Ecologistas en Acción de Extremadura ha puesto en marcha la 3ª edición de la Campaña cada extremeñ@, un árbol, con la idea de que la población extremeña tome conciencia de la importancia que tienen el arbolado, los bosques y las dehesas extremeñas. A su vez, está pensada con el ánimo de construir caminos hacia la adquisición de un compromiso social con la defensa y conservación de los mismos.

La campaña tiene un carácter reivindicativo y propone como principal actividad las plantaciones populares y participativas de árboles y arbustos autóctonos en algunas zonas de propiedad pública (vías pecuarias, montes públicos, riberas, parques periurbanos…) como medio para proteger y recuperar las áreas forestales, las dehesas y el arbolado en general, frente a diversas amenazas como el abandono o la sobreexplotación, la sobrecarga ganadera, los cambios de uso del suelo, el crecimiento urbanístico descontrolado y los incendios.

Tríptico Cada extremeñ@, un árbol

Con esta campaña, Ecologistas en Acción de Extremadura sienta un precedente en la Comunidad Autónoma para la acción directa sobre nuestro medio natural forestal, con el ánimo de involucrar a toda la sociedad en una “reivindicación arbórea”. Todo ello de cara a la transmisión de valores de respeto y cuidado hacia el arbolado y la vegetación, tanto de los entornos naturales extremeños como de los que habitan en las calles y barrios de los pueblos y ciudades de nuestra región.

Practicando y llevando a cabo un trabajo colectivo en torno al arbolado, ya sea en núcleos urbanos o en plena naturaleza, y sobre aquellos lugares que -por lo que sea- creamos que hay que luchar y reivindicar algo: ocupaciones de vías pecuarias, cambios de cultivo, escombreras ilegales, vertederos, fincas municipales abandonadas, etc.

Es una oportunidad de reunirnos y coincidir en aquellas plantaciones que los grupos de la federación de ecologistas en Extremadura plantean a lo largo del mes de noviembre. Y que, a su vez, sirva de acción reivindicativa frente al abandono, mala gestión y otros problemas que sufren los bosques de la región extremeña y el arbolado de nuestras ciudades y pueblos.

Las iniciativas y acciones a desarrollar en Cada extremeñ@, un árbol quieren, además, contribuir a la recuperación del bosque autóctono extremeño. Si tienes alguna propuesta de plantación en tu localidad, ponte en contacto con nosotr@s en el Tlf: 617 70 08 39, o en la dirección extremadura@ecologistasenaccion.org.

Todas las personas podemos construir un futuro mejor, con más árboles.

Los objetivos que nos proponemos son los siguientes:

  • Fomentar la biodiversidad forestal, de bosques y dehesas.
  • Promover la cultura del árbol, de respeto a los árboles y arbustos.
  • Concienciar y denunciar los peligros que acechan a los bosques y dehesas.
  • Concienciar y denunciar sobre la situación del arbolado urbano.

Desde Cada extremeñ@, un árbol pensamos que los problemas de conservación que tienen nuestros bosques y dehesas están íntimamente ligados a la crisis en la que se encuentra el medio rural. Por eso hay que plantear soluciones integrales que promuevan el arraigo y la permanencia de la población en este medio mediante la generación de actividades económicas, sociales y ambientales relacionadas con los montes y, sobre todo, favorecer la conservación de aquéllas que han demostrado su sostenibilidad (asegurando la calidad de vida y manteniendo el fuerte vínculo entre la población de las áreas rurales y su medio natural).

Aunque la superficie forestal se encuentra en aumento (en especial debido al abandono de tierras agrícolas), el bosque mediterráneo ocupaba antaño más superficie potencial y gran parte de Extremadura. Además, la calidad del bosque y las dehesas han ido disminuyendo sensiblemente con el tiempo.

Por otro lado, los árboles tienen un valor del máximo nivel, siendo imprescindibles para que exista vida sobre la Tierra. Valen por su madera, por su sombra, purifican el aire, frenan la erosión, suavizan las temperaturas, dan riqueza, trabajo y cobijo a otras especies animales y vegetales. Además, valen por si mismos por ser árboles: seres vivos que merecen respeto y cuidado.

Los necesitamos más a ellos que ellos a nosotr@s.

Las repoblaciones participativas son la principal actividad de Cada extremeñ@, un árbol. Aunque tengan un carácter simbólico, hay que asegurar su éxito llevándolas a cabo en la época adecuada, escogiendo lugares idóneos y asegurando su posterior cuidado. Estas jornadas de repoblación pueden tener carácter reivindicativo, de apoyo a la repoblación de zonas incendiadas, ser lúdico-festivas, etc.

Las actividades a realizar son diversas, como:

  • Celebración de días especiales
  • Exposiciones
  • Creación de arboretos
  • Actividades educativas
  • Concursos
  • Alegaciones, denuncias de cambios de cultivo
  • Actividades en torno a las vías pecuarias y riberas…

Todas las personas que sea posible… es nuestro futuro.

Entendemos que los movimientos sociales, por su relación directa con la problemática ambiental y social más cercana, tienen que asumir el protagonismo en esta tarea en la que tanto nos va a todas y todos.

Las iniciativas y acciones a desarrollar en Cada extremeñ@, un árbolquieren contribuir a la recuperación del bosque autóctono extremeño.

Todas las personas podemos construir un futuro mejor, con más árboles.

Son las personas y colectivos que quieran unirse a Cada extremeñ@, un árbol los protagonistas en la propuesta y ejecución de actividades en cada territorio de la región extremeña, formándose de esta forma mayor vínculo y compromiso con los objetivos marcados.

Incluso -en un futuro- nos gustaría dar apoyo a otras acciones que puedan surgir desde el ámbito educativo, asociativo, social, etc., que persigan igual fin: el de proteger y recuperar áreas de bosque autóctono extremeño o bien el poner en valor y defender el arbolado en nuestros entornos urbanos.