El informe presentado al Parlamento por el Comité de Medio Ambiente propone eliminar los instrumentos de medición que contienen mercurio, como termómetros de fiebre y aparatos de medir la presión arterial, tanto para la venta al público como para su utilización en las instalaciones hospitalarias. Actualmente existen en el mercado alternativas sin mercurio de excelente calidad para los termómetros de fiebre y la mayoría de aparatos.

Cuando se haga efectiva, esta decisión protegerá la salud de los pacientes y del personal sanitario y el medio ambiente en su sentido más amplio, ya que el mercurio es un metal pesado extremadamente peligroso y volátil que supone una amenaza mundial.

Sin embargo, es de lamentar que la posición del Comité no incluya también los pequeños barómetros, cuya fabricación con mercurio sigue teniendo vía libre, a pesar de que estos instrumentos conllevan un grave riesgo de contaminación por la facilidad con que se rompen durante su uso.

Ecologistas en Acción confía en que el plenario del Parlamento Europeo del mes de octubre y el Consejo de diciembre ratifiquen la propuesta de eliminar el mercurio en los instrumentos médicos, ampliándola a todos los termómetros, manómetros y pequeños barómetros.