Ecologistas en Acción considera insuficiente la propuesta de Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama presentada hoy por la Consejería de Medio Ambiente, al no incluir áreas naturales de gran valor ambiental y bien conservados, especialmente en los Montes Carpetanos y el Valle del Lozoya. Además considera necesaria la declaración de un único Parque Natural que incluya todo el área de estudio del PORN y que se garantice que no se reduzca el grado de protección que actualmente cuentan determinadas zonas de la sierra.

Los resultados provisionales del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales presentados hoy por la Comunidad de Madrid no satisfacen a Ecologistas en Acción, ya que algunas zonas de gran valor quedan fuera de los límites del Parque Nacional. Destaca la no inclusión en el Parque Nacional de los Montes Carpetanos, desde el Puerto de Navafría hasta La Acebeda y Robregordo; que no se proteja suficientemente el Valle de Lozoya; y que los pinares de Canencia queden excluidos sin ninguna justificación.

Las zonas de reserva son otro punto de desacuerdo, ya que en el Parque Nacional, al menos, todo el macizo de Peñalara debería tener esta clasificación, al igual que toda la cumbre del Nevero.

Para Ecologistas en Acción no es aceptable la supuesta compatibilidad de las estaciones de esquí en un Parque Nacional. Lo más lógico sería tender al desmantelamiento o transformación para la practicas deportivas más blandas y respetuosas con el entorno, de las estaciones de esquí actuales, Navacerrada y Valdesquí.

En cuanto a los usos, aunque la ganadería, de acuerdo al Plan Director de Parques Nacionales es un uso compatible con esta figura de protección, no lo son ni la caza ni la pesca. Igualmente es necesario regular y restringir algunos usos recreativos como la escalada, algo que existe actualmente en el Parque Natural de Peñalara.

Para asegurar una adecuada gestión, debería declararse un único Parque Natural que incluyese todo el territorio del ámbito del PORN que ha quedado fuera de los límites del parque nacional, en lugar de optar por diversas figuras de protección que no ofrecen todas las garantías.

Igualmente es imprescindible que Castilla y León presente cuanto antes la propuesta de Parque Nacional de la ladera norte de la Sierra de Guadarrama. Un Parque Nacional de una sola ladera podría ejercer un efecto perjudicial sobre la vertiente norte al desplazarse la presión hacia esa zona.

Por último Ecologistas en Acción considera imprescindible que la Comunidad de Madrid establezca un mecanismo que garantice que hasta la aprobación efectiva del Parque Nacional y el resto de las figuras de protección que se establezcan, no podrá otorgarse ninguna autorización, licencia o concesión que habilite para la realización de actos de transformación de la realidad física y biológica.