Inaceptables declaraciones del Director General de Asuntos Exteriores del Foreign Office

Dominick Chilcott, director general de Asuntos Exteriores del Foreign Office, declaró “que el Reino Unido no se está planteando en ningún momento dejar de utilizar la base militar de Gibraltar para reparar submarinos nucleares”

Sin embargo, mañana día 13 de octubre de 2005, el Reino Unido, tiene pendiente un juicio en el Tribunal de Justicia Europeo por reparar el submarino nuclear TIRELESS en Gibraltar. Por tanto, la UE no comparte la opinión del Reino Unido en relación a la reparaciones de submarinos nucleares en Gibraltar, ya que no se aplican las directivas comunitarias y se expone a la población civil y militar de riesgo de radiaciones ionizantes.

Ante la denuncia que interpuso Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar, con referencia P 2000/4762 (UK), en relación a unas reparaciones que se estaban haciendo al submarino nuclear Tireless en el puerto de Gibraltar, a escasos metros de esta población y de la del Campo de Gibraltar, la UE abrió un expediente que mañana se celebra el juicio.

El Reino Unido, aún con la comunicación de la UE, recordándole su obligación a cumplir las directivas 89/618/EURATOM, se empeña en que este queda fuera por ser unas instalaciones militares, y que el único plan de emergencia que existe es el denominado GIBPUBSAFE, que contempla situaciones de emergencia radiológica resultantes de instalaciones de carácter militar. Las autoridades británicas, negaban la aplicabilidad de la Directiva 89/618/EURATOM.

Sin embargo, la Comisión Europea no comparte esta interpretación y considera que las disposiciones de este Capitulo y de la Legislación comunitaria derivadas de él se aplican a todas las exposiciones a radiaciones ionizantes, independientemente de que sean de origen civil o militar.

En estas circunstancias, y por considerar que el modo de hacer llegar la información previa a la población de Gibraltar y el Campo de Gibraltar no es conforme a la Directiva EURATOM, la comisión ha decidido ante la denuncia de Ecologistas en Acción dictaminar un procedimiento encaminado a que no vuelva a ocurrir lo que pasó con el submarino Tireless en Gibraltar.

La Comisión Europea ha dado la razón a Ecologistas en Acción al poner en práctica el Plan de Emergencia de Gibraltar. Este, según documentación que obra en nuestro poder, puso de manifiesto insuficiencias, al quedar desprotegida la población circundante.

Una vez mas, Ecologistas en Acción demuestra que cuando denunciamos estas reparaciones y llegadas de submarinos a escasos metros de la población, no solo se pone en riesgo la flora y fauna marinas, sino también la población de la zona. Es por lo que exigimos de una vez por todas no se utilice el puerto de Gibraltar como una base militar.

Ecologistas en Acción hace un llamamiento a la población Civil Andaluza para la movilización contra la reparación y recalada de submarinos nucleares al puerto de Gibraltar.




Visitantes conectados: 194