Ecologistas en Acción, que participa en la Octava Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP 8), reclama una amplia renovación en este Convenio, que pase por el incremento de la participación pública, la reducción de la burocracia y el establecimiento de objetivos cuantificados.

La primera semana de la COP8 de Desertificación ha finalizado sin avances destacados y con no muy buenas expectativas para la segunda semana, en la que se deberá decidir el futuro de este Convenio de lucha contra la desertificación. La primera semana ha tenido como principal decisión la aprobación del Plan Estratégico a 10 años, que se ha realizado sin permitir ningún debate, lo que además de impedir la participación de las ONG, algo que Ecologistas en Acción considera inaceptable, conlleva el riesgo de que los Gobiernos no se sientan implicados en su implementación.

Además, el viernes finalizó el trabajo de la CCT (Comité de Ciencia y Tecnología) con la adopción de ocho acuerdos pero sin la necesaria revisión de su forma de funcionamiento, criticada por las ONG y por algunos gobiernos por su burocracia y por no centrar su trabajo en las auténticas necesidades, la lucha contra la desertificación en el terreno.

La segunda semana de la COP se inicia con varios interrogantes, especialmente: si se iniciará ya la implementación del Plan Estratégico durante esta reunión de las partes o se dejará para la siguiente COP, si los países donantes recuperarán la confianza en la Convención para incrementar sus aportaciones económicas, si las delegaciones oficiales participarán en la sesión de diálogo abierto organizado por las ONG del próximo martes, y si la declaración de Madrid supondrá la necesaria renovación del Convenio para que este después de 10 años de declaraciones de intenciones ponga en marcha los mecanismos necesarios para empezar a trabajar contra la desertificación a nivel local.

Durante los días 12 y 13 de septiembre se celebrarán dos reuniones paralelas y simultáneas a las sesiones de la COP: por una parte, el encuentro de Ministros y representantes internacionales de Alto Nivel en el que se discutirá sobre la “Desertificación y adaptación al Cambio Climático”; y por otra, la Séptima Mesa Redonda de Parlamentarios en el Congreso de los Diputados, que servirá de intercambio de impresiones e interacción entre parlamentarios sobre el desarrollo sostenible y la desertificación.

Ecologistas en Acción considera fundamental que en esta COP se adopten las medidas necesarias para que la Convención de Lucha contra la Desertificación salga renovada de Madrid, para lo cual es necesario que:

  • Se reduzca el alto nivel de burocracia que domina este convenio y que supone un importante factor limitante para el éxito del Convenio.
  • Los países donantes aporten la financiación necesaria para un relanzamiento del Convenio, para lo que resulta imprescindible que recuperen la confianza en el éxito del Convenio.
  • Establecer nuevos mecanismos de participación de la sociedad civil en toda la Convención. Las organizaciones sociales deberían ser consideradas partes de la Convención y no como meros “observadores”.
  • La Convención establezca objetivos cuantificados a medio plazo en la lucha contra la desertificación, similares al objetivo establecido por el Convenio de Biodiversidad de frenar la pérdida de biodiversidad antes de 2010.