Ecologistas en Acción de la Ribera, colectivo que forma parte de la Asamblea Antipolígono, vuelve a pedir el desmantelamiento del polígono de tiro. Esta instalación militar supone un peligro diario para nuestra seguridad. A su vez, el polígono de tiro supone una amenaza para los valores medio ambientales y de pacifismo que debieran regir en un Parque Natural y en una Zona de Especial Conservación.

En este sentido ni el Ministerio de Defensa ni la Junta de la Comunidad de Bardenas están defendiendo los valores medio ambientales. El sobrevuelo de los aviones y el bombardeo del territorio de las Bardenas supone una amenaza por colisión y ruido contra la fauna y una intromisión inaceptable en un entorno natural. Estas dos partes del contrato de arrendamiento sólo desean seguir manteniendo dicho contrato y que en las Bardenas siga existiendo el polígono de tiro.

Si fuera de otra manera y la Junta de la Comunidad deseara firmemente la desaparición de esta instalación tendría que negarse a seguir cumpliendo con el contrato o cuando expire el actual contrato a no renovarlo. Pero más allá de declaraciones carentes de contenido vemos con preocupación como cada día son más los días de maniobras con fuego real y cómo cada vez más los militares en sus maniobras ocupan territorio del Parque Natural, fuera de los límites del polígono.

La Junta de la Comunidad de Bardenas y los Gestores del Parque Natural en una falta de valentía y de respeto nulo por los valores medio ambientales se pliegan, sin ni siquiera rechistar, ante los deseos y pretensiones del Ministerio de Defensa. Pero la Junta de Bardenas ya nos tiene por desgracia acostumbrados a actuaciones dudosas y de mala gestión del parque natural. Si no fuera por el interés de algunas universidades o instituciones externas por desarrollar algún proyecto medio ambiental, aquí en Bardenas no se desarrollaría ningún estudio sobre la geología, la fauna o la flora de Bardenas.

Más allá de declaraciones vacías nada se hace desde la Junta de la Comunidad de Bardenas por salvaguardar los altísimos valores esteparios de este territorio: Nada ha impedido la proliferación del regadío en algunas zonas de Bardenas. Nada está impidiendo que se contemple la posibilidad de que el Canal de Navarra atraviese y riegue las Bardenas. Nada de importancia se está haciendo por las aves esteparias: en este sentido se deberían prohibir los laboreos en los barbechos hasta no haber acabado la época de cría de especies tan representativas como el sisón, que recordemos está en al borde de la extinción en Navarra. Mientras estas especies desaparecen se organizan encuentros nacionales de caza y maniobras militares. Esta es la realidad y el triste paralelismo.

Por tanto exigimos un giro de 180 grados en la mentalidad y trabajo de la Junta de la Comunidad de Bardenas y del Gestor del Parque Natural encaminado a lograr el desmantelamiento del polígono de tiro por suponer una amenaza y un freno al desarrollo de esta Zona de Especial Conservación. A su vez, exigimos que los valores medio ambientales tengan mayor peso que el resto de usos, y dejen de formar parte de simples declaraciones de intenciones vacías de contenido.


Moción de la Asamblea Antipolígono

En 2018 el gasto militar en el mundo será el más elevado desde el final de la Guerra Fría. El Gobierno de España se suma alegremente a la fiesta del dispendio en armas y equipos militares. El ejecutivo de Mariano Rajoy piensa incrementar el gasto militar en un 80 % de aquí a 2024, según se comprometió el presidente en una carta dirigida al secretario general de la OTAN, y en estos siete años invertirá 18.000 millones de euros. Maria Dolores de Cospedal, Ministra de Defensa ha anunciado el pasado mes de marzo un plan de adquisición de nuevo armamento en los próximos años cuyo plan se estima en 10.805 millones de euros.

Este despilfarro económico se realiza recortando los recursos destinados a los gastos sociales. La histórica huelga y las masivas manifestaciones que hemos vivido el pasado 8 de marzo junto con las movilizaciones que de forma sostenida se vienen realizando por las y los pensionistas ponen sobre la mesa el hartazgo de la población.

Es necesario exigir al Gobierno de España un cambio radical de las prioridades, empezando por recortar los gastos militares y destinando esos 18.000 millones a revertir las cada vez mayores desigualdades sociales que soportan los sectores más desfavorecidos.

En este contexto de gastos militares, se inscribe el Polígono de tiro de las Bardenas. Un gasto innecesario y contraproducente, con una función inhumana y destructiva, porque se trata de la herramienta principal que disponen los gobiernos occidentales en sus planes de experimentación, modernización e incremento para el ensayo de bombardeos, que luego serán operativos en diversos escenarios de guerra en cualquier lugar del mundo.

Estamos viendo con preocupación que los tambores de guerra resuenan con cada vez mayor fuerza entre las grandes potencias y no podemos olvidar que en este escenario, para nuestra desgracia, jugamos un papel importante. Estamos comprobando cada día que esta escalada militar se percibe con claridad en el constante incremento de los bombardeos en el Polígono de Tiro y en la espacial intensificación de los que se realizan con fuego real.

En el reciente ataque de EE UU, Francia y Reino Unido con el bombardeo de 105 misiles sobre territorio sirio, España contribuyó con dos aviones que despegaron de la base aérea de Zaragoza, que es a su vez el lugar de donde parten los vuelos que más habitualmente experimentan en el polígono de Tiro de las Bardenas, con todo lo que ello puede significar para la consideración del Polígono de Tiro como objetivo militar en el escenario de los múltiples conflictos que hoy se expanden por doquier.

Año tras año vemos como aumenta el número de vuelos de aviones de guerra sobre nuestras cabezas. Queremos llamar la atención al conjunto de la población que circunda las Bardenas. Hemos de ser conscientes de los peligros que acarrea esta actividad para nuestra seguridad. Dado el permanente crecimiento de las operaciones de todo tipo que se vienen realizando y los numerosos accidentes habidos a lo largo de estas décadas, podemos vernos abocados a graves situaciones que afecten directamente a la población.

Somos sensibles a las tremendas consecuencias que generan las guerras en forma de dolor, muerte, destrucción y desesperación que provocan en millones de personas. Queremos que se ponga fin a tanto sufrimiento y no queremos que nuestra tierra sirva para ensayo de las masacres que se llevan a cabo en otros países. Como consecuencia, aumentan constantemente los desplazamientos de población en demanda de refugio. Europa es el punto de llegada de centenares de miles de personas en busca de refugio, huyendo de las guerras. Se trata de la mayor emergencia humana desde la Segunda Guerra Mundial y los gobiernos europeos se dedican a mirar para otro lado e impedir por todos los medios la entrada de inmigrantes. (Cada día mueren 10 personas de media intentando cruzar el Mediterráneo). Por ello, la Asamblea Antipolígono quiere alzar la voz y llamar a la movilización ante esta intolerable realidad, porque no nos conviene olvidar que de alguna manera el polígono de tiro de las Bardenas, dada la función que cumple, está contribuyendo a esta tragedia.

Por el contrario, lo que queremos es dedicar nuestras energías a construir paz y la no violencia como forma de abordar pacíficamente los conflictos. Repudiamos la violencia aquí y también en otros escenarios mundiales. Seguir organizando y financiando guerras es inhumano y no soluciona los conflictos internacionales.

Vamos a hacer que la XXXI Marcha al Polígono de tiro del próximo Domingo 3 de Junio sea un enérgico acto de protesta, un grito de rabia por el sufrimiento que genera la sinrazón de las guerras, un gesto de rebelión ante la muerte y la destrucción que provoca y un apoyo solidario a los millones de personas desplazadas que como consecuencia de todo ello deambulan sin rumbo por el mundo.

Por todo ello, la Asamblea Antipolígono propone al pleno municipal, el debate y votación de las siguientes

Propuestas de acuerdo:

1- Condenar la intervención militar del pasado 14 de abril de Trump y sus aliados bombardeando Siria y el apoyo dado por el Gobierno de España. No es este el camino para la paz en Oriente Medio y en el resto del mundo.
2- Promover una Cultura de Paz para contribuir a redefinir por vías pacíficas y de justicia social, el conjunto de las relaciones políticas, las relaciones sociales y la relación de la humanidad con la Naturaleza.
3- Exigir al Gobierno español que detenga su carrera armamentística y destine el incremento previsto de 18.000 millones a cubrir las necesidades sociales de la población, especialmente en lo que afecta a pensiones, sanidad, educación e igualdad.
4- Exigir al Gobierno español la derogación del Decreto que declaró el territorio ocupado por el polígono de tiro de las Bardenas como Zona de Interés Preferente para la Defensa.
5- Rechazar las maniobras con fuego real que se vienen desarrollándose con cada vez mayor frecuencia, con el consiguiente peligro para la población circundante.
6- Instar a las instituciones navarras (Gobierno, Parlamento, Comunidad de Bardenas, y ayuntamientos) a que muestren al gobierno del Estado su rechazo al Polígono de Tiro, y exijan un plan para su desmantelamiento, por encima de contratos, compromisos, pactos y dinero.
7- Apoyar la XXXI Marcha por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas, convocada para el domingo 3 de junio por la Asamblea Antipolígono con apoyo de numerosos colectivos sociales, sindicatos y políticos.
8- Instar al Gobierno español a que cumpla con sus responsabilidades facilitando la acogida de las personas refugiadas que huyen de las guerras y de sus consecuencias.
9- Enviar los acuerdos adoptados a las Instituciones competentes y a los medios de comunicación.