La inmigración y nuestra respuesta

Ecologistas en Acción de Cádiz denuncia la política llevada a cabo en Ceuta y Melilla, blindando las fronteras como guardianes de la UE de los ricos, llevando a la muerte a los inmigrantes en el intento de pasarlas, bien por tierra o por mar.

En la reciente Cumbre Hispano-Marroquí, celebrada en Sevilla, se ha “logrado” negociar la inmediata devolución de los inmigrantes a Marruecos, sabiendo qué podía ocurrir lo que está ocurriendo: el abandono en el desierto de estos sin agua ni comida abocándolos a la muerte. Las muertes se van a seguir sucediendo pero no solo aquí, en la frontera, si no en sus países de origen como un espectáculo vergonzante para el Norte rico.

En esta orilla conocemos lo que es la emigración, tras la guerra civil fueron muchos los que se fueron hacia el norte, Cataluña, Francia y Alemania, huyendo de la miseria. La inmigración del sur de África tiene la fuerza de la desesperación que da el hambre y la violencia, muchos huyen también de viejos odios que generaron conflictos, que acabaron en largas guerras, alentadas desde Occidente en pro de los intereses de algunas empresas de tráfico de diamantes, coltán (o coltan, mineral muy apreciado en electrónica), armas y droga. Nos cuesta entender y casi nos negamos a admitir que muchos de los que han visto morir a compañeros en el intento, vuelvan una y otra vez. Ante este ímpetu ¿qué hacemos?, seguir invirtiendo en la fortificación de las vallas y/o mirar para otro sitio, ¿cuántos más tienen que morir de esta manera para que cambiemos las formas de hacer las cosas?. Es imposible olvidar que su único delito fue nacer donde no les gusta vivir.

Por todo ello pedimos al Gobierno español que tome medidas urgentes para garantizar los derechos de los inmigrantes desde el mismo momento que quedan bajo su tutela, repatriar no es abandonar a su suerte a medio camino.

Y que rectifique, en breve plazo, su política de inmigración:

- Abandonando la función de gendarme de frontera e invirtiendo esfuerzos y recursos materiales, más del 0,7 sí es posible, en medidas para el desarrollo en igualdad, proyectos de cooperación y ayudas choque en situaciones de emergencia, como tratamientos gratuitos para el SIDA.

- Proponiendo a la UE la modificación de las leyes agrícolas y de comercio que protegen-miman a los propios productores y distribuidores perjudicando al resto de países exportadores.

- Abanderando con el ejemplo la campaña por la condonación total de las deudas externas de los países pobres.

- Invirtiendo en investigación de resolución no violenta de conflictos.




Visitantes conectados: 397