Ecologistas en Acción de Cantabria después de analizar todas las ubicaciones para la nueva depuradora, que plantea el informe elaborado por la consultora SAITEC, por encargo del Mº de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, considera que solo hay una ubicación viable, entre las alternativas propuestas y esa es la Isla de Solvay, también conocida como Isla Monti.

La organización ecologista ha tenido en cuenta la grave situación de contaminación que padece la ría de San Martín, la más grande y la más contaminada de Cantabria; la única de las grandes rías que aún no tiene una figura de protección. Por ese motivo viene requiriendo a las autoridades regionales el inicio urgente de un Plan de Regeneración para este espacio, de forma insistente en los últimos años.

Con esta problemática, la ubicación de la nueva depuradora no puede agravar aún más esta situación, sino que tiene que servir para comenzar a revertir este deterioro de la Ría.

Teniendo en cuenta lo anterior, Ecologistas en Acción ha optado por la ubicación de la EDAR en la Isla Solvay por las siguientes razones:

Por tener suelos degradados formados por residuos industriales, que deben se retirados. Por ser un lugar alejado de los núcleos vecinales, con una cuenca visual reducida. Por ser una zona cercana a la actual EDAR, para rentabilizar las infraestructuras existentes, estando a poco más de un km de la A-67, evitando molestias con el trasiego de camiones para la construcción y la retirada de lodos, como ocurrirá en otras alternativas.

Se ha tenido en cuenta que la “Huella de Carbono” de esta ubicación es baja en la fase de explotación. No tiene afección a acuíferos y con una reducida superficie de servidumbre de colectores. Esta ubicación debe utilizar la tecnología de fitodepuración, mediante procedimiento complementario tratando los efluentes procedentes de la depuradora antes de su vertido a ría, reduciendo de forma sinérgica los niveles de contaminación de la masa de agua del estuario. Descartamos la construcción de un emisario por ser una alternativa cara, contaminante para el medio marino, con posible afección a las playas y no sostenible en la fase de explotación.

Se ve necesario, una vez instalada la EDAR, la completa regeneración paisajística del área circundante, por ser actualmente un vertedero de residuos industriales lleno de plumeros.

También se contemplan otras propuestas complementarias, como la integración ferroviaria para el traslado de lodos, ante la proximidad del trazado viario, así como la instalación de energías renovables en la nueva EDAR para su autonomía energética y autoconsumo sostenible.

Por todo ello Ecologistas en Acción considera que esta ubicación, la Isla de Solvay -o Isla Monti-, con las dotaciones propuestas, es la más adecuada y que además contribuirá a mejorar el deteriorado espacio de la Ría de San Martín de la Arena.