Comunidad de Madrid: Premio Atila 2005

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, Ecologistas en Acción hace pública la concesión del Premio Atila 2005 de la Comunidad de Madrid, para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente madrileño.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Ecologistas en Acción concede los Premios Atila con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente”. Los premios tienen dos categorías denominadas “Atila” y “Caballo de Atila”.

Este año, la elección ha sido muy complicada para el Jurado madrileño, los méritos recogidos en el curriculum vitae de algunos/as candidatos/as, incluyen tal cúmulo de barbaridades ambientales, falseamiento de la realidad y propuestas tan descabelladas que finalmente los miembros del Jurado se han visto obligados a conceder premios compartidos en algunas categorías. De esta manera el Jurado otorgó:

1. Conceder el Premio Atila compartido a la peor conducta ambiental a la Consejera de Transporte e Infraestructuras, Mª Dolores De Cospedal y al alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón.

En su corta carrera como Consejera, Mª Dolores De Cospedal, ha destacado por desempolvar los proyectos de infraestructuras más impactantes y más veces desestimados por la Comunidad de Madrid, es el caso de la duplicación de la carretera M-501 (carretera de los pantanos). Igualmente es memorable su apoyo al proyecto presentado por la Universidad Europea de Madrid, de unir la ciudad de Madrid con Valencia creando un corredor kilométrico de viviendas y campos de gol. Este apoyo demuestra su formidable desconocimiento del significado de la ordenación territorial y hace gala de todo lo contrario a lo que en este día, la ONU, intenta promulgar, ciudades verdes y sostenibles.

Alberto Ruíz Gallardón, alcalde de Madrid, ha hecho infatigables méritos para conseguir un galardón más para Madrid, la ciudad con más agujeros de Europa. El Jurado desea destacar la capacidad del edil para alterar la verdad de las cosas y su falta de pudor al presentar Madrid como una ciudad verde y amable, de cara al Comité Olímpico Internacional, mientras ha conseguido destacar como el regidor más arboricida de todos los tiempos. La ampliación de la M-30 destruirá 12.000 árboles, el 5% de las zonas verdes y el tráfico se incrementará en 250.000 vehículos diarios más. Sin embargo, el alcalde, insiste en que todo esto lo hace para reducir el tráfico en la capital y crear una alfombra verde.

2. Conceder el Premio Caballo de Atila al grupo inmobiliario FADESA, por su desprecio a la protección del paisaje y medio ambiente, al haber construido el casino de Aranjuez destruyendo uno de los mejores olivares de la zona y causando un impresionante impacto paisajístico perceptible desde casco histórico. Igualmente destaca su desprecio a la normativa de la Comunidad de Madrid al promover la construcción de 4.500 viviendas en El Molar, en una zona que supera los niveles de ruido permitidos por la Ley de protección de la contaminación acústica.

Así mismo, el Jurado expresó su esperanza de que los galardonados disfruten de estos premios reflexionando sobre el deterioro ambiental que sufre la Región, pero en lugares lo más alejados posibles de entornos naturales de gran valor.




Visitantes conectados: 710