¿Has visto la última campaña de Endesa a favor del carbón? Seguramente no, porque ha durado muy poco: la propia compañía la ha eliminado de internet. No ha dejado ni rastro. La campaña incluía un spot en el que pretendían justificar que es un falso mito que el carbón contamine, y que el problema de las emisiones viene por los vehículos. Acompañaban la campaña con la etiqueta #Ahorayalosabes.

Pero como dice nuestro refranero “Quien se excusa, se acusa”. De hecho, Endesa es con diferencia la empresa que más CO2 produce en todo el país. Pero esta justificación de sus malas prácticas era tan rancia y perversa que la campaña apenas ha durado unos días on-line, entre numerosos comentarios y artículos en su contra. Parece que la propia Endesa se retracta así de la comparación, con la que intentaba dar una patada a años de investigaciones y evidencias científicas e institutos como la Agencia Europea de Medio Ambiente, el IPCC (grupo de expertos de cambio climático de la ONU) o la Agencia Internacional de la Energía, donde todos ellos afirman la responsabilidad del carbón en el cambio climático y la contaminación del aire. Cada vez más países están prescindiendo del carbón para cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de no superar un calentamiento de más de 1,5 ºC. El carbón es el principal causante de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero a nivel mundial y su relación es directa con el incremento del calentamiento global y también con los problemas de salud, desde el aumento del índice de muertes prematuras al agravamiento de las enfermedades respiratorias crónicas.

Por su puesto que no podemos olvidar que las emisiones de los vehículos, sobre todo en las grandes ciudades, elevan la contaminación del aire hasta niveles tan altos que varias urbes españolas tienen que implementar, cada cierto tiempo, medidas extraordinarias para rebajar el nivel de contaminación. De acuerdo con la Agencia Europea de Medio Ambiente, unas 30.000 personas mueren prematuramente en España, cada año como resultado de la contaminación atmosférica.

Pero Endesa es una empresa eléctrica, propietaria de térmicas de carbón y es su responsabilidad y competencia librarnos de los humos que nos matan y el cerrar sus centrales térmicas.

Endesa es propietaria en España de cinco térmicas de carbón más el 33 % de la térmica de Anllares. Como hemos dicho, es la empresa que más CO2 produce con diferencia en todo el país, con unas 33,3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en el año 2015. La siguiente empresa más contaminante emitió 10 millones de toneladas.

Además posee 7 de las 25 instalaciones más contaminantes de España, siendo As Pontes en A Coruña la que más CO2 emite de todas y una de las 30 que más emite en Europa. Y aún hay más porque sus térmicas de As pontes en A Coruña y Litoral en Carboneras (Almería) están también dentro del ranking de las 30 térmicas de Europa que emiten los contaminantes más perjudiciales para la salud (Dióxido de Azufre, óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión) y su térmica de Andorra, en Teruel ocupa la cuarta posición entre las top ten de térmicas europeas con mayores emisiones de dióxido de azufre. En la web de nuestra plataforma Beyond coal (https://beyond-coal.eu/data/) puedes ver planta a planta las muertes prematuras que causan las emisiones de las térmicas de carbón.

Endesa contamina y sus humos causan muertes y cambio climático, #Ahorayalosabes

Las emisiones de las centrales térmicas de carbón llegan a nuestros pulmones y a nuestra sangre, provocan asma y enfermedades cardiorespiratorias, cáncer y acortan la vida. Además no conocen fronteras. Solo en 2013, las plantas situadas en España fueron responsables de 1.530 casos de muertes prematuras en Francia, Italia, Portugal, Bélgica, Alemania, Grecia, Holanda, Polonia, Reino Unido y otros países europeos y no europeos, incluidos los 840 casos que nuestras térmicas provocan dentro de nuestro propio país.

La última estimación de la OMS calculó que 6.860 personas murieron de manera prematura en España en 2012 por la exposición a la contaminación atmosférica provocada por estas instalaciones.

Por si a Endesa se le habían olvidado estos datos sobre sus centrales, #Ahorayalosabes y también que las personas no queremos elegir si morir por la contaminación de los coches o por la de quemar carbón. Endesa, que tu próxima campaña se centre en poner fechas definitivas de cierre a cada una de tus centrales térmicas de carbón y nucleares, para que no quede ninguna después del año 2025 y en asegurarnos un aire limpio para que tengamos salud y un medio ambiente sano. No nos lances más campañas donde tengamos que elegir cómo preferimos morir.