Gena-Ecologistas en Acción de la Axarquía ha presentado denuncia, ante la Fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Málaga, una denuncia por las operaciones de regeneración de playas que está acometiendo, en estos días la Demarcación de Costas del Ministerio de Medio Ambiente en el litoral de la Axarquía.

Hemos observado y grabado numerosa maquinaria y movimiento de camiones de gran tonelaje en algunos puntos, cuya operación consistía en la retirada de toneladas de arena para transportarla a otros puntos del litoral de la Axarquía. Estas operaciones forman parte del plan de regeneración de playas que está acometiendo en estos días la Demarcación de Costas del Ministerio de Medio Ambiente.

Uno de los puntos escogidos para retirar arena es una playa de Benajarafe, donde se ha estado retirando arena a lo largo de toda su anchura. Esta práctica está produciendo dos efectos: por una parte está eliminando la vegetación sammófila espontánea, entre la que se encuentra los lirios de mar (Pancratium martitum), especie protegida por la legislación andaluza, y además se está rebajando el perfil de la playa, hecho que la convertirá en más vulnerable en los próximos temporales, lo que a su vez repercutirá en la estabilidad de playas aledañas.

Otro de los puntos escogidos para obtener arena es la desembocadura del río Algarrobo, que como es sabido forma un pequeño delta. En este lugar, además de la retirada de arena fluvial, están destruyendo la vegetación de ribera, principalmente cañas, que aunque no son de la flora autóctona, tienen un importante papel como hábitat para la biodiversidad en un lugar donde se ha destruido sistemáticamente las riberas. Por otra parte, la eliminación de arena del delta, hará que éste sea más vulnerable a la erosión, y también a playas aledañas, ya que este delta actúa como espigón natural y preserva del efecto de temporales a dichas playas.

Estas operaciones son desconcertantes, pero obedecen a la presión política de los ayuntamientos del litoral, para disponer de playas en todo su término, algo totalmente imposible en muchos casos porque la dinámica marina no puede ser igual en todo el litoral. Precisamente se está intentando regenerar lo que llamamos anti-playas, como la playa de Ferrara de Torrox, una playa imposible porque la urbanización hasta pie de playa ha impedido la alimentación natural de las playas, de modo que incluso algo tan costoso como recién construido dique junto al faro no ha podido impedir su erosión nada más estrenarlo. Otro punto en el que se pretende regenerar playas es en la playa de Mezquitilla, otra anti-playa que actualmente tiene media docena de espigones en serie y tampoco han sido efectivos para retener la playa.

Por lo tanto, denunciamos la destrucción de playas naturales, y sus hábitats y biodiversidad asociados, para la reconstrucción (únicamente estacional) de lugares donde no puede haber playas, pues, con toda seguridad, como se ha demostrado innumerables veces, los próximos temporales acabarán con ellas ¿está justificado destruir unas playas para regenerar por dos meses otras que nunca debieron ser consideradas como auténticas playas?.