La Plataforma Albacete 30, que invita a sumarse a otros grupos sociales, surge de la unión de los colectivos locales de Greenpeace, Ecologistas en Acción, Ciclistas Urbanos de Albacete (CURBA) y Colectivo 967, a raíz de la campaña de sostenibilidad Tu consumo lo cambia todo, que promueve Greenpeace a nivel nacional, en la que Albacete fue elegida en el apartado Movilidad junto a Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, Pamplona, Sevilla y Valencia.

En febrero de 2018 Mariano González Tejada, entonces responsable de movilidad de Greenpeace España y fallecido días antes de la presentación de la Plataforma, visitó Albacete para reunirse con el Ayuntamiento y los colectivos interesados, y lanzar un reto a la ciudad de Albacete.

El reto se resume en: realizar una radiografía del tráfico, siniestralidad y el urbanismo de la ciudad; realizar campañas de concienciación ciudadana; recabar experiencias de otras ciudades referentes en movilidad como Pontevedra; elaborar propuestas de mejora y compartir estos conocimientos con el Ayuntamiento; y, por último, tratar de lograr el compromiso de los grupos políticos para que incluyan estas medidas en su programa electoral cara a los comicios del próximo año.

La Plataforma Albacete 30 se presentó oficialmente a los medios el pasado 23 de mayo en el Colegio Feria-Isabel Bonal, centro situado en uno de los puntos conflictivos para el tráfico en la ciudad.

En el acto se compartieron los datos más relevantes sobre siniestralidad en Albacete
elaborados a partir de las memorias anuales de la Policía Local:

· La media anual en los últimos 5 años (2013-2017) de víctimas (heridos leves, graves o fallecidos) es de 473 personas.
· Una media de 23 heridos graves, el 49 % de ellos peatones atropellados.
· Una media anual de 1,8 fallecidos, el 67 % de ellos peatones atropellados.
· El número de heridos graves más fallecidos entre el 2009 y 2017 presenta una tendencia ascendente.

El camino que emprende así la Plataforma Albacete 30, busca llamar la atención sobre la amenaza que supone el tráfico y las consecuencias del modelo actual de ciudad.

Por una ciudad para todas las personas es nuestro lema. Por eso la limitación real de velocidad a 30 km/h en la mayoría de las vías de la ciudad es una de las medidas para conseguirlo, pero no la única. Aplicar criterios como seguridad sistemática en el diseño de las calles, reducción del consumo energético y la contaminación atmosférica derivada del transporte o equidad en el reparto de los modos de desplazamiento, son otras acciones igualmente importantes para alcanzar el ambicioso objetivo de erradicar la accidentalidad grave y reducir el impacto nocivo que el tráfico ejerce sobre la ciudadanía.

Porque ningún muerto ni herido grave en nuestras calles es aceptable.