Verdemar-Ecologistas en Acción señala la presencia de una antigua instalación para el almacenaje de alpacas en pleno Parque Natural, en cuyo techo se aprecia planchas de fibrocemento, concretamente en el municipio de Castellar de la Frontera.

El fibrocemento es un material muy utilizado en la construccion, compuesto por cementos y fibras de refuerzos, con la que se obtiene gran resistencia fisica. Se empleaba normalmente en la fabricación de numerosos elementos constructivos, como planchas lisas y onduladas para techumbres, tubos para agua a presión, tubos para drenaje o alcantarillado por gravedad, depósitos de almacenamiento de agua en viviendas y granjas, chimeneas, canaletas,etc.

Originalmente en la fabricación de fibrocemento, era empleado el asbesto o amianto como fibra de refuerzo, sin embargo debido a los problemas de salud que se descubrió que puede provocar en las personas este elemento, ya su empleo como fibra ha desaparecido.

La organización ecologista recuerda que la demolición y alteración de elementos que contengan asbestos (amianto) es muy peligrosa y debe estar estrictamente controlada. La exposición a fibras de amianto puede provocar asbestosis, mesotelioma, cáncer de pulmón y cáncer gastrointestinal. La vía más habitual de entrada del amianto al organismo es la respiratoria y el principal peligro deriva del estado de los materiales compuestos por este carcinógeno. Si éstos están deteriorados y rotos, como es el caso, son más peligrosos debido a la liberación de sus invisibles partículas. El deterioro por causas meteorológicas (principalmente) hace que trozos de placas estén esparcidas por el espacio natural protegido.

Verdemar-Ecologistas en Acción pide a la dirección del Parque Natural “Los Alcornocales” que actúe de inmediato en la parcela para la eliminación de los residuos.