A raíz del anuncio de la inclusión del Corredor Mediterráneo como eje prioritario en la Unión Europea, Ecologistas en Acción ha considerado necesario exponer a las administraciones y organismos empresariales implicados su punto de vista respecto a la inclusión del Puerto del Gorguel y Zona de Actividades Logísticas (ZAL) anexa en el mapa oficial del Corredor Mediterráneo.

El colectivo ecologista ha remitido escritos a diversas Administraciones Públicas, como son el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino; al Ministerio de Fomento, al Gobierno Regional de la Región de Murcia, al Ayuntamiento de Cartagena y a la Autoridad Portuaria de Cartagena. Al mismo tiempo se la ha hecho llegar a las Cámaras de Comercio de Cartagena y Murcia y a la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC).

Para Natalia Martín, responsable de Medio Marino de la organización, con su inclusión en la propuesta de Corredor Mediterráneo “se pretende vender el proyecto de Puerto del Gorguel como una realidad, cuando en la práctica no cuenta con ningún permiso y únicamente tiene un estudio preliminar y bastante deficiente” como es el “Plan Director de Infraestructuras de la Nueva Dársena de Cartagena”.

Según la organización ecologista, el Ministerio de Fomento debe eximirse de incluir en el mapa oficial un proyecto que se prevé muy difícil de aprobar debido a los elevados valores ambientales y culturales que presenta la zona. Recuerdan que el Goguel contiene espacios incluidos en la Red Natura 2000 (protección a nivel europeo), y será muy complicado que Europa apruebe una modificación de estos espacios cuando existen alternativas de ubicación viables, como es el caso del inconcluso e infrautilizado puerto de Escombreras.

Para los ecologistas, la pretensión de la Autoridad Portuaria de Cartagena, presidida por Adrián Ángel Viudes, por construir un macropuerto en el Gorguel es desproporcionada, y responde más a un empeño personal de su presidente que a razones técnicas, ambientales y legales. Este empeño se refleja en las últimas declaraciones de Viudes, en las que en vez de Autoridad Portuaria de Cartagena parece que presidiera la “Autoridad Portuaria del Gorguel”.

Para Natalia Martín “los reponsables políticos de esta Región son expertos en vender castillos de humo y actuar por la vía de los hechos consumados”, a lo que añade que “la instalación de esta macroinfraestructura en la zona del Gorguel es totalmente impensable, por lo sumamente impactante a todos los niveles, y por lo complicado que será superar las trabas que impone la Unión Europea a la hora de construir en zonas pertenecientes a la Red Natura 2000”.

Ecologistas en Acción considera incomprensible que las Administraciones públicas se adelanten constantemente a los trámites administrativos establecidos en las leyes, y que pretendan anteponer los intereses privados a la protección del medio ambiente y el interés general de la sociedad.

Por todo ello, el colectivo ecologista insta a que se estudien las posibles alternativas al Gorguel, que no dupliquen usos y que aprovechen las infraestructuras existentes, como es el caso de Escombreras.

Para terminar, exigen que se cese de una vez de especular e incluir en documentos oficiales del Estado y de los Gobiernos Regionales proyectos sumamente impactantes, que todavía están sin aprobar y cuya aprobación es bastante dudosa.