencia cada uno. El 2º puente sobre la Bahía, en construcción, aumentará la congestión de tráfico privado sobre la ciudad de Cádiz.

La ampliación del puerto en 38 hectáreas de relleno.

11º.- Playas de la Fontanilla y Fuente del Gallo, en Conil

“Obras de restauración” destruyendo gran parte de los elementos naturales.

12º.- Playa de Paloma Baja, en Tarifa

Viviendas ilegales con pozos negros en terrenos del Parque Natural del Estrecho.

13º.- Playa de los Alemanes, en Tarifa

Obras de urbanización que han destruido un valioso bosque litoral con acebuches, sabinas y enebros marítimos.

14º.- Zona Portuaria de Algeciras: Saladillo, Paseo de la Conferencia y Playa de los Ladrillos

Vertidos de aguas residuales. Presencia de metales pesados. Ampliación del puerto de Algeciras.

15º.- Aledaños de la monoboya de la refinería de CEPSA, en Algeciras

Vertido de hidrocarburos por derrames. Afectadas las playas de Rinconcillo y Palmones. Como consecuencia del naufragio del buque “ro-ro” 'Ropax-1″ se vertieron 40 toneladas de fuel en la Bahía de Algeciras tras chocar con una monoboya de Cepsa el 13 de diciembre de 2009.


Los objetivos de “Banderas Negras” son:

• Dar una información rigurosa a los gaditanos, y a todos los usuarios de las playas, del estado ecológico en que se encuentran éstas.

• Requerir a ayuntamientos, resto de las administraciones y a empresas, para que contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

La campaña es el resultado del trabajo voluntario de diversas personas, 8 grupos locales de Ecologistas en Acción de Cádiz (Sanlúcar, Rota, El Puerto, Cádiz, San Fernando, Chiclana , Barbate y Campo de Gibraltar) y el grupo ecologista CANS de Chipiona. Otra de las bases de la campaña es la información suministrada por la Consejería de Medio Ambiente sobre el funcionamiento y la analítica de las estaciones depuradoras de aguas residuales que vierten al litoral.

Banderas Negras pretende hacer una evaluación ambiental integral del litoral. Evaluamos los impactos producidos por la contaminación y por la urbanización. En el primer caso se tienen en cuenta la existencia de vertidos, el funcionamiento de las depuradoras y la calidad de las aguas de los ríos que desembocan en el mar. En el segundo, el respeto a la normativa legal: Ley de Costas (Dominio Público Marítimo Terrestre y Zona de Servidumbre) y el impacto sobre los ecosistemas naturales y sobre los recursos naturales, sobre todo agua, suelo, biodiversidad y paisaje. A veces el impacto puede ser grande, aunque se haga cumpliendo la legislación urbanística (por Ej. El Ancla y La Inmaculada: bandera nº 5).

En síntesis, banderas negras pretende responder con rigor a la pregunta ¿en qué medida se está practicando un desarrollo sostenible en el litoral?

Los “galardones” concedidos por la Federación para la educación ambiental para Europa, conocidos como “Banderas Azules”, carecen de cualquier credibilidad, se basan en meros aspectos turísticos y no evalúan con rigor el estado medioambiental de las playas. No es extraño, por tanto, que playas con banderas azules cuenten con nuestra catalogación de Bandera Negra.
Las 21 playas gaditanas con “bandera azul” son:

Sobrevela, de La Línea de la Concepción; La Alcaidesa, de la Línea-San Roque; Torreguadiaro y Cala Sardina, de San Roque; Getares de Algeciras; Los Lances Sur-Chica, de Tarifa; Los Bateles y Roche, de Conil; La Barrosa y Sancti Petri, de Chiclana; Cortadura, La Caleta y La Victoria de Cádiz; Camposoto-El Castillo, de San Fernando; Valdelagrana, La Puntilla, Fuentebravía y La Muralla, del Puerto de Santa María; Puntalillo y La Costilla, de Rota; y Camarón-La Laguna, de Chipiona.

Pues bien, son Banderas Negras Camarón (Chipiona), La Costilla (Rota), Fuentebravía, El Ancla y La Inmaculada (El Puerto de Santa Mª), La Barrosa y Sancti Petri (Chiclana), Roche (Conil) y Los Lances (Tarifa).
Y Puntos Negros las playas de Las Murallas (El Puerto de Santa Mª) y La Victoria (Cádiz), todos ellos con el distintivo “azul”.

Tampoco la distinción 'Q” de Calidad del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en reconocimiento a “su esfuerzo por regenerar la oferta turística de sol y playa” a las playas de la Victoria en Cádiz, La Barrosa y Sancti Petri en Chiclana, Chorrillo Fontanilla y Los Bateles en Conil, La Costilla en Rota, Los Lances Sur en Tarifa y El Palmar en Vejer, poseen legitimidad medio ambiental. De nuevo comprobamos que salvo las playas conileñas, todas ellas son merecedoras de sanción (bandera o punto) negra.

La Consejería de Salud realiza también en la temporada de baños unos informes sobre la calidad de este agua, con periodicidad quincenal. Las 52 playas de la provincia de Cádiz aparecen con buena calidad; son:
La Línea (2), San Roque (5), Los Barrios (1), Algeciras (2), Tarifa (4), Barbate (5), Vejer (1), Conil (5), Chiclana (2), Cádiz (4), San Fernando (1), Puerto Real (2), El Puerto de Santa María (6), Rota (5), Chipiona (4) y Sanlúcar de Barrameda (3).

Ecologistas en Acción considera necesario incorporar a los análisis microbiológicos y físico-químicos que establece el control sanitario oficial de las aguas de baño (Real Decreto 734/1988), analítica para evaluar la presencia de metales pesados como arsénico, zinc, cromo, níquel y plomo, ampliando los puntos de toma de muestras y la periodicidad de éstas. Los informes del Programa de Vigilancia Sanitaria de la Calidad de Aguas de Baño de la Consejería de Salud son claramente insuficientes y arrojan pocas garantías. Esta analítica es insuficiente para ser reconocida; se limita a evaluar el contenido microbiológico y a efectuar análisis “macroscópicos”. Es decir, nos informa de la presencia o no de microorganismos y del aspecto exterior, sin testar metales pesados o hidrocarburos, por poner dos ejemplos de afección a la salud.

Gracias a la gran hidrodinámica de nuestros mares, Atlántico y Mediterráneo, hay bastante garantía de que las aguas residuales no o mal depurada no generen problemas de insalubridad, pero esa confianza se puede quebrar en algún momento.

Ecologistas en Acción denuncia las regeneraciones de playas efectuadas en todo el litoral gaditano por parte de la Demarcación de Costas. Este año las “regeneraciones” de Costas consistirán en el aporte de 960.000 m3 de un yacimiento submarino de arena para unas playas que llevan consumidos 4.700.000 m3 en los últimos 20 años. La Demarcación General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar (DGSCM), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino, vuelve a intentarlo: más movimientos de arena, más dragados, más desmontes de dunas para alimentar nuestras maltrechas playas, más inversiones inútiles… y todo para que el año que viene, previsiblemente, se vuelva al lugar de partida. Nuestras playas han sido profundamente alteradas por la construcción de paseos marítimos, espigones, rellenos, dragados, construcciones en primera línea de playas, destrucción de cordones de dunas… lo que ha motivado la pérdida progresiva de arena y la incapacidad para regenerarse de forma natural tras los temporales de invierno.

Este plan propone aportar 960.000 m3 de arena a las playas de Fuentebravía, Mochicle, La Victoria, Santa María del Mar, La Barrosa, Fontanilla, Fuente del Gallo y Camposoto. En el proyecto de emergencia se argumenta la necesidad de regenerar las playas exclusivamente con miras al turismo, en ningún momento se aportan otros tipos de justificaciones, ni técnicas ni ambientales, tan solo reseñándose que lo piden los ayuntamientos y que las playas regeneradas son más estables. El propio hecho de que en los últimos 20 años la mayoría de estas playas han sido ya regeneradas llevándose unos 4.700.000 m3 de arena, indica la ineficacia de estas actuaciones. Por otra parte, tampoco se considera que exista impacto ambiental en las actuaciones de extracción de arena del Placer de Meca (un yacimiento submarino), ni tampoco en el vertido de las arenas, argumentando principalmente que ninguno de estos lugares son espacios naturales protegidos. Un impacto que está ahí presente, ya que en playas como Santa María del Mar o El Aculadero se han sepultado bajo toneladas de arena los fondos rocosos, un ecosistema de gran valor ecológico donde se pueden encontrar especies endémicas del litoral gaditano, tratándose además de zonas de interés para el marisqueo.

Por otra parte, en playas como La Victoria o Santa María del Mar esta actuación no es necesaria, ya que ni siquiera ha habido pérdida de arena, sino tan solo una redistribución de ésta conteniendo actualmente más arena que antes del año 1991 cuando se aportaron más de dos millones de metros cúbicos de arena. La actuación en las playas de Fontanilla y Fuente del Gallo resulta excesiva, ya se encuentran en situación de playas de invierno, sin pérdidas significativas que se recuperarán por sí mismas llegado el verano.

Más complicado resulta el caso de la playa de Fuentebravía, en el que venimos reclamando continuamente que debe buscarse una solución definitiva para las pérdidas de arena, desde el año 1991 hasta la actualidad se han “tirado” casi 600.000 m3 de arena en una pequeña playa de apenas 600 metros de largo, con un coste de más de dos millones y medio de euros. Por todo ello rechazamos este plan de emergencia y pedimos que este tipo de proyectos se haga desde el punto de vista ambiental, buscando soluciones que favorezcan a la biodiversidad y estabilicen estos ecosistemas, evitando tener que tirar el dinero en unas actuaciones que a día de hoy han demostrado ser inútiles.

Fuentebravía se ha convertido en una playa artificial que se pierde año tras año debido a los espigones de la Base de Rota, que interrumpe la corriente de deriva e impide el tránsito de los sedimentos arenosos desde la desembocadura del Guadalquivir, y por la construcción de edificios y muros en la misma playa que, incumpliendo las normas de la Ley de Costas, provocan un aumento de la erosión durante los temporales de invierno detrayendo la arena que se aporta año tras año de forma infructuosa. Para esta supuesta regeneración ni siquiera se utiliza arena de playa, sino de una cantera de la cercana Sierra de San Cristóbal.

El Tómbolo de Trafalgar es un Monumento Natural de alto valor ecológico, paisajístico e histórico, por lo que no se entiende que se utilice maquinaria pesada en mover arena que de forma natural fluye por el istmo del tómbolo, movimientos de arena que está afectando a la sensible y valiosa vegetación de las dunas.

Para regenerar la playa de Getares, en Algeciras, Costas pretende extraer 5.000 m3 de arena en la Duna de Punta Paloma, incluida en el Parque Natural del Estrecho, lo que nos parece un atentado inadmisible contra una de las mayores y más famosas dunas andaluzas y contra este espacio protegido. Para corregir las consecuencias nefastas de la política de dragados de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, que afectaron negativamente a los fondos marinos y a la dinámica de las arenas, la solución no debería pasar por quitarle arena a una de las joyas de nuestro litoral.

Hay que recordar que la Estrategia de Sostenibilidad de la Costa, aprobada en la anterior legislatura, tiene entre sus objetivos principales recuperar la hidrodinámica general de corrientes de ciertas zonas con tasas de erosión elevadas para garantizar el mantenimiento de las playas y la costa afectada. Este objetivo, lógico y necesario, cuenta con muchos enemigos e intereses enfrentados. La vigente ley de Costas ya establecía este problema en su articulo 44.2 “Deberán prever la adaptación de las obras al entorno en que se encuentren situadas y, en su caso, la influencia de la obra sobre la costa y los posibles efectos de regresión de ésta”. Y en el 44.4 “Para la creación y regeneración de playas se deberá considerar prioritariamente la actuación sobre los terrenos colindantes, la supresión o atenuación de las barreras al transporte marino de áridos, la aportación artificial de éstos, las obras sumergidas en el mar y cualquier otra actuación que suponga la menor agresión al entorno natural”. Esto está muy lejos de las actuaciones realizadas por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.
Por este motivo, solicitamos desde Ecologistas en Acción a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, la suspensión de los fondos para estas obras, cumpliendo el artículo 44 de la Ley de Costas y desarrollando la Estrategia de Sostenibilidad de la Costa y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático en la costa, que permitirían ofrecer soluciones reales y duraderas a este problema de la regresión de las playas.

También queremos introducir algo de racionalidad en la polémica de los chiringuitos costeros, que inicialmente contaban con la oposición de la Demarcación de Costas y ahora parece que va a consentir. La Ley de Costas establece con rigor que todas las edificaciones de servicio de playa (y los chiringuitos lo son) deben ubicarse preferentemente fuera de ella ,a demás de limitar si ocupación y cierre. Creemos que esa es la respuesta: chiringos que sean desmontables, que no abusen del espacio playero, que ofrezcan servicios dignos, que generen empleo aunque sea estacional, que sirvan al uso sostenible de la playa sin privatizaciones abusivas. La campaña desatada para no poner en práctica lo que estipula la Ley de Costas, alcanza la desmesura de pretender que los chiringuitos sean elevados a la categoría de casi “bien de interés cultural”, por mor del mantenimiento de las tradiciones andaluzas.

La Demarcación de Costas establece de manera clara la armonía exigible a las tres funciones que deben desempeñar nuestras playas:

Sobre el litoral sigue gravitando la amenaza de la modificación del POTA (Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía), al no contar los suelos industriales en los crecimientos urbanísticos (menos del 40% del suelo urbano y del 30% de la población existente en cualquier municipio durante 8 años), con lo que se abre la vía a que mediante modificaciones posteriores de los PGOUs puedan recalificarse de industriales a residenciales. También elimina los topes del 40 % de suelo y el 30 % de población para los municipios de menos de 10.000 habitantes, lo que permite densificar las poblaciones litorales.

El Decreto 43/2008 regulador del golf, va a permitir que los campos de golf sean declarados de interés turístico, pudiendo entonces planificarse conjuntamente con desarrollos urbanísticos. Esto contradice al POTA, pero además dicha declaración carece de baremos objetivos y se deja al dictamen discrecional de una comisión técnica, con lo que los proyectos golfistas podrán seguir vinculados con promociones inmobiliarias. Tampoco se obliga al riego con aguas depuradas, quedando abierta incluso la posibilidad de riego con agua potable.

Como novedad legislativa positiva destacamos la reciente aprobación del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, que viene a desarrollar la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y que tiene que actuar como herramienta disuasoria de las edificaciones ilegales que destrozan nuestro litoral.

Mediante su aplicación, los ayuntamientos andaluces podrán iniciar procedimientos de demolición de obras ilegales por vía de urgencia e imponer sanciones que impidan el beneficio económico de los infractores.
El Reglamento establece un procedimiento de urgencia para actuar sobre edificaciones claramente no legalizables que debe finalizarse en un plazo máximo de dos meses entre la notificación al interesado y el derribo (anteriormente el periodo mínimo de tramitación era de un año).
En cuanto a las sanciones, el principio es evitar siempre la posibilidad de beneficio económico del infractor. En el ámbito de las parcelaciones ilegales, se estipulan sanciones que en ningún caso serán inferiores al 150% del beneficio obtenido. Cuando sea imposible la ejecución material de una sentencia, se establecen indemnizaciones por equivalencia (en metálico o mediante cesión de terrenos), independientemente de las multas impuestas. La aplicación del Reglamento corresponde a los ayuntamientos, suponiendo éste probablemente su punto más débil, aunque la Junta de Andalucía también podrá utilizarlo de forma subsidiaria en aquellos casos en los que los ayuntamientos no respondan a su requerimiento de intervención.

La futura Ley del Agua de Andalucía, a expensas de resolver el caos parlamentario resultante de votar enmiendas incoherentes con el texto, representa un paso atrás en cuanto a una gestión sostenible del recurso hídrico para nuestra comunidad. No asegura el control de la demanda de agua, no precisa la preferencia de usos, no recoge medidas para controlar las extracciones ilegales y tampoco hay control de las aguas subterráneas, no limita los nuevos desarrollos urbanísticos ni la ampliación de los regadíos y restringe el canon de mejora para costear la depuración a usos domésticos.

Sobre reutilización de aguas depuradas, que establece las condiciones básicas para la reutilización de las aguas regeneradas y precisan la calidad exigible a estas aguas según los usos previstos, no se ha visto acompañado de experiencias reales en nuestros municipios.La Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA) entró en vigor hace dos años, pero a falta de desarrollo normativo, su aplicación es muy escasa. Por fin se anuncia el reglamento de control de la contaminación lumínica. La finalidad de la Ley es vital (“establecer un marco para la protección de la calidad del medio hídrico”), pero los instrumentos para aplicarla son aún inexistentes.

El Real Decreto 1620/2007 sobre reutilización de aguas depuradas, que establece las condiciones básicas para la reutilización de las aguas regeneradas y precisan la calidad exigible a estas aguas según los usos previstos, no se ha visto acompañado de experiencias reales en nuestros municipios.


1.-Novedades positivas para la provincia de Cádiz:

- La entrada en vigor el pasado 8 de mayo del Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía (Decreto 60/2010) que desarrolla la LOUA y permite a los ayuntamientos iniciar procedimientos de demolición de obras ilegales por vía de urgencia (marcando un plazo máximo de 2 meses entre la notificación al interesado y el derribo), e imponer sanciones que impidan el beneficio económico de los infractores

- El futuro parque eólico marino en Chipiona de 400 megavatios de potencia (132 aerogeneradores), promovido por la empresa Magtel y con participación del municipio y la Universidad de Cádiz:

- La ampliación de la depuradora Rota-La Ballena. Finalización de la de Vejer. Continuación de las obras de las depuradoras de Chipiona y Algeciras, que afectarán al vertido correspondiente a casi 200.000 personas en los meses de verano.

- Desestimación por la Consejería de Medio Ambiente de las 500 viviendas ilegales (“palafitos”) que el ayuntamiento de Cádiz pretendía erigir en plena lámina de agua a la entrada de la ciudad.

- La ampliación que anuncia la Demarcación de Costas a 200 metros de zona de servidumbre de 24 tramos de litoral gaditano, afectando a 16 municipios y 187 Kms. También el proyecto para la recuperación de 5 salinas en Puerto Real ( El Carmen de S. Miguel, Patrocinio, S. Fernando, Divina Pastora y La Atravesada) y la rehabilitación de los molinos de mareas de San José y Zaporito, además de las baterías defensivas de San Genís y Urrutia, en la Punta del Boquerón.

- La campaña “Playas Vírgenes de Cádiz”, con patrocinio de la Diputación Provincial, pretende resaltar la excelsa situación de cinco playas gaditanas: Punta del Boquerón- Camposoto (San Fernando), Castilnovo (Conil), Los Bancos- Trafalgar (Barbate), La Hierbabuena (Barbate) y El Cañuelo (Tarifa):

2.- Novedades negativas en la provincia de Cádiz:

- El paso atrás dado por la Junta de Andalucía en la regulación de la pesca de la angula en el Guadalquivir. Aunque la moratoria de pesca se mantiene de forma titubeante, no se ha publicado el decreto correspondiente ni se ha aprobado el plan de conservación de la especie, a pesar de la obligación legal, de los acuerdos unánimes del Comité de Pesca y del Consejo Andaluz de Biodiversidad y de los informes científicos concluyentes. Es un hecho científicamente probado, que la pesca ilegal, hasta ahora, de las angulas (Anguilla anguilla) en el Guadalquivir, suponen un serio impacto en los recursos pesqueros de todo el estuario, al capturar junto a la especie objetivo a otras muchas en sus fases de larva o inmaduras, de tal manera que por cada kilo de angula se llegan a capturar hasta 66 kilos de otras especies, entre ellas el langostino.

- La modificación vergonzante de la Ley 22/1988 de Costas, recurriendo al subterfugio de una disposición final, ¡en una Ley General de Navegación Marítima!, que permite que las concesiones otorgadas sean transmisibles “inter vivos”, con lo cual se consolidan de forma injustificable las ocupaciones del dominio público marítimo-terrestre. Con esta reforma se permite la venta de las casas construidas antes de la Ley desde la ribera del mar hasta la línea de dominio marítimo-terrestre y que son propiedad del Estado. Sus usuarios tenían un periodo de 30 años, prorrogable por otros 30, para su disfrute. Así se revalorizan y dificultan su adquisición pública.

- El avance del nuevo PGOU de Vejer para El Palmar, que contempla la legalización de todas las viviendas ilegales y la construcción de 5.806 nuevas viviendas, un mínimo de 3.300 plazas hoteleras y uno o dos campos de golf.

- La ampliación de Atlanterra. El ayuntamiento de Tarifa aprobó el plan (parcial SA-1 Cabo de Plata) de ampliación de Atlanterra. Se prevé la construcción de 1000 viviendas, 1300 plazas hoteleras y un campo de golf. Todo ello con el respaldo de la Agencia Andaluza del Agua. Otro gran núcleo urbanizador, Cortijo del Moro, también amenaza a la espalda de Atlanterra con 1.350 plazas hoteleras , 1.100 viviendas y dos campos de golf.

- La enorme ampliación del Puerto de Tarifa, que supondrá la destrucción de ecosistemas de alto valor ecológico:

- La continuación de las maniobras militares en El Estrecho, con secuelas muy graves sobre las riquísimas poblaciones de cetáceos (delfines, orcas, marsopas,..) y quebranto en el emergente ecoturismo de avistamiento de estos mamíferos marinos.

- La crónica situación ambiental y sanitaria degradada en la bahía de Algeciras. La contaminación de Acerinox, CEPSA, la central térmica de Los Barrios y las demás centrales de gas natural, ocasionan importantes problemas ambientales y de salud. El incremento del tráfico marítimo y de las gasolineras flotantes, las aguas residuales sin depuración o mal depuradas,… componen un panorama desolador en la bahía de Algeciras.

Urbanización:

El crecimiento de la urbanización sigue siendo la mayor amenaza para el litoral. En los núcleos calificados con banderas negras (El Ancla y La Inmaculada, Fuentebravía, La Barrosa- Novo Sancti Petri, Roche, El Palmar, Atlanterra y Caños de Meca) continúa la urbanización. Sigue creciendo el gigantesco núcleo de La Ballena.

También vemos con preocupación los 11 nuevos proyectos de puertos deportivos o ampliaciones que Obras Públicas proyecta en la provincia de Cádiz (2.334 nuevos amarres, destacando el de Tarifa), porque agravarán la contaminación y la cementación de la costa.

El Informe Auken del Parlamento Europeo daba un fortísimo varapalo a las autoridades españolas por no haber sabido/podido/querido atajar el desmadre urbanístico de estos últimos años, en particular en el borde litoral:

“La crisis financiera mundial, con lo que ella implica, ha tenido claras y duras consecuencias en el sector español de la construcción, lo que representa una tragedia para los trabajadores afectados. No obstante, ya antes de los acontecimientos acaecidos en otoño de 2008, este sector se encaminaba al desastre. Los años de urbanización masiva y destrucción del litoral que han conllevado considerables beneficios financieros para el sector y excesos de construcción masiva (puesto que en la actualidad existen un millón y medio de viviendas de nueva construcción esperando comprador y unos cuantos campos de golf), basados en las irracionales y codiciosas suposiciones de los promotores inmobiliarios y urbanizadores, dan ahora paso a una terrible recesión en el país.

Las autoridades españolas, concretamente las autonómicas, siguen sin querer reconocerlo, mientras que las víctimas se cuentan por miles. En muchas ocasiones, su actitud ha sido como mucho condescendiente respecto a los derechos de propiedad individual; en los peores casos, ha resultado totalmente desdeñosa.

Se han producido daños paisajísticos, como ponen de manifiesto numerosos informes de referencia, mientras que los proyectos urbanísticos pendientes persisten como espadas de Damocles de hormigón sobre un gran número de comunidades costeras y rurales. Es por este motivo que la Resolución pide a las autoridades locales que suspendan y revisen los proyectos existentes y que no procedan hasta que se haya demostrado su sostenibilidad, con la participación de las comunidades locales en su elección, y se hayan garantizado salvaguardias medioambientales”.

Vertidos y depuración:

Desde el 1 de enero del 2006 los municipios con más de 1.500 habitantes tienen obligación legal de depurar sus aguas residuales (desde el 1 de enero de 2001, los de más de 15.000 habitantes-equivalentes tenían la misma obligación, por una directiva europea ¡de 1991!)-

No obstante, 4 municipios siguen vertiendo, sin ningún tipo de depuración, 18 millones de metros cúbicos anuales (el 29 % del agua vertida al mar): Chipiona, Vejer, Tarifa y Algeciras: 180.000 personas censadas (y un número muy superior durante los meses de verano) que representan el 27 % de la población del litoral. Destaca Algeciras que, con más de 100.000 habitantes, sigue vertiendo todas sus aguas residuales a la Bahía. La depuradora de Vejer está terminada y los vertidos agrupados, por lo que no es admisible que todavía continúe parada. La depuradora de Zahora-El Palmar- Los Caños no ha pasado de la fase de proyecto, al igual que las de Barbate (nueva) y Tarifa.

Sigue la construcción de las EDAR de Chipiona y Algeciras. Únicamente 3 de los 16 municipios litorales realizan una depuración satisfactoria: Chiclana, Conil (excluyendo a Roche) y La Línea.

El resto de los municipios presentan deficiencias, bien porque no cuentan con estaciones depuradoras (Chipiona, El Palmar, Caños-Zahora, Barbate, Tarifa, Algeciras y Gibraltar), o bien porque superan los límites de vertido legales. Al carecer estas EDARs de tratamiento terciario, la necesaria reutilización de las aguas regeneradas se torna imposible, además de generar malos olores de forma crónica (por ejemplo, en la depuradora Cádiz-San Fernando). Se trata de un incumplimiento legal y un despilfarro inversor totalmente inaceptables.

El gobierno andaluz aprobó en 2009 un plan de depuración de 44 millones de euros, construyendo 300 depuradoras en Andalucía e instalando colectores. Seguimos insistiendo en la necesidad de asegurar el funcionamiento correcto de estas infraestructuras hidráulicas, garantizando su financiación.

La Comisión Europea ha denunciado a principios de mayo a España e Italia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por su prolongado incumplimiento de la normativa de la UE sobre depuración de aguas residuales urbanas, tras dos apercibimientos anteriores. Entre las grandes ciudades que todavía no disponen de un tratamiento de aguas residuales adecuado se encuentra Algeciras.

“Es inadmisible que hayan transcurrido más de ocho años desde el vencimiento del plazo y que todavía Italia y España sigan sin dar cumplimiento a esta normativa tan importante (Directiva sobre el Tratamiento de las Aguas Residuales Urbanas), por lo que la Comisión se ve obligada a someter estos asuntos al Tribunal de Justicia de la UE”, subrayó Janez Potok, Comisario de Medio Ambiente.

La Comisión lleva a Italia y España ante el Tribunal de Justicia de la UE por infringir la Directiva sobre el Tratamiento de las Aguas Residuales Urbanas de 1991, en virtud de la cual Italia y España tenían de plazo hasta el 31 de diciembre de 2000 para implantar sistemas adecuados de recogida y depuración de aguas residuales en las zonas urbanas de más de 15 000 habitantes.

En 2004 se envió a ambos países una primera carta de apercibimiento al haberse recibido información que demostraba que un considerable número de ciudades no cumplía las disposiciones de la Directiva. Se envió una segunda y última carta de apercibimiento a España en diciembre de 2008 y a Italia, en febrero de 2009.

En palabras del comisario de medio ambiente: “Las aguas residuales urbanas no depuradas constituyen un peligro para la salud pública y la fuente más significativa de contaminación en aguas costeras e interiores”. Pueden estar contaminadas por bacterias y virus nocivos, presentando, así, un riesgo para la salud pública. Además, contienen nutrientes, como nitrógeno y fósforo, que dañan tanto las aguas dulces como el medio marino al favorecer la eutrofización o proliferación excesiva de algas que asfixian otras formas de vida.

En el caso del litoral de Cádiz , las intensas corrientes y mareas reducen el peligro sanitario. Sin embargo, el mayor peligro es el efecto de la contaminación orgánica sobre los ecosistemas marinos. Las aguas litorales y marinas del Golfo de Cádiz albergan una gran biodiversidad que todavía no se conoce bien (Praderas de fanerógamas marinas (Cymodoea nodosa y Zoostera nolti), praderas de algas, fondos rocosos, volcanes de fango) y que está minimamente protegida (únicamente en el litoral :parque natural del Estrecho). Las principales amenazas para esa biodiversidad son los vertidos y la sobrepesca. Los vertidos masivos de aguas residuales como los que ocurren en nuestro litoral producen el fenómeno denominado “eutrofización” agotando el oxigeno en zonas afectadas, “zonas muertas”, de las que desaparece la mayor parte de la vida y degradando zonas más amplias. Un ejemplo podría ser la degradación que está sufriendo la pradera marina cercana a los Corrales de Rota.

La situación de los vertidos en la bahía de Algeciras sigue siendo preocupante. A los vertidos urbanos se suman los industriales: CEPSA (5 millones de metros cúbicos anuales), Acerinox y Centrales Térmicas.
Las “gasolineras flotantes” que suministran combustible albergan 300.000 tn en peso muerto en la Bahía de Algeciras y se estima que se trasvasan 5 millones de toneladas de combustible al año de esa forma.

Las denuncias contra buques se han multiplicado, la Unión Europea- la Comisión de Peticiones del Parlamento- ha abierto expediente contra las 3 gasolineras flotantes que tienen acumuladas 300.000 Tn de fuel en peso muerto-fondeado en la bahía de Algeciras- para trasvasar a otros buques.
Se han producido dos vertidos importantes desde barcos: el buque MSC Shenzhe arrojó 300 toneladas de fuel pesado en el astillero de Crinavis (San Roque) el 29 de octubre: el mayor accidente de este tipo en la Unión Europea el año pasado. Varias playas de la Bahía quedaron contaminadas (adjuntamos foto playa Rinconcillo).

El 13 de diciembre el buque “ro-ro” 'Ropax-1″ perdió 40 toneladas de fuel tras chocar con una monoboya de Cepsa.

El 22 de diciembre, los Vemaoil XXI y IX, 2 de las grandes gasolineras flotantes naufragan junto a la Línea por el temporal. Afortunadamente encallaron en arena y no se produjo vertido. Un buen número de incidentes semejantes se han producido durante los temporales de invierno.
Continuó el trasiego de submarinos nucleares: en enero uno más visitó Gibraltar. En marzo la gasolinera flotante Venture quedó a la deriva durante 2 días en la bocana de la Bahía con 100.000 Tn de combustible.


DEPURADORAS: RESUMEN DATOS DE 2009:

La situación aparece reflejada en la tabla siguiente (son datos de 2009). De los 22 núcleos de población que aparecen en la misma solo 4 realizan depuración primaria y secundaria de forma satisfactoria, (Chiclana, La Barrosa, Conil, La Línea y Guadacorte), cumpliendo la normativa de depuración.

Solo 3 depuradoras realizan depuración hasta el nivel terciario (Chiclana, La Barrosa y Rota, en parte), necesario para garantizar la reutilización de las aguas residuales. Este debería ser el objetivo a conseguir en todos los municipios litorales, al amparo del Decreto 43/2008.

Situación comparada de la depuración de aguas residuales en los núcleos de población del litoral gaditano (basado en datos analíticos oficiales de la Consejería de Medio Ambiente del 2009)

Las muestras tienen carácter legal y pueden servir para hacer denuncias si no cumplen los requisitos legales (R. D. 509/1996 BOE 29 marzo 1996).

Los demás núcleos de población siguen infringiendo la legislación y contaminando el litoral:

El total de vertidos es de unos 62 hectómetros cúbicos, de los que se reutiliza solo el 4 % (Rota y Chiclana). El 96 % de los vertidos van al mar sin reutilizarse (59 hectómetros cúbicos). Este volumen se aproxima al volumen del trasvase Guadiaro-Majaceite y a un 27 % del consumo de los regadíos de la provincia de Cádiz.

1ª línea: datos informe Banderas Negras 2010 (datos EDARs 2009)
2ª línea: datos del año anterior
( ) Nº muestras en cada caso
Núcleo de población

PDF - 93.9 KB
Tabla de datos de depuración 2009

(Fuente: Delegación Provincial de Medio Ambiente de Cádiz)

Este gráfico es revelador de la situación verdaderamente inaceptable en que se encuentran los municipios gaditanos litorales del norte y sur de nuestra provincia: Chipiona, parte de Barbate, Tarifa y Algeciras no depuran sus aguas residuales (en negro en el mapa). Los Barrios y San Roque lo hace con mucha precariedad (colores rojo y naranja). A este respecto, Ecologistas en Acción Cádiz agradece la transparencia informativa de la Delegación de Medio Ambiente de Cádiz, al ofrecer los datos de depuración de los municipios costeros y esta cartografía sin reservas; lástima que esta información continúe vedada en otras delegaciones.


INFORME DETALLADO

BANDERAS NEGRAS CÁDIZ 2010:

16 Banderas Negras, una más que el año pasado. Se añaden 2 nuevas banderas en Sanlúcar y Rota, ambas por vertidos de aguas residuales. En la Bahía de Algeciras se sustituyen 2 banderas negras (Fondos junto a Acerinox y playa CEPSA), por una nueva bandera más genérica: Litoral entre los ríos Palmones y Guadarranque.

1ª.- Zona de playa comprendida entre Bonanza y Bajo de Guía, en Sanlúcar de Barrameda. Nueva: Pn→BN

Exposición de motivos:
Por vertidos continuos de aguas residuales a la playa a través del arroyo del “Salto del Grillo” y, filtraciones y vertidos de la tubería principal del alcantarillado que recorre más de un kilómetro de playa enterrada en la arena entre el Baluarte de San Salvador y Bajo de Guía.

El vertido del arroyo del Salto del Grillo procede de un conjunto de viviendas del barrio alto de la ciudad (Camino de Sevilla), estimándose en unos 800 m3 diarios. La canalización al DPMT la construyó el ayuntamiento. La tubería del alcantarillado que discurre por la playa es antigua y se ha roto con los temporales de este año. Actualmente vierte también a la playa.

La bandera negra se justifica porque la situación ha empeorado, los vertidos se realizan a la misma playa y hay riesgo sanitario par los usuarios.
Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Sanlúcar y Ayuntamiento.

Arroyo del Salto del Grillo. Vertido de aguas residuales procedente del arroyo y de la rotura de una tubería principal del alcantarillado enterrada en la playa (Sanlúcar de Barrameda).

2ª.- Playas de Camarón, Cruz del Mar y Regla, en Chipiona

Exposición de motivos:
Por el vertido de todas las aguas residuales urbanas sin depurar (de 18.000 habitantes censados, superando los 60.000 en los meses de verano: 3,5 millones de metros cúbicos), que van al mar por un emisario submarino de 2800 metros, de 20 años de antigüedad y presenta deficiencias de mantenimiento.

La construcción de la depuradora que se inició en septiembre de 2.007 (en la zona denominada las Manchuelas, a unos 3 km del casco urbano en dirección a Rota y a una unos 2 km de la playa), se encuentra casi terminada. Sin embargo, problemas técnicos de construcción impedirán que entre en funcionamiento a corto plazo.

El vertido de la EDAR, en lugar de realizarse a través de un emisario submarino, podría hacerse a un arroyo-canal que desemboca a la playa, lo que podría ocasionar riesgos sanitarios.

Se sigue renovando la red de alcantarillado del municipio, lamentablemente sin hacer una separación entre las aguas de lluvia y las residuales. Cuando llueve abundantemente, una mezcla de aguas pluviales y residuales se vierte a las playas de Regla y Cruz del Mar, a través de varios aliviaderos.

Si bien no hay evidencias de contaminación en la playa, mantenemos la bandera negra por el grave incumplimiento de la legislación sobre vertidos, el dudoso estado del emisario submarino y la degradación ecológica sobre los ecosistemas litorales de un vertidos tan grande de materia orgánica.
Fuente de datos: Grupo Ecologista CANS (Club de amigos de la Naturaleza Scipionis).

3ª.- Playa urbana de la Costilla, en Rota. Nueva: Pn→BN

Exposición de motivos:
Por el vertido sin depurar durante los meses de verano de más de la mitad del volumen de las aguas residuales del municipio a través de un emisario submarino frente a la playa de la Costilla.

Esto se debe a que la depuradora municipal tiene que atender a la depuración de las aguas procedente de Rota y Costa Ballena ( CB-Rota y CB-Chipiona). Prácticamente con la población del municipio (28.500 habitantes ) ya funciona al 100%. En los meses de verano la población se triplica y la depuradora no tiene capacidad técnica para depurar todas las aguas residuales.

Ya existe un proyecto de ampliación de la EDAR, que se encuentra en situación de trámite en la Agencia Andaluza del Agua. Frente a ello, la Junta de Andalucía ha aprobado la ampliación del tratamiento terciario en Costa Ballena (vinculada al proyecto de ampliación de la zona de Chipiona): la casa por el tejado. Denunciamos la falta de previsiones de la Junta de Andalucía al permitir la ampliación de macrourbanizaciones o incluso las ampliaciones urbanísticas de las poblaciones, sin antes haber asegurado la capacidad de los municipios para resolver problemas de infraestructura, como es la depuración de las aguas residuales.

Además, cuando llueve con cierta intensidad, las aguas residuales y pluviales se vierten a la playa por tres puntos (RO-2, RO-3 y R O-4).

Por ello creemos que esta situación en una de las playas más emblemáticas de la población y que ha venido contando en numerosas ocasiones con el galardón de bandera azul, merece una BANDERA NEGRA, hasta que no se dé solución al problema de los vertidos por aguas residuales.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Rota y Ayuntamiento.

4ª.- Playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María

Exposición de motivos:
Construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, provocando continuas pérdidas de arena. Regeneración periódica e inadecuada, utilizando incluso calcoarenitas de cantera, que se ha repetido este año tras la pérdida total de la arena de la playa en los temporales del pasado invierno. En las dos últimas décadas la Demarcación de Costas ha gastado 2.556.242 € en diez actuaciones que han terminado siempre igual, tras el espejismo turístico del verano se vuelve a perder la playa. Le han afectado los espigones de la Base Naval de Rota al interrumpir la corriente de deriva litoral y, además, se ha construido otro espigón que la separa de la colindante playa del Almirante. El problema de la pérdida de arena se agrava año tras año. Se ha denunciado esta situación en multitud de ocasiones ante el Ayuntamiento y la Demarcación de Costas, que sigue justificando lo injustificable.

Toda la urbanización se ha ejecutado en función del PGOU aprobado por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en 1992.

Fuente de datos: datos de los proyectos de “regeneración” de la playa de la Demarcación de Costas y propios de Ecologistas en Acción de El Puerto a lo largo de 20 años de seguimiento anual de estas actuaciones.

5ª.- Playas de El Ancla y La Inmaculada, en El Puerto de Santa María

Exposición de Motivos:
Urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares, la “Arboleda Perdida”, de Rafael Alberti. Destrucción de hábitats de especies protegidas (camaleón y sabina). Ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación de zonas de alto interés ecológico, paisajístico e histórico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia. Hay multitud de denuncias administrativas al Ayuntamiento y a la Consejería de Medio Ambiente.

Toda la urbanización se ha ejecutado en función del PGOU aprobado por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en 1992.

Fuente de datos: PGOU de El Puerto de Santa María y datos propios de Ecologistas en Acción de El Puerto a lo largo de 20 años.

6ª.- Playa de la Casería, en San Fernando

Por la construcción, a escasos metros de las aguas de la Bahía y del Parque Natural, de siete torres de 16 plantas de altura (3 de ellas ya construidas), en contra de los informes de la Junta de Andalucía. Las obras infringen la Ley de Costas, que prohíbe las pantallas arquitectónicas en las zonas próximas al litoral. En este caso la pantalla visual impedirá la vista del saco interior de la Bahía desde la zona norte de San Fernando. Los equipamientos previstos invadirán también la zona de servidumbre de protección.

Actuando con negligencia y con bastante tardanza, la Consejería de Obras Públicas impugnó judicialmente la licencia de obras otorgada por el Ayuntamiento. Este recurso continúa pendiente de fallo. Las tres torres que promueve Arenal 2000 están prácticamente finalizadas, pero sin licencia de ocupación; de las restantes, el derrumbe de la burbuja inmobiliaria impedirá su construcción . En el auto judicial que deniega la paralización, se reprocha a la Junta de Andalucía la tardanza en actuar (sólo lo hicieron cuando la presión de Ecologistas en Acción la dejó sin argumentos). También la Consejería de Medio Ambiente ha abierto expediente sancionador a la Junta de Compensación por la realización de actuaciones en la zona de servidumbre de protección sin los correspondientes permisos. Por otra parte, el ayuntamiento de San Fernando, con los votos favorables de PA y PP, ha aprobado una modificación del PGOU para consolidar este modelo de torres junto a la Bahía de Cádiz en terrenos de la antigua fábrica de San Carlos, colindantes con la Casería.
La bandera negra continúa estando más que justificada.

7ª.- Playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana

Litoral ocupado completamente de hoteles, urbanizaciones y campos de golf, hasta el límite del término municipal de Conil. La ocupación intensa del territorio para uso residencial continua desarrollándose hacia el interior de la Loma del Puerco.

Se han sepultado cordones dunares, arrasado pinares y eliminado diversos ejemplares de especies vegetales de gran valor como la planta insectívora Drosophyllum lusitanicum, el enebro marítimo y la camarina, con alteración irreversible de sus hábitats. Se ha ocupado terreno de dominio público marítimo terrestre y la servidumbre de protección. Se han ocupado vías pecuarias. Se ha construido un paseo adoquinado sobre el acantilado y dunas con una anchura de 3m, de largo recorrido (de Torre del Puerco a La Barrosa) y hay un nuevo campo de golf (Campano). Lamentable la situación de la zona conocida como “Loma del Puerco” o “Loma de Sancti Petri”. La densificación y lo aparatoso del hotel que soporta suponen un atentado, no solo al medio ambiente litoral, sino al buen gusto y al sentido del goce y disfrute. Y a pesar de todo, a esta playa se le sigue dando Bandera Azul!.

El pinar del Hierro, un enclave botánico de extraordinario valor, sigue amenazado. La restauración, por parte del infractor (promotor inmobiliario), de las 23 hectáreas destruidas en el año 2000 (ordenada por sentencia firme del TSJA), aún no se ha realizado. La Consejería de Medio Ambiente permite urbanizar parte del pinar. Los terrenos arrasados continúan siendo urbanizables, aunque la sentencia firme del TSJA en la práctica debería asegurar la protección del pinar durante un periodo de 20 años (periodo en que se estima la restauración ordenada).

El más claro ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación y destrucción de zonas de alto interés ecológico y paisajístico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia: Bandera negra consolidada.

8ª.- Playa y acantilado de Roche, en Conil

El deterioro y erosión del acantilado de la playa, el escaso cuidado por evitar el efecto apantallamiento, la imposibilidad de pasear por el borde de la playa, la destrucción continua de especies protegidas como el enebro marítimo y la mala o nula depuración de las aguas urbanas, mantienen a la playa de Roche con el distintivo de BANDERA NEGRA.

Continúa la erosión y deterioro del acantilado de la urbanización Roche por exceso de urbanización hasta su borde; se pierde vegetación y, con ello, el suelo pierde sujeción, agrandándose las cárcavas por la rápida caída de las aguas de lluvia.

El apantallamiento de las casas en el borde es notorio y sus propietarios se han apropiado de la Servidumbre de Protección del DPMT. Con ello, la urbanización Roche es una urbanización playera desde la que es difícil ver el mar. La Demarcación de Costas del MMARM ha realizado un proyecto de paseo por el borde del acantilado; sin embargo, no entendemos por qué no se ejecuta ya.

Los numerosos enebros que se encuentran en los acantilados de Roche y en los de las calas cada año están más amenazados. En peor situación se encuentra el Timus albicans o tomillo blanco, especie igual que el enebro en peligro de extinción y mucho menos conocida.

La depuración de las aguas de la urbanización es a todas luces defectuosa: la depuradora no limpia; llega incluso a ensuciar, vertiendo aguas al mar con más sólidos en suspensión que los que entran. Esta depuradora sigue siendo desastrosa por dos motivos más:

- No tiene separación de pluviales y fecales, rebosando y desbordando sus aguas sucias hasta el mar y la playa, hecho que ocurre cada vez que coincide alta ocupación en la urbanización con lluvias importantes. Este desbordamiento se puede considerar un escandaloso vertido puntual que contamina la arena (se llegan a hacer charcas con el agua de la depuradora) y las aguas de baño de la playa.

- Tiene un emisario submarino insuficiente, de solo 500 metros, cuando debería ser por Ley de 2000 metros, con el peligro que esto supone para las playas próximas.

9ª.- Playa de El Palmar, en Vejer

Por el descontrol urbanístico actual y las aberrantes y predadoras propuestas futuras, adjudicamos a la zona el distintivo de BANDERA NEGRA.

La aprobación del Plan Especial de El Palmar en año 2003 no ha conseguido resolver el caos urbanístico del espacio. A la zona se le ha dotado de suministro de agua potable (ya conectado al sistema general de la Zona Gaditana), pero los vertidos de todas las construcciones ilegales y legales continúan sin depuración; el acuífero está contaminado y continúa salinizándose por las continuas extracciones ilegales.

El Ayuntamiento de Vejer pretende instalar en sus 270.000 m2 dos apartahoteles que supondrán un total de 650 habitaciones y 1.300 plazas hoteleras.

Se trata de una de las escasas playas vírgenes que quedan en el litoral gaditano y forma un sistema único con la zona conocida como El Prado o Castilnovo en el término municipal de Conil, de la que es separada por el pequeño Rio Conilete. El conjunto es un prado, prolongación de la playa y su sistema dunar. A este sistema dunar le sigue una pequeña zona inundable y de incipiente marisma. Sobre esta zona inundable y su continuidad como prado ganadero se pretende instalar el “resort” de más de 600 habitaciones.
Se basa en el Plan Parcial “Malcucaña”, que aunque está aprobado municipalmente, no ha sido publicado en ningún boletín oficial. Este Plan Parcial es consecuencia de una Modificación Puntual del PGOU de Vejer para declarar estos terrenos urbanizables: es lo que se puede llamar “urbanismo a la carta”.

Las obras pretenden iniciarse en la segunda mitad de este 2010, según palabras del Alcalde, el socialista Antonio Verdú:

Para todos estos desarrollos turísticos no se planifica ninguna EDAR en sus proximidades. Solo se prevé la instalación de una en el término municipal de Barbate para uso de El Palmar, Zahora y Caños de Meca y de la que solo se indica que se situará en la zona norte de Zahora, proyecto que no ha pasado del papel.

10ª.- Playa de Caños de Meca (Mari Sucia, Los Castillejos y La Laja) y Tómbolo de Trafalgar, en Barbate

Caños de Meca continúa sin depuración de las aguas fecales, sin red de abastecimiento de agua potable, sin alcantarillado, vertiendo sus aguas residuales al acuífero o al mar, con el acuífero costero contaminado y sometido a extracciones incontroladas.

La depuradora de la urbanización “Playas del Estrecho” no garantiza el saneamiento de las aguas residuales.

La arena de la playa de Los Castillejos está contaminada. Y mientras, el proyecto de la Delegación de Obras Públicas de construir una depuradora conjunta para El Palmar, Zahora y Caños de Meca, sigue sin ver la luz.
Transcribimos directamente la siguiente frase tomada del Atlas Hidrogeológico de la provincia de Cádiz (2005):“ En Los Caños de Meca, la superposición de pozos de abastecimiento , la inexistencia de redes de saneamiento y la utilización de los productos químicos requeridos por la agricultura, configuran una zona de riesgo para la salud pública y el medio ambiente”.

La Agencia Andaluza del Agua tiene en proyecto la construcción de una EDAR para Zahora-El Palmar-Caños de Meca, presupuestada en 6 millones de €, pero no ha pasado de borrador.

Los hoteles Robinson Club e Hipotels se pretendían construir en terrenos No Urbanizables (cuando en Caños de Meca quedan terrenos Urbanizables sin desarrollar), en el contacto con el DPMT y por tanto ocupando la Servidumbre de Protección de dicho dominio, y en zona LIC de la Red Natura 2000: la crisis económica y falta de financiación parece que evitará su construcción. Además se trata de un espacio donde se ha invertido dinero público de un proyecto LIFE para mejorar la protección y conservación natural.

11ª.- Playa de El Carmen, en Barbate

La depuradora, construida hace más de ocho años, solo lleva dos de funcionamiento. No obstante, la depuración es deficiente tanto en SS, DBO y DQO. Las analíticas oficiales confirman que los vertidos presentan niveles de contaminación muy por encima del máximo permitido por la ley.
El vertido se realiza al río Barbate ya de por sí muy contaminado por las aguas residuales de Vejer, Zahara de los Atunes y los regadíos de su cuenca media y baja.

La Agencia Andaluza del Agua pretende construir una nueva depuradora que trataría las aguas residuales de Zahara y Barbate, presupuestada en 12 millones de €, pero tampoco ha pasado del borrador.

Lamentamos que la Playa de la Hierbabuena, próxima al P.N. de La Breña y Marismas del Barbate, presente en demasiadas épocas del año (sardinadas, romerías,…) un deplorable estado de limpieza. Las marismas del Barbate también padecen el vertido de escombros y otros RSU.

Mantenemos la bandera negra por considerar que la depuración es muy deficiente y el vertido no es al mar por un emisario, sino al río Barbate, muy próximo a la desembocadura. La playa del Carmen es urbana y está pegada a la desembocadura.

Queremos también reseñar como impacto negativo la futura ampliación de las instalaciones de Montenmedio. Esperemos que Montenmedio sea el punto de inflexión (y de no retorno) para que las administraciones y la sociedad en general comprendan que lo importante es prevenir impactos ecológicos e infracciones legales para evitar finales traumáticos. Si no se hubiera construido Montenmedio, no habría ahora que demolerlo. Ecologistas en Acción exige a la Consejería de Medio Ambiente que proceda a la clausura del campo de golf y a su repoblación para restaurar el bosque que fue destruido por IBERCOMPRA.

También son de lamentar los incendios que de manera recurrente afectan al campo de adiestramiento de la Armada de El Retín, que sin embargo cuenta con certificación medioambiental.

12ª.- Playa de Atlanterra, en Tarifa

Edificaciones desmesuradas ocupando ilegalmente suelo que no está clasificado como urbano. Destrucción de cordones dunares de alto interés ecológico. Carencia de infraestructuras básicas para el suministro de agua y la depuración de los vertidos. La depuradora de la urbanización es totalmente insuficiente para la magnitud de vertidos que recibe, sobre todo en verano, e incumple los límites de contaminación.

Se está gestando otro gigantesco núcleo urbanizador en el litoral gaditano. Más razones para una bandera negra consolidada. Particularmente grave es la aprobación por el Ayuntamiento de Tarifa y la Junta de Andalucía del Plan Parcial SA-1 Cabo de Plata, un nuevo macroproyecto urbanístico junto a Atlanterra. Se pretende ampliar la monstruosa urbanización ya existente recalificando una superficie de 1.279.780 m2, incluyendo un campo de golf de 829.929 m2, 1.035 viviendas y 1.300 plazas hoteleras.

13ª.- Playa de Los Lances, en Tarifa

Vertidos directos a la playa a la altura de la urbanización de Las Cañas. El municipio de Tarifa, con más de 20.000 habitantes, no depura sus aguas residuales, solo posee un emisario que “aleja” las aguas contaminadas después de un mero pretratamiento. Es frecuente, sobre todo en invierno, ver manchas grandes de contaminación en las cercanías de la playa al soplar el Levante. Parte de las aguas residuales se vierten por la tubería directamente a la playa, lo que constituye una situación de riesgo sanitario. Los vertidos se producen a unos doscientos metros mar adentro, llegando las aguas fecales a falta de la nueva estación depuradora.

Las obras de construcción de la depuradora están presupuestadas por la AAA en 6 millones de euros, pero no consigue avanzar en su tramitación.

Amenazas de urbanización del tramo costero entre Valdevaqueros, Los Lances y el núcleo urbano. La ampliación del puerto de Tarifa (un mega puerto 4 veces más grande que el actual) supondrá la destrucción de un conjunto de ecosistemas de alto valor ecológico.
Bandera más negra que nunca.

14ª.- Isla Verde, en Algeciras

Prácticamente todas las aguas residuales de Algeciras (más de ciento quince mil personas) vierten en este punto sin la más mínima depuración.
8 años después de su aprobación las obras de construcción de la depuradora pueden culminar para el año que viene. Parece que va a incorporar un sistema terciario que permitiría la reutilización de las aguas, una vez depuradas.

Mientras tanto la dura realidad es que desde enero del 2001 Algeciras infringe gravemente la legalidad en materia de depuración. Sigue la bandera negra, que sea por poco tiempo.

15ª.- Zona de litoral comprendida entre los ríos Palmones y Guadarranque y sus vegas bajas inundables. Nueva

El río Palmones, a su paso por Los Barrios (río Las Cañas), recibe todas las aguas residuales del municipio sin apenas depuración . Siguiendo el curso bajo del río, a la altura del puente de la autovía A7, existen aguas residuales de la zona baja de Algeciras. Los polígonos industriales vierten en la desembocadura (Paraje Natural río Palmones) aguas sin depurar. Esta zona protegida se ha visto afectada por vertidos procedente de buques que han naufragado. Rellenos de la ZAL en la vega del Fresno (río Palmones)
Al río Guadarranque van a parar las aguas residuales sin depurar de la Estación de San Roque, Taraguillas, los polígonos industriales de Los Barrios y Guadacortes, y a través del Arroyo de la Madrevieja las aguas residuales con un tratamiento deficiente de San Roque casco urbano. En ocasiones y con lluvias torrenciales existen lixiviados de aguas industriales contaminadas. Rellenos de la ZAL (Zona de Actividades Logísticas del Guadarranque) en la vega del Fresno.

Amenaza del POT sobre diversos espacios naturales de la Bahía de Algeciras, como las zonas inundables de los ríos Palmones y Guadarranque

16ª.-“Bunkering” en el Mar de Alboran, Estrecho de Gibraltar y Bahía de Algeciras. Litoral Gibraltareño

El trasiego de hidrocarburos que se hace de un barco a otro está ocasionando multitud de naufragios en nuestras costas y provocando vertidos continuos de hidrocarburos. Las “gasolineras flotantes” que suministran combustible albergan 300.000 tn en peso muerto en la Bahía de Algeciras. Este estrés a que se ha sometido la bahía de Algeciras con el trasvase de combustible, obliga a los buques (cargueros, petroleros,…), aprovechando el “paso inocente”, a navegar a medio nudo por el Mar de Alborán hasta que llega su turno de avituallamiento. Estos buques con mercancías peligrosas pululan por toda la costa Mediterránea y son una “espada de Damocles” para el Medio Ambiente y la economía de la Costa del Sol. Se estima que se trasvasan 5 millones de toneladas de combustible al año de esa forma.

Las denuncias contra buques se han multiplicado, la Unión Europea – la Comisión de Peticiones del Parlamento- ha abierto expediente contra las 3 gasolineras flotantes que tienen acumuladas 300.000 tn de fuel en peso muerto fondeado en la bahía de Algeciras para trasvasar a otros buques.
Se produjeron los vertidos de:

• El buque “ro-ro” 'Ropax-1', vertiendo 40 toneladas de fuel en la Bahía de Algeciras desde que chocó con una monoboya de Cepsa el pasado 13 de diciembre de 2009.

• El día 29 de octubre en el astillero de Carnaval en CRINAVIS (San Roque) trabajaba en el control y retirada de unas 300 toneladas de fuel pesado vertido por el buque MSC Shenzhen dentro del dique seco de Campamento (San Roque). El combustible mezclado con el agua marina obligó a evacuar hasta 1.000 toneladas de contaminante tras el incidente registrado un día antes durante las maniobras de atraque del citado buque, donde resultó dañado el casco. Parte de este combustible llegó a las playas de la Bahía de Algeciras.

• El 22 de diciembre de 2009 los buques tanques Vemaoil XXI y IX varan en la playa de Poniente de la Línea de la Concepción tras garrear por un fuerte viento. Estos buques gasolineras derivaron en fondos de arena y no se produjo vertido.

• El 29 de enero de 2010 sigue el rescate de buque Rhea, varado en la playa del Rinconcillo desde la madrugada. Otro naufragio como consecuencia de la mal gestión de fondeo de buques en la Bahía.

• En marzo de 2010 el buque Europa Venture garrea como consecuencia del fuerte viento, suelta otro ancla y, debido al temporal, se lían los eslabones de las anclas. Este buque queda a la deriva con cerca de 100.000 toneladas navegando 2 días en la bocana de la bahía.

Los temporales a finales de 2009 y principios de 2010 provocaron numerosas incidencias y llamadas al Servicio de Emergencias Coordinadas del 112 en Andalucía: anegaciones en garajes, sótanos, viviendas y carreteras cortadas. Los buques y el trasiego de combustible seguían sin ningún tipo de control. Las tres gasolineras flotantes: VEMABALTIC, EUROPA VENTURE y LEADER se resguardaban en aguas territoriales españolas (Mar de Alboran) al igual que otros petroleros de suministro.

Con el último submarino nuclear que nos visitó el día 15 de enero de 2010, el SSN 690 USS Philadelphia, acumulamos más de 50 visitas de submarinos nucleares al puerto militar de Gibraltar desde la marcha del HMS Tireless. Estas bombas flotantes aumentan el riesgo de contaminación en nuestras costas.

Vertidos de aguas residuales hacía la Bahía por el Guari y hacia Levante por Punta Europa. Vertidos procedentes de la reparaciones navales militares en el Puerto Militar.

Denuncias ante la UE. Amenazas intolerables por las visitas de submarinos de propulsión y armamento nuclear. Un submarino nuclear del ejército de EEUU ha permanecido recientemente en Gibraltar. Otros 4 submarinos nucleares hicieron escala en el mismo puerto el año pasado.


INFORME DETALLADO

PUNTOS NEGROS CÁDIZ 2010:

15 Puntos Negros, 9 menos que en el 2009: 4 pasan de punto negro a bandera negra: Bonanza-Bajo Guía (Sanlúcar), La Costilla (Rota), río Palmones (Los Barrios) y río Guadarranque (Los Barrios-San Roque); 4 que desaparecen de la lista: playa Micaela (Chipiona) que parece que va a ser conservada; río San Pedro (Puerto Real): por mejora del funcionamiento de la depuradora; playa del Chinarral (Algeciras): este año menos afectada por vertidos; y río Cachón (San Roque-La Línea): las aguas residuales han sido reconducidas a la depuradora de la Línea.

1º.- Playas de La Calzada y Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda

Exposición de motivos:
Por el vertido al mar de las aguas insuficientemente depuradas procedentes de la depuradora municipal a través de un emisario submarino. Por verter aguas fecales a través del Arroyo de San Juan y los aliviaderos (en época de lluvias) que desembocan en la playa urbana. Por la contaminación lumínica y despilfarro energético que suponen los 30 focos halógenos de 3.000 W cada uno.

Desde que la depuradora comenzó a funcionar hace más de 10 años, nunca ha tenido un rendimiento tan deficiente. Las analíticas oficiales (año 2009) indican que durante 11 de los 12 meses el agua vertida superaba ampliamente los máximos permitidos de contaminación.

Fuente de datos: Analíticas oficiales de la Consejería de medio Ambiente y seguimiento de Ecologistas en Acción de Sanlúcar.

2º.- Playa de Montijo, en Chipiona

Exposición de motivos:
Por haberse cortado por unos particulares el acceso principal a esta playa, contradiciendo lo establecido por la Ley de Costas y no haber actuado la Administración. Peligro de urbanización en parcela dentro de la servidumbre de protección (100 m). Reclamamos la adquisición por parte de la Administración y aplicando la nueva Ley del Suelo de la finca particular que dificulta actualmente con dichas actuaciones el disfrute de esta pequeña cala, entre Sanlúcar y Chipiona, y muy utilizada por los vecinos de la Jara.
Incumplimiento generalizado de la Ley de Costas en el tramo entre Sanlúcar y Chipiona: invasión de la servidumbre de paso y de protección (e incluso en algunos puntos invasión del dominio público marítimo terrestre), lo que impide recorrer la zona andando por el borde del acantilado.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Sanlúcar.

3º- Playa de La Ballena entre Chipiona y Rota

Exposición de motivos:
Prosigue la ejecución de la segunda fase de la gigantesca macro urbanización de Costa Ballena, el tramo de Chipiona. En total Costa Ballena (Rota-Chipiona) ronda las 40.000 plazas residenciales, más que los cascos urbanos de Rota y Chipiona juntos.

Se habla de la ampliación de La Ballena a la zona de Torrebreva (terrenos de los infantes de Orleáns) como otro gran proyecto de golf, pistas de entrenamiento deportistas nórdicos, hípica,….; en definitiva, geriátrico para el norte de Europa. Nuevos suelos se urbanizan o se plantea la necesidad de ampliar los ya existentes.

Consideramos punto negro por la especulación urbanística, el deterioro de la franja litoral y la creación de nuevos núcleos de población en lugar de potenciar turísticamente los existentes.

Durante esta primavera se está procediendo a realizar aportes de arena en la playa de Costa Ballena. Esta es una playa de “arena mojada”: cuando sube la marea, la playa de arena seca es mínima. Sin embargo, como la urbanización turística se realizó en torno a la playa hay que estar realizando estos aportes de áridos con frecuencia, máxime si el invierno ha sido de temporales como los que hemos tenido en este año 2010.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Rota.

4º.- Playas de Aguadulce (desde Punta Candor a Costa Ballena, en Rota)

Exposición de motivos:
La situación de construcciones y chabolas ilegales en este tramo de costa sigue sin resolverse. El año pasado denunciábamos que se había procedido por parte de nuevos propietarios que tienen sus casas en primera línea (casi arena mojada) a realizar protecciones de sus casas y tierras mediante la instalación de escolleras. Esto ha supuesto no solo un gran impacto paisajístico de la playa, sino que además impide el tránsito por la misma: ahora durante la pleamar, este tramo de costa se convierte en intransitable por el dominio publico, dado que el mar llega a las escolleras que se han instalado en la playa, todo ello con el permiso de Demarcación de Costas.
Este año se mantienen y aumentan las instalaciones de escolleras en los taludes de la playa. Esta zona debería ser objeto de un plan de recuperación del dominio público y un mayor rigor por parte del ayuntamiento de Rota para controlar las edificaciones ilegales. Los temporales de este año y la degradación que ha sufrido este tramo de la costa roteña , con gran perdida de arena y retroceso de la franja litoral, nos ratifican en la necesidad de un proyecto de la Dirección General de Costas para que se recupere y preserve el dominio público.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Rota.

5º.- Corrales de Rota

Exposición de motivos:
Por carecer de un plan de uso y gestión (aprobado en BOJA por la Consejería de Medio Ambiente), tras más de 8 años desde su declaración como monumento natural.

Tampoco existe un documento técnico sobre elementos arquitectónicos y un modelo de restauración de los corrales de pesca, por lo que ante nuevas actuaciones y reparaciones cotidianas sigue sin haber criterios objetivos para valorar técnicamente los proyectos. Todo sigue quedando a criterio de ingenieros y ecologistas.

Durante este año se ha presentado por parte del ayuntamiento de Rota un Plan de Uso y Gestión. Al mismo Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a su totalidad, sin que hasta la fecha se nos haya dado respuesta alguna. El Monumento Natural Corrales de Rota sigue sin tener un Plan de Uso y Gestión como recoge la ley, y no porque no se haya trabajado en ello, (se han presentado varios modelos en los que han colaborado ecologistas, mariscadores , técnicos de pesca, científicos , concesionarios de los corrales , SEPRONA, etc…), sino porque por cuestiones políticas han existido por un lado miedo y por otro intereses partidistas ajenos a la gestión del bien público. Instamos a que desde los diversos organismos públicos implicados en el espacio se resuelva de una vez por todas esta cuestión. La Administración (sobre todo la Consejería de Medio Ambiente) tiene que tomar una decisión para que de una vez por todas se regulen las actividades de forma clara e inequívoca, sin clientelismos ni oportunismos políticos.

Por ello, vemos oportuno el mantener la zona como punto negro por la oscuridad e incertidumbre en la que lleva más de un quinquenio.

El exceso de materia orgánica ha generado un gran deterioro , casi desaparición, de las praderas de fanerógamas marinas aledañas al monumento natural Corrales de Rota.

Después de un proyecto de recuperación del frente litoral elaborado por Ecologistas en Acción y ejecutado por Demarcación de Costas de Cádiz, más otros dos proyectos, encauzamiento del Arroyo Alcántara (Confederación Hidrográfica del Guadalquivir) y adecuación de las Instalaciones de la Batería de Costas de Punta Candor (Demarcación de Costas), el emblemático paraje de Punta de Candor está de pena. Se ha puesto todo el hormigón y el asfalto que los proyectos describían, pero no se ha movido un dedo en la recuperación medioambiental del mismo. Las actuaciones de la Administración han deteriorado si cabe aún más la zona. Del proyecto de Ecologistas en Acción sólo se ha hecho la mitad y ha servido para el ayuntamiento de Rota instale un chiringuito en plena duna (lugar de anidamiento de aves) en el único lugar que podíamos denominar como “playa virgen” de la costa Noroeste y junto al monumento natural Corrales de Rota. El acceso a la playa de Punta Candor no termina de recuperarse, ello intencionadamente, la mitad de la duna la viene ocupando año tras año un chiringuito y las instalaciones de playa.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Rota y Demarcación de Costas.

6º.- Playa del Chorrillo (Colindante con la Base Naval zona de Rota)

Exposición de motivos:
Una gran escollera perpendicular a la línea de playa que ha venido a sustituir a la antigua alambrada militar. Además de la escollera, la Demarcación de Costas ha dado permiso para levantar una alambrada para la seguridad de los bañistas de los Tercios de la Armada, que son los únicos autorizados para usar la playa, mientras en la otra zona se apiñan los “civiles”.

Con la excusa de la necesidad de realizar un espigón de protección al objeto de no perder los áridos aportados en la regeneración de esta playa, se ha levantado este muro que rompe el paisaje litoral. La escollera solo sirve como elemento de seguridad de las instalaciones militares de la Base Naval. Un proyecto del Ministerio de Medio Ambiente (Tercera fase del Paseo Marítimo y regeneración de la playa del Chorrillo ), ha encubierto unas obras de carácter militar que hacen más lejana la reivindicación ciudadana de usar este trozo del litoral que desde hace medio siglo tiene la población roteña.
Punto negro a una actuación de Costas (la construcción de la escollera), injustificada y que genera una degradación del litoral, manteniendo además la privatización del dominio público de una playa que se sitúa hoy día dentro de una de las zonas de mayor densidad de población de Rota.
Reivindicamos el uso público de la playa del Almirante y el paso a la misma a través de las escolleras construidas.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción de Rota.

7º.- Playa del Almirante, en El Puerto de Santa María

Exposición de Motivos:
Playa cerrada al público por las autoridades militares de la Base naval de Rota, estando prohibido el paso por la Zona de Dominio Público Marítimo Terrestre y su correspondiente zona de servidumbre de paso.

Fuente de datos: datos propios de Ecologistas en Acción de El Puerto

Vídeo del acto reivindicativo del uso civil de la playa:

8º.- Playas de Las Murallas y La Calita

Exposición de Motivos:
Vertido de aguas residuales insuficientemente depuradas a través de un emisario submarino desde la EDAR Las Galeras.

Fuente de datos: Analíticas de la Consejería de Medio Ambiente y observaciones propias de Ecologistas en Acción de El Puerto a lo largo de 20 años de seguimiento.

9º.- Playa del Aculadero

Exposición de Motivos:
Regeneraciones periódicas e inútiles de la playa afectando a zonas de arrecifes de alto valor ecológico y con un enorme despilfarro de fondos públicos. Se construyó un espigón para frenar la pérdida de la arena vertida artificialmente que se ha demostrado también inoperante.

Fuente de datos: datos de los proyectos de “regeneración” de la playa de la Demarcación de Costas y propios de Ecologistas en Acción de El Puerto a lo largo de 20 años de seguimiento anual de estas actuaciones.

10º.- Playa de La Victoria y Bahía de Cádiz

Por el enorme despilfarro energético, el coste económico y la agresiva contaminación lumínica que representan los más de 200 focos halógenos de alumbrado con 2.000 vatios de potencia cada uno, produciendo difusión del flujo luminoso hacia el cielo, intrusión lumínica y deslumbramiento.

Incumplimiento de la Ley Gica: “prevenir, minimizar y corregir los efectos de la dispersión de luz artificial hacia el cielo nocturno”. Orla de desperdicios y basuras que ribetean todo el borde costero de la Avenida de la Bahía y del casco antiguo de Cádiz, con vertidos episódicos en el interior de la Bahía.
El 2º puente sobre la Bahía, además del fortísimo impacto ambiental provocará un incremento del todo insostenible en el tráfico rodado.
Dentro de la obsesión de “ganar terreno” a la Bahía, nos oponemos al proyecto de relleno de nada menos que ¡38 hectáreas! que promueve la Autoridad Portuaria para el puerto de Cádiz. Serían 1.700 metros nuevos más de muelles y otra vuelta de tuerca más sobre el aterramiento continuo que soporta la Bahía gaditana, nada meno que en la linde justa del Lugar de Interés Comunitario (LIC) ES612009 “Fondos Marinos de Bahía de Cádiz”.
También percibimos como amenazas la idea del PGOU de ejecutar una red de senderos y embarcaderos en pleno parque natural de la Bahía (“parque metropolitano de Las Salinas”), el uso turístico de la salina San Félix, unidos a “equipamientos enfocados al ocio compatible con el medio ambiente”: la escasa sensibilidad ambiental del ayuntamiento gaditano, nos hace augurar lo peor.

El futuro sendero para bicis desde Cádiz a San Fernando, promovido por Costas, al que hemos presentado sugerencias, puede representar un conexión sostenible y no motorizada entre los dos municipios si se ejecuta con rigor.

11º.- Playas de La Fontanilla, Puntalejo y Fuente del Gallo, en Conil

En estas playas, la Demarcación de Costas en Cádiz ha llevado a cabo “obras de restauración” totalmente inaceptables, duras y agresivas con el medio natural: se han arrasado y eliminado los salientes, se han derrumbado los cabos y rellenado los entrantes, se ha bajado la cota de zonas elevadas, tapado las cuevas, colocado al pie del acantilado rocas enormes que no son de la zona, cambiando así la morfología de la playa, arrasado la cornisa superior quitándole su vegetación y con ello consistencia, eliminado el búnker del Roqueo, un elemento apreciado y que formaba parte de la imagen del lugar. Hoy los acantilados se encuentran irreconocibles, amanerados y “enmallados”.

La playa de la Fuente del Gallo, cerrada al público hasta ahora, sigue estando sometida a todo tipo de movimiento y vertido de arena, fundamentalmente del puerto pesquero de Conil. Por lo opaco de estas actuaciones de Costas y por ser un espacio hurtado al uso público consideramos a esta playa como AMENAZADA.

Otra amenaza que se cierne sobre este litoral es la reciente noticia de que en Cabo Roche, donde está el actual puerto pesquero de Conil, se piensa construir un puerto deportivo de tamaño triple del actual. Si el puerto pesquero presenta continuos problemas de colmatación y de deterioro del río Roche, el nuevo puerto puede ser triple de AMENAZA, además de otros efectos sobre las corrientes y erosiones marinas .

La magnífica Playa de Castilnovo, apreciable y casi único tramo libre de construcciones del litoral gaditano, merece conservar su paisaje y calidad. Aunque la zona aparece en el PGOU de Conil como No Urbanizable, Ecologistas en Acción ha solicitado a Costas que lo adquiera para protegerlo, según su programa de adquisición de fincas asociadas a litorales valiosos. Esperamos que pase pronto a ser espacio público y definitivamente salvado del hormigón. Mientras tanto, calificamos a esta playa de Castilnovo como AMENAZADA

12º.- Playa de Paloma Baja, en Tarifa

Proliferación de construcciones ilegales con pozos negros en terrenos del Parque Natural del Estrecho Tarifa-Algeciras. La arena de la playa del Zapillo está contaminada, según los informes de la Consejería de Salud.
La proliferación de edificaciones ilegales que están deteriorando un paraje de excepcional valor paisajístico, que forma parte del Parque Natural del Estrecho Tarifa-Algeciras. La depuradora de Bolonia y El Lentiscal está adjudicada (más de 10.000 personas en época punta), pero mientras tanto los vertidos incontrolados persisten.

Tampoco las pedanías de Almarchal, Zarzuela y Tahivilla depuran sus aguas residuales.

13º.- Playa de Los Alemanes, en Tarifa

Por el inicio de las obras de urbanización que han destruido gran parte de la cobertura vegetal existente en la zona, incluido un valioso bosque litoral con acebuches, sabinas y enebros marítimos. Hay también vertidos de aguas residuales.

Durante el último año las obras de urbanización han seguido extendiéndose.

14º.- Zona Portuaria de Algeciras: Saladillo, Paseo de la Conferencia y Playa de los Ladrillos

Exposición de motivos:
En el Saladillo vertidos de aguas residuales, por conservas de pescado y reparación de barcos. En el Paseo de la Conferencia desemboca el Río de la Miel, por completo contaminado por aguas residuales. En la playa de los Ladrillos existe contaminación por metales pesados y vertidos esporádicos de aguas residuales.

Se están realizando obras de ampliación del puerto de Algeciras, para lo cual se han realizado desmontes en la Sierra de la Utrera.
Fuente de datos: Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar

15º.- Aledaños de la monoboya de la refinería de CEPSA, en Algeciras

Exposición de motivos:
Vertido de hidrocarburos por derrames. Afectadas las playas de Rinconcillo y Palmones. Como consecuencia del naufragio del buque “ro-ro” 'Ropax-1″ se vertieron 40 toneladas de fuel en la Bahía de Algeciras tras chocar con una monoboya de Cepsa el 13 de diciembre de 2009.

Fuente de datos: Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar.


PROPUESTAS

La oleada de cemento que invade el litoral, unida a la especulación salvaje y el enriquecimiento ilícito, representan una de las mayores amenazas para nuestro castigado litoral. Cada nuevo complejo hotelero, campo de golf y urbanización, agota un pedazo más de un litoral acosado y mermado, generando plusvalías especulativas, degradación ambiental y caos en los equipamientos y servicios. Para detener el creciente deterioro del litoral gaditano, evitar la degradación de los recursos no renovables: playas y paisaje, y garantizar un desarrollo sostenible en nuestros municipios costeros, PROPONEMOS UNA MORATORIA A TODA INTERVENCIÓN URBANÍSTICA EN EL PRIMER KILÓMETRO DE COSTA, hasta que no se defina una Estrategia Integral de Protección, Conservación y Gestión del litoral andaluz, entendiendo que el territorio es un bien no renovable, esencial y limitado, como certeramente afirma la “Nueva Cultura del Territorio”.

La Gestión Integral de las Zonas Costeras pretende administrar el uso de los bienes ambientales costeros, a través de un sistema de planificación y gestión integrada, descentralizada y participativa, para asegurar la calidad de vida, la conservación y recuperación de los ecosistemas, en consonancia con los intereses de las generaciones presentes y futuras. Sin embargo, las herramientas de solución para todos estos problemas que nos ofrece se nos antojan por completo insuficientes para revertir el problema y ofrecer alternativas. A diferencia de otro recurso vital, el agua, que ha generado en el ámbito académico una genuina revolución, la Nueva Cultura del Agua, no existe este cambio conceptual en el litoral y las instituciones son todavía rehenes de los intereses que desordenan el litoral; la gobernanza, el liderazgo compartido, la cooperación, la conciliación entre todas las partes interesadas,…. son recetas inadecuadas e insuficientes cuando no son los negocios los que se supeditan a la planificación y gestión, sino es la ordenación la que se sitúa al servicio de los negocios.

El borrador del Plan Andaluz de Adaptación al Cambio Climático recoge los enormes impactos que el calentamiento global y la subida del nivel del mar ejercerán sobre las costas andaluzas y en particular sobre la industria turística, al seguir gravitando sobre la oferta de “sol y playa”.

No podemos dejar de hacer un llamamiento a los mandatarios y a los usuarios del litoral para que tengan en cuenta las amenazas que el Cambio Climático arroja sobre la franja costera. El último Informe de Evaluación del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) nos advierte de que el nivel del mar subirá entre 18 a 59 centímetros a lo largo de este siglo, tanto por fusión de los hielos como por dilatación del agua del mar. Cada centímetro de aumento en el nivel del mar arrastra una regresión de la línea de costa de aproximadamente un metro; por tanto, nuestras costas pueden sufrir un retroceso de más de 20 metros si no reducimos las emisiones de CO2, ahorramos y usamos energías renovables.

Reivindicamos el cumplimento estricto del POTA y de la ley del suelo para que el urbanismo recobre la finalidad social y la subordinación al interés general.

Proponemos el aumento de la Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo Terrestre de los 100 metros mínimos que prescribe la ley a los 500 metros, para blindar el frente litoral contra las presiones especulativas.

Es imprescindible un plan de prevención de la contaminación del litoral, que elimine cualquier vertido contaminante, tanto desde tierra como desde el mar, con indicadores precisos y evaluables de la calidad ambiental. Hay que establecer un nuevo inventario de contaminantes marinos. La Directiva Marco de Aguas debe aplicarse con rigor, sobre todo los principios de acción preventiva y de corrección de los atentados al medio ambiente, preferentemente en la fuente misma. Los objetivos de recuperar y mejorar la calidad ambiental del litoral son irrenunciables y deben garantizarse aplicando la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.
Solicitamos un estudio epidemiológico en el campo de Gibraltar que estudie la posible relación causa-efecto entre contaminación y aumento de la mortalidad en la comarca; una moratoria Industrial de las industrias duras y contaminantes, hasta que se finalice el estudio. Una planificación racional del crecimiento portuario y de sus usos, utilizando los espacios con eficacia. Un mando coordinado y conjunto entre la autoridades marítimas de Gibraltar y Algeciras y la prohibición absoluta de las gasolineras flotantes.

Es necesario que se persigan sin contemplaciones a los “usuarios” de quads y motos náuticas que no cumplen con la legalidad, representan un factor de peligro para los que disfrutan de la playa y rompen con el ruido y la contaminación el preciado descanso.

Debe mejorar el acceso a la información medioambiental sobre el estado de las playas y el funcionamiento de las depuradoras. Esta información debería estar actualizada y disponible libremente en Internet, una vez que está en vigor desde hace tres años la Ley 27/06 (Aarhus), que garantiza el libre acceso a la información medioambiental.

Por último, hacemos un llamamiento a los usuarios de las playas para que colaboren en su limpieza, llevando las basuras a los contenedores más próximos, no enterrando los cigarrillos en la arena, prescindiendo de los vehículos con motor en la playa (sobre todo las motos de 4 ruedas), evitando las motos náuticas en las zonas de baño, y reduciendo la contaminación acústica.

Confiemos en que estas “distinciones” de Banderas Negras y Puntos Negros se truequen en verdaderas Banderas Azules de aguas y arenas limpias y de un litoral ecológicamente saludable y libre de las agresiones urbanísticas para el año próximo.