Con el fin de promover el uso de las energías renovables y de acercarse a los objetivos del Protocolo de Kyoto, Ben Magec-Ecologistas en Acción se ha dirigido a todos los ayuntamientos de Canarias con la petición de que aprueben ordenanzas para la incorporación de captadores solares en todo tipo de edificaciones de nueva construcción o en proceso de rehabilitación, ya sean edificios de viviendas, oficinas, instalaciones deportivas, hospitales, etc.

Para el portavoz ecologista, Heriberto Dávila, “el objetivo sería cubrir al menos el 60% de sus necesidades de agua caliente sin recurrir a los combustibles fósiles, sino a la abundante energía del sol”.

Ben Magec-Ecologistas en Acción recuerda que los sistemas solares térmicos permite la obtención de agua caliente sanitaria (ACS) mediante un sencillo sistema de colectores térmicos, circuitos y acumuladores, que puede ser instalado fácil y rápidamente en cualquier tipo de construcción. Los beneficios que reporta el uso de esta forma de energía resultan obvios: se utiliza una fuente energética virtualmente inagotable, no genera emisiones contaminantes, ni residuos, ni ruidos, ni olores,…

En lo que se refiere al ahorro económico respecto al uso de otras fuentes, tengamos en cuenta, por ejemplo, el hecho de que la obtención de ACS en el hogar supone aproximadamente el 35% del gasto energético total (unos 250 € anuales de ahorro para una familia media, o lo que es lo mismo, unos 3000 kWh.).

Además los ecologistas, reivindican que el Gobierno de Canarias debería sacar adelante una normativa que promueva este tema y unifique criterios entre las distintas administraciones y ayuntamientos.

Ben Magec-Ecologistas en Acción espera una buena acogida de esta iniciativa por la creciente sensibilidad social hacia el uso de las energías renovables, y la necesidad perentoria de reducir los niveles de demanda energética en las concentraciones urbanas, así como la necesidad de aproximarse en nuestro archipiélago al cumplimiento del Protocolo de Kyoto. Para Ben Magec-Ecologistas en Acción los ayuntamientos tienen mucho que hacer en este sentido y la aprobación de ordenanzas de energía solar térmica, sería un paso muy importante.