Criticamos a la Junta por su incoherencia con la térmica

En referencia a la actitud seguida por la Junta, tenemos que manifestar que esa misma Junta, que hoy le da un premio a Iberdrola, era la que a través de su Delegado en Cádiz, entre otros políticos, le decía a la presidenta de la Plataforma Ciudadana No a las Térmicas que siguiera en la lucha contra la térmica y que la Junta se oponía a su construcción y funcionamiento. El verdadero objetivo político de la lucha contra la térmica, como el tiempo ha demostrado, era terminar con el gobierno del PP en Arcos, lo que se consiguió; más tarde, dicha plataforma dejo de tener el apoyo de los socialistas, aunque mantuvo el de IU y PA.

Posteriormente, la Junta concedió algunos permisos a Iberdrola para su térmica, aunque existían informes contrarios de la Consejería de Obras Públicas. La térmica de Arcos, a pesar de los recursos y denuncias que hemos presentado, unos desestimados por motivos formales, otros por falta de legitimación del denunciante, nunca por sentencia contraria a los motivos expuestos, y otros sin resolver después de tantos años, ya funciona a pleno rendimiento con el beneplácito de la Junta, que no sólo le otorga los permisos que solicita, también le premia, como en el día de hoy. También se desestimo un recurso municipal. La térmica funciona con algunas de las licencias y declaraciones imprescindibles de los proyectos anteriores que compró Iberdrola a Enron y Gudalcacín Energía, no válidos, según decía Obras Públicas, para el nuevo proyecto de Iberdrola. Aún no existe sentencia de nuestro recurso (año 2001) contra la concesión de agua de refrigeración dada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (C.H.G.), que va en contra del Trasvase Guadiaro-Majaceite y del Plan Hidrológico de la Cuenca, recursos que también presentaron la Diputación de Cádiz y la Junta de Andalucía. Hay que decir que la CHG es ahora la Agencia Andaluza del Agua, dependiente de la Junta de Andalucía.

La central térmica de Arcos, aunque sea de ciclo combinado, menos contaminante que las tradicionales, debido a la gran potencia instalada (1600 megavatios) es una de las industrias con mayores emisiones de CO2 de Andalucía, unos 5 millones de toneladas anuales, entre otros gases de efecto invernadero (GEI). Esta zona que estaba poco contaminada, situada entre dos parques naturales, Sierra de Grazalema y Alcornocales y entrada a los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz, se ha convertido, gracias a nuestros gobernantes, en una de las más contaminadas de Andalucía, junto al Campo de Gibraltar, el Polo Químico de Huelva, Bailén o Carboneras, como se puede deducir de los datos que ofrece el Ministerio de Industria o la Consejería de Medio Ambiente. Hay muchos días en el que las emisiones de vapores y gases de la térmica se hacen muy patentes en Arcos y alrededores, como muestra la parte derecha de la foto tomada desde el centro de Arcos de la Frontera y que adjuntamos.

Una imagen de Arcos



Visitantes conectados: 249