Cuatro declaraciones de impacto ambiental negativas, dos expedientes sancionadores y un procedimiento penal abierto por un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales no desaniman a Promociones Sagemar S.A, quien en connivencia con la Junta busca otra vez encauzar una instalación que ambiental, administrativa y legalmente es inviable.

La solicitud del proyecto (un complejo turístico de Hotel Balneario SPA de lujo y un campo de golf de 18 hoyos en la finca La Caminera, en Torrenueva) data de diciembre de 2005. La resolución de la Consejería de Medio Ambiente es publicada el 10 de enero de 2007, siendo favorable al hotel, al contrario que la del campo de golf, emitida el 24 octubre de aquel año. Desde entonces, se han presentado varias versiones del campo de golf con un denominador común; su no autorización ambiental (octubre de 2008, abril de 2012 y junio de 2014).

Las declaraciones de impacto ambiental (DIA) son contundentes al calificar la instalación como “Incompatible con la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha y con la situación hídrica del ámbito de aplicación del Plan Especial del Alto Guadiana”, instando “a la restauración total de los terrenos afectados por las obras del campo de golf”.

En 2012 Ecologistas en Acción de Ciudad Real -que ejerce la acusación particular- interponía una denuncia en el Juzgado Nº 2 de Valdepeñas por captaciones de agua sin derechos de riego reconocidos, cuyo juicio aún no ha tenido lugar.

En el último estudio de impacto ambiental el promotor no aporta nada nuevo, basándose exclusivamente en la bondad del soterramiento de una línea de alta tensión que atraviesa la finca y que ha matado más de 30 rapaces, entre ellas 6 águilas imperiales y 11 águilas perdiceras (ambas especies con planes de recuperación al encontrarse en peligro de extinción). Es un escándalo que una obligación de hace más de diez años (DIA del Hotel Balneario del 10 de enero de 2007) tenga que ser refrendada en una nueva resolución ambiental.

Por otra parte, las necesidades hídricas del campo de golf juegan en contra de la escasez de reservas del actual ciclo de sequía, con un horizonte de cambio climático preocupante, que debería condicionar la ordenación y gestión de los recursos hídricos.

El estudio de fauna y flora del estudio resulta a todas luces incompleto, despreciando la incidencia de la línea eléctrica, que llega al Hotel SPA de 5 estrellas, sobre las poblaciones de rapaces. No cuantifica la abundancia, ni los parámetros de uso del territorio del águila imperial e ignora la presencia del lince en la finca.
Promociones Sagemar S.A incurre en una vulneración de la ley por incumplimiento reiterado de las medidas compensatorias, que han devenido en procesos sancionadores y penales, viciando el procedimiento, incluso incurriendo en un presunto fraude de ley.

Ecologistas en Acción de Ciudad Real pide la no tramitación del quinto procedimiento de evaluación de impacto ambiental, ya que coincide con un proceso penal abierto justamente sobre unas causas y elementos que, incomprensiblemente, de nuevo son sometidos a la tramitación ambiental.