Piden a Blasco que no apruebe el PAU 21

Los colectivos integrados en la Coordinadora LA VEGA BAJA NO SE VENDE [1] van a presentar una serie de escritos al
Conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, solicitando que no apruebe de forma definitiva la homologación y el plan parcial del sector
PAU 21 de Orihuela, a pesar de que la Comisión Territorial de Urbanismo de Alicante acordó el pasado 6 de julio informar favorablemente
esta actuación urbanística, ignorando todas las alegaciones de carácter ambiental presentadas por distintos colectivos, varios de ellos
integrados en la Coordinadora.

El PAU 21 es una agresiva e insostenible actuación urbanística aprobada provisionalmente por el Ayuntamiento de Orihuela en diciembre de
2002 y que supone la construcción de más de 2.000 viviendas y de un gran campo de golf sobre más de 3 millones de metros cuadrados de la
Sierra de Escalona y la Dehesa de Campoamor. Su ejecución supondría, con toda seguridad, la más grave agresión que puede sufrir en la
actualidad la Sierra de Escalona y la Dehesa de Campoamor, el principal espacio natural de la comarca de la Vega Baja junto al Parque
Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja.

En los escritos también solicitamos, al igual que en las alegaciones que presentamos recientemente al Plan de Acción Territorial (PAT) de la
Vega Baja, que la Consellería promueva la desclasificación de los terrenos del PAU 21 a fin de que se clasifiquen como suelo no urbanizable
de especial protección (protección estricta forestal) y de que se integren dentro de las 10.000 hectáreas que debiera de incluir el Lugar de
Importancia Comunitaria (LIC) "Sierra de Escalona y Dehesa de Campoamor" (actualmente sólo incluye 4.800 hectáreas), así como que esas
10.000 hectáreas se protejan como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Unión Europea y como Parque Natural de la
Comunidad Valenciana. Queremos dejar muy claro que los terrenos del PAU 21 albergan los mismos o mayores valores naturales que terrenos
inmediatamente contiguos que sí están en cambio protegidos dentro del LIC y con los que forman una misma unidad natural.

En los escritos advertimos al Conseller de que el expediente no ha sido sometido a procedimiento alguno de evaluación de impacto ambiental,
un procedimiento que entendemos preceptivo en aplicación de las Directivas Europeas de Hábitats y de Evaluación de Impacto Ambiental, al
afectar la urbanización al LIC "Sierra de Escalona y Dehesa de Campoamor". También advertimos que no nos consta que la Confederación
Hidrográfica del Segura haya resuelto la petición de autorización para el riego del campo de golf previsto en los terrenos del sector PAU 21, al
no figurar dicha autorización en el expediente informado favorablemente por la Comisión Territorial de Urbanismo.

En el caso de que finalmente Rafael Blasco diera vía libre definitiva a este despropósito urbanístico y ambiental, recurriremos a la vía judicial
presentando un recurso contencioso-administrativo basado, entre otras cuestiones, en el incumplimiento de la legislación aplicable de
evaluación de impacto ambiental.




Visitantes conectados: 390