Ecologistas en Acción de La Rioja, en relación a la Evaluación de Impacto Ambiental Ordinaria de la Prórroga de la Concesión de la explotación de “La Estanca” en el término municipal de Calahorra, presenta las siguientes, alegaciones:

No se define de forma exacta y concisa los terrenos que finalmente serán los que acojan la explotación, y deja dicha elección a una ulterior decisión, que se adoptará en función del precio que los actuales propietarios de los terrenos pongan. Esta cuestión en sí misma no parece seria. En ningún caso se puede autorizar la explotación sin que el promotor deje totalmente definidas las parcelas catastrales en las que pretende acometer la explotación.

No se define el uso final de los terrenos objeto de la actual explotación, los cuales deberían ser restaurados, reforestados y destinados al uso público y a la compensación ambiental, máxime debido a la existencia de una zona húmeda que se ha formado en el fondo de la explotación y que debería pasar a formar parte del complejo lagunar de toda la zona.

La acreditación de la cualidad de la fauna del ámbito de estudio es deficitaria, inexacta e incompleta, pasando por alto la presencia de especies de elevado interés cuya existencia está demostrada.

Se obvia la existencia a escasos metros de un espacio que forma parte de la red de espacios naturales protegidos de la Comunidad Autónoma de la Rioja. Nos referimos a Área de Interés Singular de “la Degollada-Recuenco”, un espacio protegido que no ha sido tenido en cuenta en la elaboración del documento, y que fue declarado como tal en 2017 por el Gobierno de la Rioja.

De las parcelas propuestas para la explotación, existen tres que son de todo modo incompatibles con el espacio natural protegido de “Degollada-Recuenco”, por su extrema proximidad, así como porque dicha cercanía perjudicaría gravemente al espacio y a su uso recreativo, de uso público y de protección ambiental.

Dichas parcelas que bajo ningún concepto pueden ser explotadas son las siguientes:
a) Parcela 76 del polígono 49, de 7,57 hectáreas.
b) Parcela 98 del polígono 49, de 0,75 hectáreas.
c) Parcela 128 del polígono 21, de 7,7 hectáreas.

Es imprescindible alejar lo más posible la nueva explotación de los límites del espacio natural protegido, y muy recomendable la restauración ambiental de la actual explotación y el acondicionamiento ambiental de la laguna de nueva formación en el interior de la actual explotación y que dichos terrenos pasen a propiedad pública. Ello sería una apropiada medida ambiental compensatoria