Ecologistas en Acción considera lamentables las declaraciones de Ángel Acuña, delegado Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAyOT), que ha calificado de  “erróneas y falsas” las acusaciones de que “la Junta había tenido algún tipo de complicidad con el anterior Ayuntamiento del PP en Tarifa”, en la aprobación del Plan Parcial de Valdevaqueros. Estas acusaciones son ciertas y verificables.

El delegado de la CMAyOT en vez de agradecer el ímprobo trabajo realizado por Ecologistas en Acción para conseguir anular esta macrourbanización en uno de los parajes litorales vírgenes más valiosos y afamados del sur de Europa, nos insulta, acusándonos de mentir. La CMAyOT, que es la responsable de hacer cumplir la legislación medioambiental y de preservar nuestros espacios naturales, dio todo su apoyo a este proyecto que afectaba gravemente, y así lo reconoce la sentencia del TSJA, a varios espacios naturales que cuentan con protección a nivel andaluz e internacional: Parque Natural del Estrecho, incluida en la Red Natura 2000 de la UE como Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y a la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo.

¿Qué hizo la consejería que representa el sr. Acuña? El día antes de la aprobación del Plan Parcial de Valdevaqueros por parte del Ayuntamiento de Tarifa, la entonces delegada de la CMAyOT Silvia López Gallardo remitió un escrito al alcalde Juan Andrés Gil del PP, en el que textualmente asegura que este Plan Parcial “se considera compatible con la normativa ambiental de aplicación”. A la sra. delegada se le olvidó advertir que este proyecto no había sido cometido al preceptivo procedimiento de evaluación ambiental, que afectaba a espacios naturales protegidos, que no había sido informado por la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho… En la sentencia del TSJA se asegura que esta “autorización” de la CMAyOT no se adoptó en el curso de un procedimiento regulado en la legislación de evaluación ambiental. O sea, la delegada de la CMAyOT antecesora del sr. Acuña falsificó un informe para favorecer la aprobación de este proyecto urbanístico ilegal. Y al día siguiente el PSOE votó en el Pleno municipal junto al PP la aprobación del Plan Parcial.

Pero hay mucho más, la Junta de Andalucía ha mantenido esta macrourbanización -y siete más en el litoral de Tarifa con 5.688.627 m2-, en todos los planes urbanísticos y de ordenación del territorio: en 2010 cuando aprobó la adaptación del PGOU de Tarifa a LOUA y en diciembre de 2011 cuando aprobó el Plan de Ordenación del Territorio (POT) del Campo de Gibraltar; en plena crisis por el estallido de la burbuja inmobiliaria y sólo cinco meses antes de la probación del Plan Parcial de Valdevaqueros, ¡la Junta incluyó en el litoral de Tarifa todas esas macrourbanizaciones! Además, para facilitar su desarrollo, las eximió de cumplir los límites de crecimiento del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). ¡Más complicidad imposible!

Cuando se aprobó el Plan Parcial, la delegación que dirige el sr. Acuña lo inscribió en el registro de instrumentos urbanísticos, intentando así darle visos de legalidad. Si no hubiera sido por la campaña ciudadana desplegada y por el recurso interpuesto por Ecologistas en Acción, las grúas estarían en Valdevaqueros, y el sr. Acuña justificando tanta desidia y complicidad. La sentencia del TSJA también es un varapalo para la CMAyOT, pues declara nula esa inscripción.

Ecologistas en Acción requirió en numerosas ocasiones a la Junta a que recurriera este Plan Parcial y eliminara todas las macrourbanizaciones previstas en el privilegiado litoral tarifeño de los planes urbanísticos y de ordenación del territorio. Incluso remitimos en julio de 2012 un amplio informe al entonces presidente Jose A. Griñán proponiendo una serie de medidas para impedir la urbanización de Valdevaqueros; no recurrieron la aprobación de este Plan Parcial, y no contestaron a nuestros escritos.

El sr.  Acuña miente para intentar tapar las vergüenzas de su Consejería en la tramitación y aprobación de este proyecto especulativo, que han sido dejadas en evidencia por la sentencia del TSJA.

Ahora, de nuevo tienen la ocasión de demostrar que están en contra de la especulación urbanística en el litoral: que la CMAyOT modifique el POT del Campo de Gibraltar para anular todas las urbanizaciones en el litoral tarifeño… porque Valdevaqueros sigue siendo urbanizable.