Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, Ecologistas en Acción de Málaga Ciudad hace pública la concesión del Premio Atila, Caballo de Atila y Azote de Atila para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por su contribución negativa o positiva del medio ambiente de Málaga.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Ecologistas en Acción Málaga Ciudad concede los Premios Atila con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción y protección del medio ambiente”. Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen tres categorías denominadas “Atila”, “Caballo de Atila” y “Azote de Atila”.

Miles de personas se han dirigido a esta asociación proponiendo, desgraciadamente, numerosos candidatos, entre los cuales el Jurado ha elegido.

-Premios Atila 2018:

Juan Cassá Lombardía, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga.  Además de permitir la cesión de los terrenos de la última playa virgen de Málaga (Arraijanal) a la Fundación Málaga CF, por tolerar las talas masivas, y la destrucción del patrimonio artístico de Málaga.

Abdullah bin Nasser Al Thani, por engañar a los malaguistas con el proyecto de Arraijanal, prometiendo que esas instalaciones  serán para todos los malagueños y azuzando a los aficionados del fútbol contra los ecologistas.

 

– Premio Caballo de Atila 2018

Heidelberg cement, por jugar con la salud de los malagueños, manteniendo una incineradora cerca de un núcleo urbano (La Araña).

Ecologistas en Acción de Málaga ciudad ve también necesario apoyar a aquellos colectivos y personas que protegen el medio ambiente u otras causas igual de necesarias. Por tal motivo acuerda conceder los Premios Azote de Atila 2018 a:

Asociación Ciriana, por preservar la naturaleza desde el barrio de Churriana, y buscar familias a mascotas abandonadas.

Coordinadora 8M, por enseñarnos por la necesidad de ponernos las gafas violeta en la defensa del medio ambiente.

Defendamos Nuestro Horizonte, por la defensa del patrimonio ambiental y cultural de todos los malagueños

Plataforma No Más Talas, por su continua denuncia de las talas abusivas que se desarrollan en la capital de Málaga.

Voces Alternativas, programa de la cadena de radio Onda Color por ser altavoz de las reivindicaciones ecologistas.

La entrega de las diferentes distinciones se realizará próximamente.

El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta.