• Quince organizaciones no gubernamentales ambientales de España y Portugal, entre ellas Ecologistas en Acción, se han reunido hoy en Lisboa por primera vez, para coordinar sus esfuerzos en la protección del medio marino. La pesquería de la sardina ibérica, las oportunidades de pesca de los peces de profundidad y la efectiva implementación de la Política Pesquera Común (PPC) han sido los principales asuntos tratados.
  • Como resultado de esta reunión llevada a cabo en el velero Diosa Maat de Ecologistas en Acción y en la sede de Liga para a Protecção da Natureza, se va a realizar una solicitud de  reunión con el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca,  Karmenu Vella. Otras acciones están siendo planificadas junto con un procedimiento de comunicación común,  con el objetivo de afrontar de forma conjunta los retos ambientales a los que se enfrentan las aguas ibéricas.

La naturaleza no entiende de fronteras humanas y aún menos si hablamos de océanos y la vida marina que los habita. Esto lo saben perfectamente los pescadores españoles y portugueses puesto que han compartido pesquerías  desde  que  existen  registros. Ambos países están conectados geográficamente, biológicamente, socialmente, económicamente y políticamente por las aguas ibéricas atlánticas.

A pesar de que las organizaciones portuguesas y españolas han colaborado en el pasado en asuntos de conservación marinos, fue la situación crítica de la pesquería de la sardina la que puso de relieve que, en muchas ocasiones, la pesca sostenible y unos ecosistemas marinos saludables en la región solo serán posibles si existe una cooperación estrecha y continua entre entidades de ambos países. La estancia del velero Diosa Maat de Ecologistas en Acción en Lisboa ha creado la oportunidad para esta reunión entre las organizaciones de España y Portugal.

Las organizaciones han realizado una petición clara: “Los ministros de pesca de España y Portugal deben liderar las decisiones europeas de cara al respeto a la mejor información científica disponible e implementando completamente la Política Pesquera Común, para restaurar y mantener unas poblaciones de peces en niveles sostenibles para el 2020”.

España y Portugal han sido en muchas ocasiones los Estados miembros menos ambiciosos a la hora de respetar las recomendaciones científicas y la PPC y, por ello, además de acciones dirigidas a los ministros de ambos países, se va a solicitar en los próximos días una reunión al comisario de Pesca de la UE, con el objetivo de abordar estos asuntos de ámbito ibérico pero que también preocupan en Europa.

Las organizaciones ambientales están de acuerdo, de igual modo, en que los dos países deben ser más proactivos y trabajar de manera conjunta en la promoción de la pesca de pequeña escala y de bajo impacto, y en una  buena gestión de la red Natura 2000. A pesar de ello, los retos de las aguas ibéricas van más allá de la pesca. La basura marina, los planes para la extracción de gas y petróleo, la contaminación proveniente de los ríos entre otros asuntos, también requieren de acciones coordinadas. En definitiva, como principal resultado, las organizaciones portuguesas y españolas han acordado una lista de temas a los cuales van a realizar un seguimiento mediante una comunicación continua y actividades conjuntas.

Organizaciones ambientales que han participado: ANP|WWF, APECE, Ecologistas en Acción, Fundació ENT, GEOTA, Greenpeace, LPN, , Oceana, OMA, Our Fish, Quercus, Sciaena, SEO, SPEA, WWF-ES.