Desde hace aproximadamente una década vienen sucediendo en el archipiélago canario una serie de sucesos meteorológicamente anómalos; un desplazamiento de las estaciones, la alternancia de periodos de calor intenso y periodos de frío, vientos fuertes y lluvias torrenciales. A esto hay que añadir episodios meteorológicos puntuales como el ocurrido el fatídico 31 de Marzo, en el que perdieron varias vidas y en el que las precipitaciones fueron de 200 litros/mm2 antes nunca registradas en tan poco tiempo. Por último tenemos los episodios de los pasados días 28 y 29 de Noviembre, en el que una tormenta tropical roza las islas dejando a su paso vientos racheados de hasta 130 Km/h y los consiguientes daños personales, con una víctima mortal en tierra y seis en la mar, así como millonarios daños materiales.

La pregunta es ¿Qué le está pasando al tiempo? Ben Magec-Ecologistas en Acción se suma al criterio del último informe de Evaluación del panel intergubernamental para el cambio climático, llevado a cabo por más de mil expertos de mas de 150 países, que llegan a la conclusión de que los cambios acaecidos en los últimos tiempos en el mundo son resultados directo de acciones humanas y de no invertir la tendencia, estos cambios tenderán a acentuarse.

Este año ha habido mayor número de huracanes y tormentas tropicales que nunca, siendo la última «Delta'', que desgraciadamente abre la lista de tormentas tropicales que llegan al archipiélago, pues nunca antes esto había ocurrido.

Desde Ben Magec-Ecologistas en Acción venimos hace tiempo advirtiendo el problema ante las administraciones públicas que hacen caso omiso de nuestras recomendaciones.

La Comunidad Autónoma de Canarias emite al año a la atmósfera la friolera cifra de 12.000.0000 toneladas de CO2, siendo Canarias la Comunidad Autónoma que mayor porcentaje ha aumentado en emisiones de efecto invernadero (83%).

El 76% de las emisiones de CO2 a la atmósfera son un subproducto de la producción de electricidad, que como todos sabemos se produce quemando petróleo.

En consecuencia, la federación ecologista exige mas que nunca:

1.La inmediata puesta en marcha de políticas energéticas que fomenten el ahorro la eficiencia y la implantación masiva de energías renovables. Con estos cambios Canarias podría convertirse en un modelo energético a seguir.

2.El inmediato soterramiento de todas las líneas de alta y media tensión en Canarias para así, no someter innecesariamente a la sociedad a la falta de suministro eléctrico de los últimos días, en la que han caído más de treinta torres de alta tensión y ocasionado pérdidas millonarias, repetimos innecesariamente, si esas líneas estuvieran soterradas.

Para lo que está aconteciendo en nuestra atmósfera, ya no hay excusas para un cambio urgente. Sabemos las causas de lo que está pasando, sabemos sus consecuencias futuras y ya empezamos a sufrir en nuestras propias carnes lo que se avesina para los próximos años. O cambiamos ahora, o pronto lo lamentaremos todos.