Ecologistas en Acción ha solicitado al Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio la expropiación del pinsapar de la Sierra del Hinojar, ubicado en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema. Este importante bosque de pinsapos es muy poco conocido ya que está ubicado en una finca privada, El Navazo, propiedad de la sociedad belga “Breña del Agua Investments SL”. Por sus particulares valores fue incluida en la Zona de Reserva del parque natural, siendo los únicos terrenos privados que cuentan con la máxima protección dentro de este parque natural. La superficie de este bosque de pinsapos es de 160.000 m2.

La solicitud se ha realizado en base a lo previsto en la “Ley 2/1989, de 18 de julio, por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección”, que establece que “La declaración de los espacios naturales protegidos conllevará la de utilidad pública a efectos de expropiación de los bienes y derechos afectados”. Una disposición legal que nunca se ha utilizado y que permite la adquisición por parte de la Junta de Andalucía de terrenos de especial valor dentro de los parques naturales.

No es lógico que una zona de tan alto valor ecológico se encuentre dentro de una finca privada, máxime cuando las limitaciones a los usos productivos son muy altas. El Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de este parque natural estipula que “La ordenación de estas áreas estará dirigida fundamentalmente hacia la protección y regeneración de sus valores botánicos, faunísticos y paisajísticos, así como a las actividades de investigación y el uso público restringido y debidamente regulado. Cualquier aprovechamiento en esta zona estará subordinado a los objetivos de conservación”. Por tanto, sólo se pueden permitir visitas controladas y autorizadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAyOT), y actividades de investigación y educación ambiental, lo que no realiza ni ha realizado nunca la propiedad de esta finca.

La titularidad pública de este bosque de pinsapos puede abrir nuevas oportunidades para la investigación, la educación ambiental y el turismo de naturaleza en el Parque Natural Sierra de Grazalema, y reducir la presión sobre el pinsapar de Grazalema, el único que se puede visitar actualmente en este parque natural.

El justiprecio de esta bosque de pinsapos, a efectos de expropiación, es perfectamente asumible por la CMAyOT, ya que la valoración técnica que realizó la dirección del parque natural en la última transacción de compraventa que se realizó en 2013, fue de 4.829 €/ha, lo que supone una valoración de la totalidad de este pinsapar de unos 77.000 €.

Ecologistas en Acción espera una buena acogida de esta propuesta que puede garantizar la protección y el disfrute público de este bosque de pinsapos.