Verdemar-Ecologistas en Acción denuncia cómo en menos de un año han incrementado los puntos de vertidos urbanos ilegales a lo largo y extenso de la comarca. Esta vez, entre otros, denunciamos vertidos reincidentes de neumáticos usados, escombro y fibrocemento (amianto) en pleno corredor fluvial del arroyo Madre Vieja, concretamente a la altura de la zona conocida como “La Gallita” o “Cortijo La Gallita” en el camino viejo de Guadarranque a San Roque.

Nos  referimos a una zona de un valor ambiental singular y que ya soporta un estrés ambiental considerable por el aporte de fecales y fosfatos vertidos al cauce por el Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de Arcgisa en San Roque y el aporte de aguas y lodos residuales industriales sedimentados en el lecho del arroyo.

Ecologistas en Acción denuncia la falta de civismo y compromiso social pero no entiende por qué la administración local sanroqueña aún no ha tomado medidas y ejecutado la limpieza de la zona, conociendo esta situación empeora progresivamente y ha sido denunciada repetidamente por los vecinos de la zona.

La organización ecologista señala que hay que tener en cuenta que nos aproximamos a la temporada seca y el riesgo de incendios puede ser inminente. A menos de 200m del punto de vertido  se encuentran las instalaciones industriales y especialmente la planta de almacenaje de combustibles de CLH.

Además de los posibles lixiviados contaminantes que pudieren afectar al entorno fluvial del Madre Vieja, repercutiendo en la flora y fauna local.

Exigimos el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales  y una mayor vigilancia en la zona, dada su especial sensibilidad y fragilidad de su ecosistema.

En un radio de un kilómetro,  concretamente en los llanos de zona de Cerro del Prado, se repite el mismo problema. Aquí también son muy habituales los vertidos clandestinos de numerosos neumáticos usados y material residual vario,  apilados y formando grandes montículos. A escasos metros se encuentran los bosquetes aislados de alcornoques y la zona de interés arqueológico Cerro del Prado. Esta situación es reincidente y pedimos la retirada de estos residuos de inmediato, con objeto de evitar el efecto llamada.