Ecologistas en Acción concede los Premios Atila Valladolid con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente”. Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas “Atila” y “Caballo de Atila”.

El Premio Atila Valladolid 2018 ha recaído en la factoría de fundición Lingotes Especiales por ser la responsable de la contaminación desde hace meses en su entorno por “polvo negro”, como lo aseguran un informe encargado por los afectados a la Universidad de Valladolid y otro realizado a instancias del Ayuntamiento de Valladolid, apreciable a simple vista en suelos y todos los elementos de viviendas. La Junta de Castilla y León por su parte ha concluido por el momento que esta fundición de ser la emisora de este “polvo negro” y ello en contra de la evidencia señalada por los otros análisis realizados que señalan que el foco emisor, dada la composición de ese “polvo negro”, es una industria de fundición de metales siendo Lingotes Especiales la única existente en un amplio entorno.

 

 

Contra esta contaminación por “polvo negro” generada por Lingotes Especiales -fundición situada en el borde urbano que ha aumentado su capacidad productiva en los últimos años- se están movilizando las seis asociaciones vecinales de la zona -Fuente Berrocal, La Galera, La Victoria, Puente Jardín, La Overuela y Huerta del Rey- con el asesoramiento de la asociación ecologista. Ecologistas en Acción Valladolid ha pedido que esta fundición cuente con un sistema permanente de medición de la contaminación como lo tienen Michelin y Renault.

El Premio Caballo de Atila Valladolid 2018 lo ha merecido Metrovacesa por su proyecto urbanístico especulativo de 300 hectáreas denominado «Ciudad del Bienestar y de la Salud» en Aldeamayor de San Martín por su afectación al colindante espacio natural “Salgüeros de Aldeamayor”, singular humedal incluido en la Red Natura 2000.

 

 

Para ello, y tras anteriores varapalos judiciales a este proyecto en el TSJ de Castilla y León y el Supremo, Metrovacesa ha instado una modificación contra reloj del PGOU de la localidad y hacer posibles 1.440 viviendas y 1,3 millones de metros cuadrados de diversos usos terciarios privados con hasta 26.000 plazas asistenciales. La finalidad última de la operación es evitar la depreciación de los activos de la inmobiliaria con el paso de unos terrenos actualmente urbanizables a suelo rústico, en el caso de no conseguir la aprobación definitiva de su plan antes del próximo 19 de octubre. Además, el proyecto omite el carácter inundable de los terrenos, el efecto que el vertido de las aguas residuales o la extracción de aguas subterráneas para riego podría tener sobre la Zona Especial de Conservación «Salgüeros de Aldeamayor» o los efectos de la contaminación atmosférica producida por los 15.000 vehículos que la nueva urbanización enviaría cada día a la ciudad de Valladolid, empeorando la calidad del aire de una aglomeración que en el trienio 2015-2017 ha incumplido el valor objetivo para la protección de la salud establecido por la normativa española para el ozono troposférico.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Ecologistas en Acción de Valladolid espera que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta.