Desalentadora respuesta del Director General de Gestión del Medio Natural a la solicitud formal de Ecologistas en Acción de catalogación de «En Peligro Crítico» de esta especie.

El lobo ibérico ha sufrido una persecución implacable por parte del ser humano en Andalucía cuyo resultado ha desembocado en un alto riesgo de extinción a corto plazo, si no lo está ya. Distintos estudios, incluidas las estimas poblacionales que ha realizado la propia Junta de Andalucía, así lo ponen de manifiesto. Atendiendo a las últimas estimaciones oficiales, la población lobuna en Andalucía se ha ido reduciendo de seis grupos reproductores estimados en los años 1999 – 2000, a tres entre 2003 – 2005, a un sólo grupo reproductor entre el 2013 – 2015, y desde entonces, hasta llegar al 2018, sin haberse podido constatar la reproducción de laespecie en los montes andaluces.

Sin duda, puede concluirse que la especie nunca ha conocido una situación tan límite como la actual en Andalucía, desde un punto de vista demográfico y, probablemente, genético.

Ecologistas en Acción, solicitó formalmente a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía la catalogación de “En Peligro Crítico”, así como su Plan de Recuperación, tal como establece la normativa ambiental. La respuesta del Director General de Gestión del Medio Natural, no pudo ser más desalentadora para el futuro de la especie en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Según declaró el director general, Javier Madrid Rojo, ”La especie ya está catalogada por el Real Decreto 139/2011, de 2 de febrero, que la incluye en la LESPE (Lista de Especies Silvestres de Protección Especial), por lo que se beneficia de las medidas de seguimiento previstas para estas especies. “Además,” continua la respuesta del director de la DGGMN, “en ese tiempo, la Consejería de Medio Ambiente, ha venido adoptando con éxito medidas tendentes a reducir la conflictividad entre ganaderos y el Lobo, cuyo daños al ganado son indemnizados lo antes posible por la Consejería”. Y termina, en su respuesta con fecha 14 de octubre de 2011, “por ahora no nos planteamos adoptar más medidas adicionales dprotección”.

La respuesta del Director de la DGGMN de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) no dejó duda alguna. No iban a adoptar las medidas legales y las acciones de gestión activa que requerían con urgencia la especie, y, consecuentemente, dejarían que el lobo se extinguiera silenciosamente de las sierras andaluzas.

Posteriormente, la Junta de Andalucía reaccionó tarde y mal. Tarde, porque como ya se ha señalado anteriormente, el lobo parece extinguido virtualmente de Andalucía, y mal, porque lo única medida tangible impulsada hasta el momento por la CMAOT, ha sido la puesta en marcha de un Life “El lobo en Andalucía: cambiando actitudes”, de carácter exclusivamente informativo y de sensibilización.

Por tercer año consecutivo Ecologistas en Acción de Andalucía participará activamente en la manifestación en defensa del lobo, convocada el 18 de marzo en Madrid, para demandar a la Junta de Andalucía la inmediata catalogación del lobo ibérico como taxón “En Peligro deExtinción”, así como la elaboración, con carácter urgente, de un Plan de Recuperación.