Deficiencias en el dispositivo de incendios forestales madrileño

Ecologistas en Acción considera que el sistema de funcionamiento del operativo contra incendios forestales de la Comunidad de Madrid plantea muchos problemas y es muy deficiente. Por esta razón, ha solicitado a Esperanza Aguirre un cambio radical en la estructura y organización del actual Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA).

Los incendios forestales son una tragedia, tanto, desde el punto de vista ambiental como social. Cuando se origina un incendio, son muchas vidas humanas las que se ponen en riesgo, por ello, es importante salvaguardar su integridad. Pero, al mismo tiempo, si por defender personas y bienes se descuida el avance del fuego, especialmente en sus inicios, este puede evolucionar hasta convertirse en un auténtico desastre. Esto es lo que viene sucediendo en Madrid en los últimos años, debido a una incorrecta estructura y organización del actual Plan INFOMA.

El actual Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid, conocido como INFOMA, establece que en todo tipo de incendios forestales intervienen los medios de la Dirección General del Medio Natural y los de la Dirección de Protección Ciudadana, pero siempre bajo el mando del Cuerpo de Bomberos. Los problemas de coordinación entre ambas direcciones generales y el requisito de que sea un Jefe de Bomberos el Jefe de Extinción y el mando que deba autorizar la intervención del retén contra incendios de Medio Natural está dificultando y ralentizado el comienzo de la extinción.

De esta forma, nos encontramos, por un lado, al personal dependiente de la Dirección General de Medio Natural (retenes, agentes forestales, técnicos forestales) que tiene el conocimiento sobre el medio forestal y que, además, cuenta con protocolos de actuación de defensa del monte, pero que ni dirige la extinción ni puede actuar sin la autorización de bomberos. Por otro lado, el personal dependiente de la Dirección General de Protección Ciudadana (bomberos) que dirige la extinción del incendio y autoriza la intervención del personal de medio natural, pero cuyos criterios y protocolos de actuación, -basados en la defensa de vidas humanas y bienes- no sirven para defender los ecosistemas forestales del fuego. Es obvio que este modelo de organización es inadecuado y requiere ser revisado para optimizar el rendimiento de cada dirección general.

Durante el incendio que hace unos días afectó a La Marañosa, se pusieron de manifiesto estas deficiencias. Este siniestro, que no debería haber pasado de ser un conato, se convirtió en el primer gran incendio de este año en la región. Desde que el retén de Medio Natural, dio el primer aviso, a los pocos minutos de iniciado el fuego en el vertedero de Pinto, hasta que se autorizó su intervención, transcurrieron dos horas. Sin duda, el retraso en la toma de decisiones permitió que el incendio atravesara la carretera M-301 de San Martín de la Vega y llegara al pinar de La Marañosa. Esta circunstancia podría haber desembocado en una tragedia, ya que en esa zona se ubica el Complejo Químico-Militar de La Marañosa, donde se investiga con el llamado armamento NBQ (Nuclear, Biológico y Químico). Situaciones similares se vivieron durante los grandes incendios que afectaron, el verano pasado, los pinares del suroeste de la Comunidad de Madrid.

Según Ecologistas en Acción, el que el retén de incendios no pueda actuar, sin la autorización del Cuerpo de Bomberos, es una grave deficiencia que debe subsanarse cuanto antes. Por ello, la organización, se ha dirigido a Esperanza Aguirre, para solicitar la inmediata modificación del INFOMA, en ese sentido. Igualmente, ha solicitado un cambio en la organización y estructura de este plan, de tal forma que la Dirección General de Medio Natural, sea la que tenga la facultad de coordinación absoluta en incendios forestales, limitándose la Dirección General de Protección Ciudadana a actuar cuando se vean en peligro zonas urbanas. De esta manera, se adecuaría la responsabilidad de cada dirección general a las prioridades que cada una de ellas representa.




Visitantes conectados: 315