El juzgado n.º 1 de lo contencioso ha desestimado el recurso contencioso interpuesto por la empresa Escalativa S.L. contra la decisión del Ayuntamiento de Espartinas de 25 de mayo de 2016 de renunciar al contrato de venta de dos parcelas de propiedad municipal con destino a tanatorio-crematorio, por la fuerte oposición de vecinas y vecinos de la zona, de los partidos políticos de la oposición y de Ecologistas en Acción.

Las parcelas, calificadas de Suelo de Interés Público y Social, se sitúan en una zona industrial procedente del Plan Parcial C-3, una parcela en la intersección de la calle Gregorio de la Rosa y la calle Solano, y la otra adyacente en la calle Solano, ambas de 323 metros cuadrados. Una parte de ese sector industrial se cambió a uso residencial, por lo que las parcelas están situadas muy próximas a viviendas ya habitadas, de ahí la fuerte oposición vecinal, porque está demostradas las afecciones negativas sobre la salud que pueden provocar las emisiones contaminantes a la atmósfera de los crematorios.

Ecologistas en Acción intervino a requerimiento de vecinas y vecinos, asesorándolos y actuando como codemandada en el proceso judicial, en apoyo de la decisión final del Ayuntamiento de dar marcha atrás en la venta de las parcelas.

Ecologistas en Acción ya intervino en el caso del crematorio de Morón de la Frontera con el resultado de una sentencia en 2014 que anuló las licencias otorgadas por el Ayuntamiento, por incumplimiento de los condicionantes ambientales de las normas urbanísticas, ya que al igual que en Espartinas, la zona de ubicación estaba muy cerca de viviendas habitadas con anterioridad a la implantación del crematorio.

En ambos casos, Espartinas y Morón de la Frontera, ha ganado el sentido común y la defensa de la salud pública. Nada tenemos que objetar desde Ecologistas en Acción a la instalación de tanatorios en zonas urbanas, ni a la de los propios crematorios en zonas alejadas de viviendas.