Los vertidos de la Delegación Provincial de Medio Ambiente

Según hemos podido saber, a través de los responsables de DAPAR DE RECICLAJES, S.L., empresa responsable de los neumáticos almacenados, está cuenta con todas las autorizaciones administrativas, y se encuentra a la espera de recibir la maquinaría prevista para comenzar con las labores de reciclado de neumáticos usados.

Según un comunicado de la Consejería de Medio Ambiente al que hemos tenido acceso, el vertido de neumáticos realizado no es considerado por este organismo como vertido, sino como "relleno", y no está sometido al procedimiento de prevención ambiental.

Desde nuestro punto de vista, la Delegación Provincial de Medio Ambiente utiliza un lenguaje ambiguo con el fin de escabullirse de todas sus responsabilidades.
Curiosamente, el troceado de residuos y su posterior compactación con una capa de tierra es uno de los métodos que se utilizan en los vertederos autorizados, que si están sometidos al trámite de Evaluación de Impacto Ambiental.

Desde Ecologistas en Acción consideramos a la Delegación Provincial de Medio Ambiente responsable directa de la situación creada y del impacto que estos, a nuestro entender vertidos, puedan causar en el medio edáfico y en la calidad de las aguas subterráneas. Asimismo, la Consejería de Medio Ambiente es la responsable del impacto visual creado en una de las puertas de acceso al Parque Natural.

Creemos positivas y acertadas las iniciativas empresariales que incentivan el reciclaje de residuos, especialmente si se trata de residuos de difícil eliminación como los que nos ocupan, pero bajo ningún pretexto las Administraciones deben ignorar los trámites de prevención ambiental ni las medidas tendentes a minimizar los posibles riesgos.




Visitantes conectados: 667