Ecologistas en Acción sigue denunciado ante el Ayuntamiento de Murcia y la Dirección General de Medio Ambiente los episodios diarios continuos de contaminación por partículas PM10 en la ciudad de Murcia. Llevamos 11 días seguidos en los que se han alcanzado y superado la máxima diaria de 50 µg/m3 (microgramos por metro cúbico) que establece la legislación, según los datos oficiales de la Dirección General de Medio Ambiente, en la estación de San Basilio de Murcia, con un máximo de 110 µg/m3 el sábado 25:

Estación de San Basilio:

Fecha Concentración PM10
(microgramos por metro cúbico)
Jueves 16/11/2017 50 µg/m3
Viernes 17/11/2017 50 µg/m3
Sábado 18/11/2017 58 µg/m3
Domingo 19/11/2017 59 µg/m3
Lunes 20/11/2017 56 µg/m3
Martes 21/11/2017 55 µg/m3
Miércoles 22/11/2017 57 µg/m3
Jueves 23/11/2017 57 µg/m3
Viernes 23/11/2017 63 µg/m3
Sábado 24/11/2017 110 µg/m3
Domingo 25/11/2017 57 µg/m3

Fuente: Dirección General de Medio Ambiente

A estos episodios hay que añadir las superaciones de la estación de Alcantarilla-Murcia que ponen de manifiesto la magnitud del problema de deterioro de la calidad del aire en la aglomeración urbana de Murcia

Estación de Alcantarilla Murcia:

Fecha Concentración PM10
(microgramos por metro cúbico)
Viernes 23/11/2017 53 µg/m3
Sábado 24/11/2017 62 µg/m3

Fuente: Dirección General de Medio Ambiente

Para Ecologistas en Acción es preocupante esta contaminación por partículas que, en ausencia de intrusiones naturales de polvo sahariano, tiene que ver principalmente con las emisiones del tráfico rodado en situaciones de tiempo atmosférico estable, algo que se ha podido comprobar por el hecho de que los mayores picos coincidan con los dos días más fuertes del “Black Friday” que ha atraído a miles de personas a los comercios, provocando un aumento del tráfico de vehículos en el municipio. Pero aunque el tráfico sea la fuente principal, no hay que olvidar que existen otros focos de contaminación que contribuyen a empeorar el problema, como son las quemas agrícolas, que tampoco han cesado estos días.

Por ello, Ecologistas en Acción critica la ineficacia y pasividad de la Concejalía de Medio Ambiente del ayuntamiento de Murcia, así como de la Dirección General de Medio ambiente. El Ayuntamiento se ha limitado a dar consejos a la población para que no usen el vehículo privado, pero no ha querido enfrentarse a la aplicación de medidas activas y eficaces de control y disminución del tráfico rodado, esperando a que “escampe” y pase este largo episodio de contaminación del aire que respira la población y que sufren más los sectores más vulnerables: población infantil, personas mayores, mujeres gestantes o personas con problemas respiratorios o cardiovasculares previos. También las personas que realizan ejercicios físicos intensos necesitan evitar la exposición a este tipo de contaminación.

Frente a esta situación no solamente caben medidas de información y concienciación a la población, con recomendaciones sobre el uso del coche, como ha señalado el Concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro Corchón, sino que son necesarias actuaciones decididas y concretas sobre el agente causal de este problema de contaminación: el tráfico rodado en la ciudad.

Ecologistas en Acción vuelve a reiterar su demanda de medidas de pacificación y reducción del tráfico motorizado, con medidas como, entre otras, la disminución de la velocidad en el casco histórico, cumplimiento de zonas de 30 km y 50 km, cierre de determinadas vías al vehículo privado y a vehículos pesados, potenciación en número y frecuencia del transporte público en determinadas líneas, así como la gratuidad temporal del transporte público en momentos de gran flujo de población por dentro y alrededor de la ciudad, etc como elementos disuasorios del uso del vehículo privado. Medidas que se han venido adoptando por otros Ayuntamientos para hacer frente a episodios de contaminación, como los de Madrid y Valladolid.

La exposición crónica a las partículas tiene un efecto perjudicial para la salud de la población: aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y agravan las enfermedades broncopulmonares previas Estos efectos adversos se producen bajo la acción de esas partículas atmosféricas, pero también cuando éstas actúan como soporte para otros contaminantes atmosféricos.

Las partículas PM10 tienen también un impacto en el medio natural. Al depositarse sobre las hojas de las plantas pueden reducir la capacidad de intercambio gaseoso y afectar a la fotosíntesis.

Denuncian la escasa sensibilidad de la mayor parte de las autoridades locales y autonómicas frente a un problema, que no solamente es ambiental sino que tiene una clara incidencia en la salud pública de los murcianos y murcianas. No se puede esperar a que el problema se vaya resolviendo por sí solo, es necesaria la puesta en práctica de medidas que frenen este deterioro de la calidad del aire en nuestra ciudad.

Por ello, Ecologistas en Acción reitera su demanda a todas las áreas urbanas afectadas, para que apliquen medidas de reducción y pacificación del tráfico motorizado durante este tipo de episodios, y que trabajen en serio para conseguir en el medio plazo una movilidad sostenible en su municipio.