La Cubé, del abandono al olvido

El paraje de La Cubé se encuentra situado en la orilla del río salado, en las inmediaciones del casco urbano prieguense.
Este paraje fue durante generaciones un lugar muy concurrido por los vecinos de Priego, que acudían a pasar el día de campo, a bañarse, a entrar en las cuevas, a pescar o simplemente a pasear.

Desde hace más de una década, el estado de degradación al que ha degenerado este emblemático lugar preocupa a muchas personas y asociaciones prieguenses, que han reivindicado en numerosas ocasiones la recuperación de este paraje, llegando a constituirse hace unos años una plataforma ciudadana con este fin.
Todas estas reivindicaciones ciudadanas dieron como resultado una tímida actuación de la Administración Local, que mediante un programa de formación ocupacional realizó algunas actuaciones de mejora consistentes en la limpieza y habilitación de senderos y mobiliario.

Con el paso del tiempo buena parte del mobiliario instalado se encuentra en mal estado o desaparecido, debido principalmente a actos de vandalismo y al abandono de la zona.

Existen dos poderosas razones por las que la no resulta especialmente atractiva para los prieguenses la visita a este paraje:
La primera es sin duda la contaminación del río. Si en tiempos pretéritos el agua bajaba limpia y abundante entre frondosas alamedas, hoy el agua baja con todo tipo de contaminantes disueltos, resultado de los vertidos procedentes tanto de las aguas residuales urbanas como de algunas industrias. La solución pasa inexorablemente por la construcción de la E.D.A.R. y por la vigilancia y prevención de los vertidos contaminantes que se producen de manera ilegal. Asimismo la ausencia de arbolado y de vegetación rupícola hacen del paisaje un medio hostil, por lo que habría que promover su pronta restauración hidrológico-forestal, mediante la implantación del bosque de ribera adecuado.

El otro factor que amedrenta a los ciudadanos a ir a La Cubé es sin duda el propio estado físico del entorno. La proliferación incontrolada de parcelas y de segundas residencias ha asfixiado a este lugar. Pero, sin duda, resulta aún más indignante para todos los prieguenses la usurpación por parte de particulares de servidumbres y de terrenos pertenecientes al dominio público como es el cauce del río , o el vallado de cuevas que siempre han estado abiertas.

La solución a estos problemas y la recuperación como espacio público recreativo y natural de este paraje ha sido debatida en numerosas ocasiones en el Consejo Municipal de Medio Ambiente, siendo también una de las prioridades de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento. Sin embargo el riesgo de derrumbe de grandes rocas debido al cambio de las condiciones edáficas y el peligro que puede suponer para los posibles visitantes, hacen posponer cualquier actuación hasta que se garantice la seguridad de los mismos.

Por otra parte en breve está previsto que comiencen las actuaciones de mejora del Bajo Adarve, estando prevista su limpieza, así como la habilitación de senderos y la adecuación paisajistica. Esta actuación debería de ser un gran impulso para retomar con mayor celeridad las acciones necesarias para rescatar a La Cubé del abandono y del olvido en que se encuentra. La unión del Bajo Adarve y de La Cubé mediante senderos peatonales serviría para acercarla a la ciudadanía, así como para recobrar para disfrute de los ciudadanos un patrimonio agrícola y etnográfico de primer orden como son las huertas tradicionales de Priego.




Visitantes conectados: 401