Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, se ha personado en el Recurso de Casación interpuesto por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ante el Tribunal Supremo, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, de fecha 10 de octubre de 2017, que anula la resolución del Viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de 13 de marzo de 2015 por la que se resuelve mediante estimación parcial, el recurso de alzada contra la Resolución de 16 de septiembre de 2014 del Director General de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la que se modifica la Autorización Ambiental Integrada otorgada a la empresa Cementos Portland Valderribas S.A. mediante resolución de 5 de junio de 2006, que le permitía incinerar un máximo de 292.000 toneladas de residuos año en sus instalaciones.

Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, considera lamentable y contradictorio con el discurso oficial de transparencia y participación, plantear un recurso de casación contra un fallo del TSJA que señala como pilar fundamental, precisamente, la participación en los procesos de evaluación ambiental. Una vez más la Junta de Andalucía defiende los intereses de una minoría en detrimento de la mayoría de la población que se verá afectada por las consecuencias que para la salud, el medio ambiente y el empleo tendrá la quema de residuos en la comarca de Los Alcores.

Con la presentación del Recurso de Casación, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio hace caso omiso a la sentencia del TSJA que exige la publicación del Dictamen Ambiental con carácter previo a la Autorización Ambiental Integrada, en los procedimientos de las AAI, como pilar de la seguridad jurídica, al señalar que: “resulta trascendente que el Dictamen Ambiental en el que se evalúan los efectos del proyecto o actividad, denunciado por la sociedad ecologista por su incorrección, omisión en la determinación de los VLE y MTD y su adecuación a las directivas comunitarias vigentes y que debe ser previo a la propuesta de Resolución, se haya publicado al mismo tiempo que la autorización integrada, impidiendo la participación pública en una de las fases más críticas en el proceso aprobatorio lo que causa también la nulidad de la Resolución”. Haciendo suyos los fundamentos de la reciente sentencia del Tribunal Supremo de fecha 18 de julio de 2017

Por otra parte, se ignora que la “modificación solicitada es de carácter sustancial” y, consecuentemente, una nueva AAI debe contar con el informe de compatibilidad urbanística, conforme a la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrado de la Contaminación. Portland Valderrivas, S.A. no solicitó el informe de compatibilidad urbanística preceptivo al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra. La administración autonómica no lo requirió con posterioridad. El informe que se incorporó al expediente es de 2004, el mismo que le sirvió a Portland para la AAI de 2006, que no contempla la valorización y gestión de residuos, no analiza su compatibilidad en relación al PGOU y NN.UU actuales, entre otras cuestiones, “…quedando viciado el procedimiento” y “determinando su nulidad.” En este sentido, el Tribunal se hace eco de lo señalado por Alwadi-ira-Ecologistas en Acción en su demanda, en el sentido de que las condiciones de la zona donde radica la cementera han cambiado. Se pretende la “incineración o valorización energética en una instalación situada entre un núcleo residencial y un complejo comercial.”

Alwadi-ira-Ecologistas en Acción continuará posicionándose del lado de las personas y el medio ambiente, ante la política de la Junta de Andalucía y el sector cementero de solucionar el problema de los residuos quemándolos.