Diecinueve activistas desobedientes, detenidas por la Policía por protagonizar una acción directa noviolenta contra la celebración de la 6ª edición de la feria armamentística internacional HOMSEC (IFEMA, Madrid, 14 de marzo de 2017) han conseguido desmontar los argumentos policiales y eludir, así, el pago de una multa que ascendía a 11.419 €.

La Feria de Armamento fue rechazada en un comunicado firmado por más de cien colectivos y organizaciones de todo el Estado, promovido por la plataforma Desarma Madrid. Se exigía a IFEMA la cancelación del evento. Ante su celebración, una veintena de activistas pertenecientes a Alternativa Antimilitarista-MOC, la Plataforma Desarma Madrid, Ecologistas en Acción, Yayoflautas, BDS Madrid y Mujeres de Negro desarrollaron ante las puertas del recinto ferial una vistosa acción noviolenta de protesta.

La Policía trató de inculpar por la vía penal a dichas activistas. Desestimada por el Juzgado, la Delegación del Gobierno, en aplicación de la Ley Mordaza, comenzó el penoso proceso administrativo, cuyo único fin es reprimir, amedrentar, y así desanimar a la gente a recurrir las multas, pero no nos desanimamos. Les plantamos cara y gracias al apoyo de Legal Sol, que asumió generosamente nuestra defensa, la causa se ha archivado al no poderse demostrar las mentiras, recurrentes, esgrimidas por la Policía en los correspondientes atestados. Es posible vencer a las Leyes Mordaza si estamos organizadas. Incluso, como es el caso, todavía en vía administrativa, después de dos tandas de alegaciones y declaraciones testificales.

Celebramos esta victoria contra las injustas y antidemocráticas Leyes Mordaza, que en este caso intentaban acallar la denuncia del militarismo y del importante incremento del gasto militar. Recordamos que el gasto del Ministerio de Defensa supone más del 2 % del PIB, y es una mínima parte del gasto militar real del Estado español, que en 2018 ascendió a 23.577´96 millones €. Si a estas cifras añadimos lo presupuestado para control social y el gasto para el mismo fin que las Comunidades Autónomas aportan llegamos a más de 32.000 millones € anuales.

Si la ciudadanía dejásemos de financiar el gasto militar, las guerras desaparecerían. La desobediencia y la no colaboración se erigen como baluartes en la defensa de los derechos humanos. La guerra empieza aquí, y aquí debemos pararla. Por ejemplo, mediante la Objeción Fiscal a los Gastos Militares; o denunciando el militarismo; o desobedeciendo a las leyes que lo sostienen, como estamos viendo en los puertos del norte del país, donde decenas de personas se niegan a colaborar con el envío de armas a Arabia Saudí; un ejemplo, por cierto, bien distinto al de Cádiz, que construye en sus astilleros las corbetas que llevaran la muerte a la población de Yemen.

Hoy, más de un año después de la acción noviolenta contra HOMSEC 2017, queremos tener un cariñoso recuerdo y mostrar nuestro agradecimiento a las activistas que la desarrollaron, las personas que nos apoyasteis y apoyáis, y a quienes, en fin, continúan luchando por un mundo desmilitarizado y en paz.

Nuestro propósito, como ya adelantamos, es que la 7ª edición de HOMSEC (2019) no llegue a celebrarse. Por ahora, HOMSEC 2019 no está programada ni se la espera. Y si llegara a celebrarse, allí estaremos, para recibirles.