Verdemar-Ecologistas en Acción vuelve a denunciar la presencia de vertidos puntuales de escombros, residuos urbanos incluidos envases de plásticos, pilas y otros componentes no biodegradables en las márgenes de la carretera que transcurre junto al Cerro del Prado, desde Guadarranque hacia Taraguilla, San Roque.

No entendemos como a pesar de encontrarse la zona próxima a un arrabal industrial por un lado y por queremos hacer especial hincapié en la enorme importancia de proteger el entorno de Cerro del Prado y sus inmediaciones, teniendo presente su conocido valor patrimonial y cultural que le vincula a los restos de uno de las primeras urbes Ibero-fenicia y púnica en Andalucía y la Península, se encuentre completamente dejada en olvido institucional y además, hablamos de un ecosistema constituido por la vega fluvial del Guadarranque y una considerable superficie de bosque fluvial, sotobosque mediterráneo y una población alcornoques centenarios en muy buen estado de conservación.

Venimos observando que los vertidos suelen ser frecuentes y algunos depósitos de estos llevan suficiente tiempo visibles desde el vial como para poder percatarse los servicios municipales de limpieza.

En el área oeste de Cerro del Prado, junto a la misma carretera mencionada, hemos podido observar igualmente que en una parcela utilizada por el Ayuntamiento sanroqueño, se están apilando báculos de farolas en desuso procedentes probablemente de la red de iluminación pública municipal. Entendemos que esta zona posee suficiente valor ambiental y patrimonial como para acabar convirtiéndose en un vertedero y cantera al uso y lo que es más grave, sin aparente previa licencia. Una situación reiterada en el municipio sanroqueño que las autoridades locales no son capaces de atajar, al igual que alguno de los ciudadanos no se dan cuenta del grave impacto que están produciendo en su municipio.