Ecologistas en Acción denuncia que con éste ya son siete los ejemplares de lince muertos por atropello en el entorno de Doñana en lo que vamos de año. El penúltimo, también una hembra de lince ibérico, el pasado mes de julio. En esta ocasión el animal ha muerto en la carretera que comunica las localidades de Rociana del Condado y Villarrasa.

La asociación ecologista considera a la Junta de Andalucía última y principal responsable de los continuos atropellos y muertes de lince en el entorno de Doñana. La asociación exige medidas contundentes y eficaces sobre las infraestructuras viarias que surcan el espacio vital de esta especie, que parece condenada a desaparecer ante la falta de coherencia en las políticas sectoriales de la Administración pública autonómica.

Ecologistas en Acción considera inadmisible que, mientras se renueva el programa de conservación LIFE para la recuperación del lince ibérico en Andalucía (con una partida económica de 29 millones de euros de fondos comunitarios), otras Consejerías de la Junta de Andalucía se dediquen, también con fondos comunitarios, a invertir en actuaciones que dificultan la supervivencia de una especie en grave peligro de extinción.

Estamos hablando de una especie que en estado silvestre no sobrepasa los 200 ejemplares, distribuidos en varias comunidades autónomas, localizándose las poblaciones más numerosas en las sierras de Andujar (Jaén) y de Cardeña (Córdoba), con una población estimada de unos 110 ejemplares, así como en el entorno de Doñana, con una población de unos 35 ejemplares. Si no se invierte la situación actual, se prevee la extinción de la especie en Doñana en 10 o 15 años. Los atropellos, la falta de alimento y el furtivismo están condenando a la especie a su desaparición definitiva de tan emblemático espacio natural.

Ecologistas en Acción considera que la solución pasa por revertir los caminos agrícolas y pistas forestales recién asfaltados a su estado original y rediseñar de manera conjunta el modelo de comunicaciones viarias de la comarca, desmantelando las más perjudiciales y creando otras que garanticen la completa supervivencia de la especie, al tiempo que se dota de una correcta comunicación a los usuarios.

La solución implica un compromiso personal y directo del Presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chávez. Ecologistas en Acción cree imprescindible un cambio de voluntad por parte de las Consejerías implicadas y que aumente la capacidad de influencia de la Consejería de Medio Ambiente en el seno del Gobierno andaluz, o el lince ibérico en Doñana desaparecerá definitivamente.