Principales medidas para la coexistencia de la ganadería extensiva y el lobo

La presencia del lobo en zonas ganaderas provoca la necesidad de adaptar el manejo de la ganadería. La adopción de medidas preventivas por parte de los ganaderos y ganaderas es la mejor herramienta para evitar los daños y hacer compatibe la ganadería extensiva y la presencia de lobo.

Pero no deben estar solos en esta labor, es fundamental el apoyo de la administración y la sociedad en general. Dentro de la campaña Vivir con lobos, se ha elaborado un documento que recopila las principales medidas que la administración debe poner el marcha para impulsar la coexistencia de la ganadería extensiva y el lobo.

En la elaboración de este documento han participado alrededor de 50 ganaderos y ganaderas de zonas loberas, a quienes agradecemos sinceramente su participación.

El documento recoge las siguientes medidas:

  • Implementar ayudas a los costes derivados del manejo adaptado a la presencia de lobos.
  • Reconocer legalmente a los mastines como animales de trabajo.
  • Pagar indemnizaciones justas en tiempo y forma condicionadas a la adopcion de medidas de prevención siempre que éstas sean facilitadas por la administración.
  • Promover la prevención de daños, especialmente en zonas de posible expansión de la especie o en zonas de presencia reciente.
  • Fomentar y apoyar el uso de canales cortos de comercialización.
  • Desarrollar una Ley de Ganadería Extensiva adaptada a las pequeñas explotaciones y a un manejo sostenible.
  • Fomentar en la sociedad el conocimiento y la empatia con la ganadería extensiva, y el papel fundamental de los profesionales del sector para la coesistencia con grandes carnívoros.