El festival ilegal de música electrónica “Desperados Rider´s Sound”, organizado en la estación de Valdesquí, en plena Sierra de Guadarrama, finalmente no se hará. Las presiones promovidas y realizadas por los colectivos Ecologistas en Acción y GRAMA frente a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid han tenido resultado. La normativa ambiental vigente prohibía este tipo de actividades en el entorno de Valdesquí.

Según han dado a conocer los organizadores del festival y la propia estación de esquí, el festival de música electrónica ha quedado anulado. Las presiones realizadas por los colectivos ecologistas, así como la importante participación ciudadana firmando la petición en Change.org, han sido muy importantes.

La Sierra de Guadarrama se libra así de una actividad ilegal e incompatible con la conservación de los valores naturales de la Sierra de Guadarrama. La Consejería de Medio Ambiente ha actuado con rapidez y eficacia, haciendo valer su autoridad y el respeto a la normativa del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

La estación de Valdesquí está entablada en los mismos límites del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en las proximidades de la Bola del Mundo. La normativa aplicable a este espacio prohíbe, en el ámbito de la estación de Valdesquí, “las actuaciones que supongan un incremento de la presión recreativa en la zona”.

Asimismo, se considera incompatible la instalación “de nuevas infraestructuras que no estén estrictamente vinculadas a la práctica deportiva del esquí alpino, así como los cambios de uso”. Los organizadores del evento preveían la instalación de tres escenarios distintos y animaban a la asistencia al evento, tanto de esquiadores como de público en general. El festival iba a contar con distintas actividades musicales y de exhibición. Habrá tres escenarios distintos de música y las actuaciones de varios Dj´s.

Las entidadres Ecologistas en Acción y GRAMA se felicitan por esta buena noticia. La lucha por la defensa del medio ambiente en ocasiones da buenos frutos y en este caso hay que estar de enhorabuena.