Covatilla: la Junta acorrala el esquí de Gecobesa en La Hoya

Medio Ambiente ha tomado una decisión crucial para salvaguardar la alta montaña de Salamanca dando la razón a Ecologistas en Acción de Salamanca al declarar como desfavorables las pretensiones de extender La Covatilla por La Cardosa de Candelario y por Gredos.

Ahora debe sancionar a Gecobesa por las obras que ya ha realizado en las instalaciones actuales antes de aprobarse la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), pues lo que se publica en el BOCyL nº 11, de este jueves 17 de enero, es una DIA favorable para legalizar todo lo construido en la estación de esquí al margen de anteriores DIAs, y que a lo largo de los años ha venido denunciando esta asociación.

En este empeño seguirá Ecologistas en Bruselas, en los Juzgados, con la Unidad de delitos Urbanísticos de la Guardia Civil o a través del Procurador del Común, para conseguir que la legalidad y el sentido común se reestablezcan en la Sierra de Béjar. Además, con esta decisión la Junta prioriza el Parque Natural frente a la ampliación del esquí dada la mayor rentabilidad económica del Parque y la inviabilidad financiera de La Covatilla por el Cambio Climático.

Acabamos de recibir en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL 11 del 17/1/8) una gran noticia: la Junta de Castilla y León ha decidido el pasado jueves rechazar la ampliación de La Covatilla hacia el término municipal de Candelario (y de Tremedal y Solana de Ávila en Gredos). La Junta parece no oponerse a La Covatilla, como se esmeran en explicar en Gecobesa y su validor histórico, Alejo Riñones (1, nota para el Editor), y cierto es, pues se opone sólo a su proyecto de invasión como sostenían en Ecologistas: la ampliación no es viable desde el punto de vista ambiental, por el impacto que causa a los espacios y especies protegidas, recogido en detalle en los Informes, y porque otra cosa supondría la vulneración de la normativa ambiental comunitaria, estatal y autonómica en los términos que se pretendía. Pero en la práctica, el veto supondrá el que se inicien los trámites para la declaración posterior del Parque, dado que en los Informes y en la propuesta de DIA se desarrolla una defensa entusiasmada de la necesidad de poner en valor el Parque Natural de Béjar-Candelario.

Se achica el deterioro y se agranda la protección, ese es el resultado, lo que hace que Ecologistas en Acción se felicite por esta decisión que tumba las aspiraciones megalómanas de Gecobesa, y salude con entusiasmo el que Medio Ambiente dé vía libre para que se pueda declarar el ansiado Parque Natural. Además, la reciente Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad (42/2007/BOE 299) será la garante para que los valiosos terrenos Natura 2000 de Candelario y de Gredos no sean interferidos por Gecobesa, acorralando el deterioro actual.
“Afortunadamente por una vez ha prevalecido el sentido común y la conservación del paisaje glaciar, y los hábitats y especies amenazadas únicas en el mundo que contiene, a la construcción desaforada de pistas alpinas y telesillas sobredimensionadas en una montaña mediterránea”, han manifestado en Ecologistas, pues existen alternativas menos perjudiciales para la naturaleza de la sierra de Béjar, uno de los paraísos naturales de la provincia de Salamanca que “desde hoy podrán aprovechar las gentes de la comarca: en especial las del Parque como Candelario, Béjar, Vallejera, Puerto de Béjar, La Hoya, Cantagallo y Navacarros”.

En efecto, en el transcurso de la sesión de la Comisión de Prevención Ambiental del pasado martes día 18 de diciembre en Valladolid, en donde se hizo la propuesta de la DIA ahora publicada, pudimos conocer los INFORMES TÉCNICOS de la Consejería de Medio Ambiente para valorar la DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL (DIA) de la pretendida ampliación de La Covatilla. Ambos se adjuntan a esta nota de prensa, y son DESFAVORABLES, por mucho que determinados sectores ligados al lobby Gecobesa hayan querido disfrazar: el Informe del Servicio Territorial de Salamanca del 23 de enero de 2006 es demoledor contra el proyecto, en sus trámites formales y en sus contenidos, afirmando que “lo aquí presentado está fuera del Desarrollo Sostenible”. Por su parte, el Informe de la Dirección General de los Servicios Centrales del 19 de abril de 2007 aborta de raíz el Máster Plan que pretendía invadir Candelario y Gredos: “...en tanto no se consideren las medidas propuestas, se informa desfavorablemente la propuesta de DIA [pues el Máster Plan] corresponde realmente a una ampliación tremendamente impactante (2).

Para Ecologistas en Acción “es de felicitar a quienes ya en la Ponencia Técnica de Salamanca del día 25 de enero de 2007 tuvieron que enfrentarse al feroz intento del promotor por sacar como favorable una ampliación infumable” (se adjunta acta de la Ponencia Técnica), denunciando incluso que buena parte de las obras solicitadas ya se han hecho (3). Conocida y determinada administrativamente la realidad cuando se hagan públicas las obras y sus medidas correctoras, la Junta de Castilla y León no puede pues permanecer absorta y consentidora, bajo el apercibimiento claro de que se estaría en una línea claramente prevaricadora, y debe sancionar con contundencia a quienes ya han acometido las obras, “no sea que tengamos que ir pidiendo al Subdelegado del Gobierno, señor Málaga, que los GEOS estén preparados en La Covatilla para que Montero y los suyos sean disciplinados, y no vuelvan a pasarse con más arañazos a la sierra”, apuntan los ecologistas.

La propuesta de DECLARACIÓN DE I.A (4), termina haciéndole un regalo envenenado al promotor pues, aunque valora como negativas las peticiones del Máster Plan, para que no pueda salirse de las actuales instalaciones de La Hoya le hace FAVORABLE algunas actuaciones que seguirán deteriorando la actual Covatilla: un nuevo telesilla paralelo al actual, las balsas de acumulación de aguas y otros equipamientos siempre dentro de La Hoya, y que vendrán a sumarse a las ya perpetradas con total impunidad. “Y ahora dice Montero por boca de Alejo que están muy contentos, y es cómo para no estarlo, enfatizan desde Ecologistas: no pueden hacer nada en Candelario ni en Gredos, pero les han limpiado la cara de lo que se han pasado estos años. Esto sí que ha sido el Gordo de Navidad”.

Desde que el proyecto fue planteado hace diez años, muchas personas y colectivos no han dejado de trabajar con Ecologistas en Acción para que este proyecto fuera desestimado dado su inaceptable impacto ambiental y nula rentabilidad social. No es de extrañar que ahora la propia Junta de Castilla y León aproveche en la DIA para confirmar las denuncias sobre las irregularidades cometidas en La Covatilla a lo largo de estos años: repasando el listado, el Acuerdo de propuesta de DIA de la Comisión de Prevención Ambiental demuestra que determinadas infraestructuras existentes, no sólo son incompatibles con usos de infraestructuras y servicios, sino que, además, ya han sido ejecutadas antes de cualquier autorización (5).

Además de confirmar las denuncias de los ecologistas, Medio Ambiente, en lugar de sancionar a Gecobesa, aprovecha con esta DIA para darle también un baño de legalidad a todo lo construido al margen de las prescripciones del año 98: “ese es el guiño que cobra el regalo envenenado que la Junta le hace a Gecobesa, dicen en Ecologistas, motivo más que suficiente para que estén más que servidos y dejen de quejarse”. El propio informe del Servicio Territorial de Salamanca apuntala el deterioro cometido al decir que “los valores naturales que han sido, están siendo y se van a ver afectados, las afecciones son irreversibles”.Y le pone adjetivos a la impunidad con la que se han llevado a cabo al resaltar que “Existen varias denuncias de agentes...” con las que “Se incurriría según la Ley 6/2001 en una infracción muy grave [al haberse realizado cuando se sometió el EIA y en la tramitación de un PORN]...”, sentenciando el Informe que “Estamos ante este caso” [de auténtica tropelía].

El revuelo que se ha montado ahora sobre si es favorable o no favorable por quienes han cometido las tropelías pretenden echar una cortina de humo a sabiendas. El Acuerdo de DIA de la Consejería de Medio Ambiente viene a demostrar que el retraso clamoroso por declarar Candelario tiene un responsable máximo en la Vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, quien, como Consejera de Medio Ambiente, era la responsable de evitar que se cometieran todas las irregularidades ahora demostradas. Mª Jesús Ruiz ha seguido en el cargo sin haber escuchado lo denunciado reiteradamente por violaciones flagrantes de las normativas de medio ambiente de ámbito autonómico, estatal y europeo, en lugar de parar las obras, sancionar a los promotores y declarar el Parque Natural” enfatizan los ecologistas (6).

De esta manera, la Junta lanza unas recomendaciones a Gecobesa y al ayuntamiento de Béjar llamando la atención sobre el riesgo ambiental de seguir con obras en La Hoya: en la página 949 encontramos “Que determinaciones importantes [de la DIA del 98] es obvio que siguen estando presentes en la zona afectada... cuyo posible deterioro entonces se valoró [y] siguen plenamente vigentes; cuestión que apuntala la Dirección General cuando dice “de las áreas alteradas por movimiento de tierra,..., como puede comprobar cualquier visitante estival de la zona, inaceptables ni aún bajo el argumento de una hipotética restauración extraordinariamente lenta cuando no poco factible”.

Por si fuera poco el varapalo al promotor, la Consejería de Medio Ambiente advierte sobre la imposibilidad de invadir los terrenos de la Red Natura 2000 y de las futuras ampliaciones de la estación, con la exigencia y necesidad de respetar el futuro Parque Natural, como había defendido Ecologistas de Salamanca. “El circo de La Cardosa, podemos leer en la DIA, la zona en la que se pretende realizar la ampliación de las instalaciones, está incluida en Zonas de Reserva, lo que sintetiza de manera evidente y clara los altísimos valores naturales y pone de manifiesto el elevado daño ambiental que se podría causar con su desarrollo” (7).

Y en esta defensa sin paliativos que la Consejería prescribe sobre los terrenos de Candelario y de Tremedal continúa más adelante la DIA: “En las zonas del Regajo del Cerrojo y La Cardosa que afecten al término municipal de Candelario no se podrá bajo ningún concepto realizar movimientos de tierra, ni ejecutar ninguna actuación que modifique su estado original, [así como] El movimiento de tierras para nuevas pistas de esquí es completamente inadmisible [por lo que] en ningún caso las modificaciones podrán suponer el trazado de nuevas pistas o infraestructuras distintas a las de la alternativa aprobada”. Para los ecologistas, “se lo pueden decir más alto a Paco Montero pero no mucho más claro” porque la ampliación del esquí sin futuro hacia red Natura ESTÁ totalmente DESAUTORIZADA al sentenciar la DIA en letras mayúsculas que las actuaciones “Se informan DESFAVORABLEMENTE” (8).

Por eso, desde Ecologistas también se quiere denunciar un paso más en la campaña de confusión a la ciudadanía emprendida por la pareja Montero-Alejo: se está diciendo estos días que Candelario será quién decida el destino o no del Parque Natural porque en la propuesta, cuando se prohíben las nuevas obras en La Cardosa y en Gredos, se puede leer la coletilla de “en tanto no exista un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Candelario o, en su caso, un Plan de Gestión de la Red Natura 2000 que contemple las actividades...”. Bien es verdad que el PORN tendrá que salir a información pública para que Candelario y toda la ciudadanía aporte sus ideas, y es de desear que exista el máximo consenso, pero la competencia exclusiva es de la Junta de Castilla y León según la Ley de Espacios Naturales (8/1991, de 10 de mayo). “Montero paga las cañas para que Alejo hable y confunda a la gente en unas falsas expectativas de ampliación futura”, indican desde Ecologistas en Acción: “Les guste o no, así lo marca la Ley en la lógica de que tienen que prevalecer los intereses generales frente a los locales”, pues los valores que protegerá el PORN de Candelario son de ámbito supramunicipal, y la decisión es competencia autonómica, no del Ayuntamiento.

A su vez, las vigentes Normas Urbanísticas Municipales blindan la condición de protección de estos terrenos de Candelario, como también lo hace la normativa vigente del Parque Regional de Gredos y del Ayuntamiento de Solana de Ávila (y del Tremedal) (9). Pero si aún con todo y lamentablemente no existiera el consenso y la Consejería volviera a dar la espalda a la comarca dejándola sin Parque protegido, las actuaciones tampoco podrán realizarse por la reciente Ley de Biodiversidad, del pasado 14 de diciembre, en la que se recoge la vigencia de los terrenos Natura 2000 y con ello los ampara de cualquier intervención (10).

Pero aún cuando efectivamente la resolución pueda apuntar en la dirección apropiada del sentido común, en Ecologistas en Acción no vamos a conformarnos y dejar de exigir a la Junta de Castilla y León un esfuerzo definitivo por el control ambiental. De hecho, en la propuesta de DIA se sentencia que “El promotor redactará un nuevo Programa de Vigilancia Ambiental [y] un Plan de Emergencia (11). “Está claro que de éstos no se fían, dicen los ecologistas, pues durante mucho tiempo Mª Jesús Ruiz, como sus antecesores en el cargo de Consejeros de la Junta, ha desertado de sus competencias públicas, hasta el punto de permitir que el promotor privado Francisco Montero decida dónde y cómo debe montarse una estación de esquí alpino sin poner un euro, o aval previo por si abandonara las instalaciones”.

La Junta de Castilla y León parece no oponerse a La Covatilla, como se esmeran en explicar en Gecobesa y su validor histórico, Alejo Riñones, y cierto es, pues se opone sólo a su proyecto de ampliación como ha demostrado en esta nota Ecologistas en Acción de Salamanca. Pero en la práctica, el veto supondrá el que se inicien los trámites para conocer el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Candelario (PORN) y su declaración posterior como Parque. En los Informes y en la propuesta de DIA se desarrolla una defensa entusiasmada de la necesidad de poner en valor el Parque Natural de Candelario-Béjar. “Se debe advertir, dice la Junta, que las actuaciones que se proponen en la zona de La Cardosa comprometen seriamente la viabilidad de la declaración del área” (12).

El entusiasmo de la Junta es tal “que parece que nos lo hubieran copiado de los escritos que durante años les hemos entregado, y que tanto han despreciado Montero, Alejo y el lobby PP de la comarca porque chocaba con sus intereses”, recalcan los ecologistas, al encontrar además en la DIA que la Junta enfatiza los beneficios económicos que la gente obtendrá con el P. Natural (13). Beneficios que no vendrán con el esquí, pues Medio Ambiente también alerta de las dudas para el futuro que tiene la explotación del esquí por efecto del cambio climático.

“Se nota el cambio climático y la taquilla se resiente. Está claro que ese negocio no tiene futuro, pero si les hubieran dejado seguirían urbanizando más y más, convirtiendo áreas de montaña en más lugares urbanos comunes, con lo que se empobrecería el territorio y la sierra perdería atractivo y posibilidades”, manifiestan en Ecologistas en Acción. Sobre esta cuestión se ha venido alertando pues las condiciones climatológicas actuales, de unas temperaturas al alza y una nieve de escasa calidad en nuestra zona mediterránea, impondrán un abandono de las instalaciones. Claro, una vez se haya liquidado la operación urbanística en la comarca, dejando abandonada a la ciudadanía en el olvido y el engaño (14). Por ello, la Junta de Castilla y León debería obligar a Gecobesa a contemplar, dentro de en esas concreciones del plan de Vigilancia, la compensación ante un abandono previsible de la estación de esquí, obligando a adelantar los costes de desmantelación.

Afortunadamente, tumbado el Plan Director de Gecobesa, la salvaguarda de la Sierra está en marcha. Algunos, en los mentideros de la información, se han venido apresurando al sostener que “los ecologistas quemaron sus naves en La Covatilla”, aún sin reconocer el derecho a discrepar que a todos asiste. Ahora, la prohibición de la ampliación es una gran victoria para todos los defensores de la sierra de Béjar y, de esperar, también del ordenamiento jurídico. Para el colectivo: “Cada pequeño esfuerzo, expresado al final en las más de la centena de alegaciones al Máster Plan, ha sido nieve sin forfait que hemos dejado sobre la alta montaña de Salamanca, una nieve, que desde ya, no derrumbará más la sierra”.

“La victoria sobre el lobby Gecobesa, aun sin ser del calibre como la más deseada, nos inyecta ganas para seguir el trabajo, luchando en la defensa de los Espacios Naturales de la provincia.” Por ello, sin que reine la euforia en Ecologistas, porque parte de la sierra está herida, se saluda con agrado la decisión y se espera que se convierta en el símbolo del fin del egoísmo y de la impunidad para quienes especulan y destruyen la naturaleza de Salamanca y las expectativas de desarrollo sostenible de sus vecinos.

Confiemos en que pronto veremos declarado el PARQUE NATURAL DE BÉJAR-CANDELARIO, tras la friolera de 16 años de espera, y una década de batalla contra este proyecto de esquí inviable ambiental y climatológicamente, y de un fraude socioeconómico y financiero como reclamo de una operación urbanística megalómana y egoísta sin precedentes en la provincia de Salamanca. Los vecinos y las vecinas de la comarca de Béjar se quitan el lastre de La Covatilla y Gecobesa, lo que redundará en un futuro socioeconómico sostenible, siguiendo la estela de otras zonas de la provincia, como Batuecas y Arribes. “Nadie podía aguantar más este corsé que apretaba, pues veían cómo en La Alberca se organizan actividades de sensibilización en la Casa del Parque de Batuecas recibiendo más de 35.000 euros al año, u otro tanto con las ferias de turismo rural en las Arribes, mientras que en Béjar Paco Montero, sin pagar un duro, ha sido mucho tiempo la vedette, con Alejo de palmero, en una sierra en cuarentena”, comentan en Ecologistas.

Para entonces, ahí estará Ecologistas en Acción de Salamanca para tirar de un Parque Natural de todos y para todos (y todas), y agradecer a todos los particulares y colectivos el trabajo realizado. Sin duda, después habrá que felicitar con entusiasmo a la Junta de Castilla y León el mismo día en que publique la DIA en el BOCyL donde se certifique la suspensión de la ampliación de un esquí sin fututo, y saque a información pública el PORN de Candelario con un Plan de Gestión de estos terrenos de la red Natura 2000.

FIN NOTA DE PRENSA. A CONTINUACIÓN SE ADJUNTAN UNAS NOTAS PARA EL EDITOR, Y LA DIA Y TODOS LOS INFORMES ORIGINALES DE LA JUNTA Y C.H. DUERO


NOTAS PARA EL EDITOR [tomadas de los documentos oficiales]:

(1): Alejo Riñones ha sido el Alcalde del PP de Béjar estos años, y Francisco Montero el Director promotor de Gecobesa. Hay que recordar que la estación existente hoy fue aprobada en su día con todos los informes técnicos negativos en contra debido a su elevado impacto ambiental. Lo hizo directamente el entonces Consejero de Medio Ambiente de la Junta por razones políticas y con el reconocimiento expreso por parte de los promotores de que se trataría sólo de una pequeña instalación turística orientada, más que nada, a hacer un efecto llamada para la revitalización económica de la Comarca. “Pero, como dicen en Ecologistas, en ningún momento se ha presentado a la ciudadanía ni a la Administración informe alguno de haber alcanzado siquiera mínimamente las aspiraciones de índole socioeconómico”. Aún menos, de por qué esos propósitos del año 1998 se han ido desbordando por completo a lo largo de los años, con actuaciones sobre el terreno que han incumplido el espíritu, e incluso a veces la letra, de las DIAs a las que legalmente estaban sujetos los promotores, pues se han acometido importantes ampliaciones de edificaciones existentes y otras nuevas, aljibes, cañones de nieve artificial, explanación de prados y retirada de piorno, invasión de turberas, cintas mecánicas de esquí y aumento del dominio esquiable en el mismo lugar y, en parte, hacia parajes limítrofes Natura 2000, con importantes afecciones irreversibles al terreno que han acabado degradando biológica y paisajísticamente de forma muy severa el entorno ocupado actualmente por la estación.

(2): En EL INFORME DE SALAMANCA hemos podido leer “que se deben desestimar los Anteproyectos presentados y sus Estudios de Impacto y solicitar un proyecto definitivo que contemple los parámetros aquí expuestos y apueste por el uso de la nieve dentro del Desarrollo Sostenible”. Algunos de los parámetros que refiere son el informar de que “es un anteproyecto, no un proyecto, como señala la ley”, y que el Máster Plan “no recoge muchos de los requisitos en la legislación vigente,... incrementándose de forma importante la superficie afectada”. Incluso encuentra temeridad en el proyecto de Gecobesa al sentenciar en negrita que “Parte de las actuaciones están realizadas sin sometimiento a EIA.”, y que de hecho ya “Afecta y ha afectado a la REN de Castilla y León en dos de sus espacios, Parque Regional de Gredos y al Espacio Natural de Candelario.”, resaltando la infracción flagrante en la que ha incurrido Gecobesa de acuerdo a la ley, que el mismo informe trascribe.

(3): El INFORME DE LA DIRECCIÓN GENERAL se reproduce casi por completo en la DIA publicada el jueves en el BOCyL nº 11 del 17 de enero de 2008, y ya en los inicios de ésta alerta de la magnitud del problema al asegurar del Máster Plan que “corresponde realmente a una ampliación tremendamente impactante,... pues aumenta la zona de afección notablemente con varias pistas..., además de otras infraestructuras de remonte y edificaciones (incluso en la cumbre)”. Y añade: “Todas las pistas que no sean itinerarios naturales en La Cardosa, se consideran inadmisibles [por] su afección a la flora y vegetación, ya que su trazado afecta a zonas de gran valor ambiental (trampales-cervunales y canchales periglaciares) y suponen una grave alteración paisajística al modelado glaciar del circo La Cardosa”.

(4): No obstante, en Ecologistas resaltan que la DIA omite un párrafo entero del Informe de la Dirección General (pág. 2) en el que se alude a la confusión del trámite ya en la propia Ponencia Técnica Provincial y su pronunciamiento erróneo sobre la DIA. Además, en la presente DIA también se omite otro párrafo contundente relativo a la afección sobre la vegetación y el terreno si se llevan a cabo lo que después la DIA estima como favorable, el telesilla y los senderos naturales: en la página 7 se advierte sobre que ”no se debería infravalorar el prolongado y profundo impacto que producirían todos los movimientos”.

(5): Este es el caso cuando se refiere, por ejemplo, al chiringuito construido ya a 2.200 m de altitud que hace medio año denunció la asociación ecologista: DIA: “Entre las actuaciones que tendrán un impacto paisajístico más relevante en relación con la viabilidad del futuro Espacio Natural Protegido, cabe señalar especialmente la realización de diversas construcciones en zonas de muy elevada altitud (Bar-refugio de la pista del Cerrojo, Bar-terraza de la pista La Covatilla y Restaurante-cafetería de la zona del Canchal Negro), zonas de muy elevada visibilidad por lo que la afección al paisaje puede ser muy notable”. Por ello se han ido acumulando sus obras en la lista negra de infraestructuras remitida a la Comisión Europea como parte de las Quejas 97/4811 y 2002/5033 a instancias de Ecologistas, en el informe del pasado 21 de marzo del Ministerio de Medio Ambiente y en los pliegos de infracciones del Seprona, entre otros.

(6): No es de extrañar que los Servicios Centrales de Medio Ambiente aprecien falta de claridad en la tramitación de los expedientes, al considerar literalmente en varias ocasiones el “haber esperado una nueva reformulación en profundidad de las alternativas... y un desarrollo completo del estudio [de forma que] se crea una situación de confusión muy notable”, o denunciando que “la incoherencia del conjunto plantea la dificultad de continuar el procedimiento de valoración ambiental”. Por su parte, el Servicio Territorial de Salamanca reitera que “el Estudio... no aclara puntos importantes”, de manera que, añadidas a las razones ambientales, la indefinición y confusión en el trámite llevan también a ambos Organismos a informar DESFAVORABLEMENTE la propuesta de ampliación de la DIA.

(7): Los terrenos pretendidos para la ampliación eran los de Gredos, que están hacia la provincia de Ávila (Solana de Ávila y Tremedal), y los de Candelario por Salamanca, descritos por la DIA como “al oeste de las actuales [a los que la ansiada ampliación terminaría] afectando a singulares valores geomorfológicos, vegetales, faunísticos y paisajísticos.”

(8): Leemos en la página 951 de la Declaración Ambiental aprobada: “Se informan DESFAVORABLEMENTE” todas las actuaciones reflejadas en el documento “Máster Plan” que modifican la alternativa C ... así como el telesilla diseñado dentro de la citada alternativa C desde la zona del Regajo del Cerrojo al Canchal Negro y la cinta transportadora proyectada en la cumbre” Asimismo, “En cuanto al telesilla Béjar 3 [paralelo al actual dentro de La Hoya y hacia Peña Negra de Becedas], proyectado entre Las Cimeras y el Canchal Negro, y al objeto de evitar, fuera de la época invernal, el acceso masivo e incontrolado de personas a la cumbre y a zonas protegidas y sensibles del Parque Regional de la Sierra de Gredos, sólo podrá funcionar en la temporada de esquí, debiendo estar parado el resto del año, al menos por encima de la cota 2.250 m.”.

Y continúa: ”los citados cañones sólo podrán ser instalados fuera de las áreas incluidas en la Red Natura 2000...”,y “Todas las actuaciones que pudieran afectar al régimen hidráulico de la zona como drenajes, sistema de zanjas, captaciones y almacenamiento de agua, deberán garantizar la no afección a turberas y trampales incluidos en el hábitat de interés comunitario 7140”. Para este control estará Ecologistas en Acción de Salamanca con la Confederación Hidrográfica del Duero, dado que en el Informe que también adjuntamos, y al que la DIA refiere como el “Organismo de Cuenca” garante en los suministros de agua, se exige acuerdo del Ministerio o Consejo de Ministros para autorizar la transferencia de las aguas de cabecera.

(9): La Comisión Territorial de Urbanismo de Salamanca aprobó el 5 de octubre de 2000 las Normas Urbanísticas Municipales de Candelario, que sirvieron, por ejemplo, para que por la Orden de la Consejería de Medio Ambiente (24/09/1997) se denegara la autorización de la Central la Solana de Candelario (que se pretendía realizar en el término municipal). La referencia está en el dictamen de la Comisión Provincial de Urbanismo que, en sesión de 25/03/1997, señala el plano P-4 que clasifica como suelo de especial protección el de “Áreas con altitud superior a 1.500 m”, y la página 126 (capítulo VIII) habla del suelo no urbanizable. Por su parte, la normativa vigente del Parque Regional de la sierra de Gredos se recoge en el Informe adjunto del Servicio Territorial de Salamanca para expresar la incompatibilidad del esquí alpino en la zona, cuestión que también los vecinos de estos pueblos lo enfatizaron en las alegaciones al proyecto de ampliación y en reuniones con el promotor a través del Ayuntamiento de Solana de Ávila y los propietarios de la Sociedad de Vecinos de la Sierra del Tremedal, cortando las alas expansivas de Gecobesa por la zona de Gredos.

(10): La Ley de Biodiversidad (42/2007/BOE 299) estable en el artículo 45, además, que “si se afecta a hábitats o especies prioritarias en Red Natura 2000, sólo se puede aprobar el proyecto por consideraciones relacionadas con la salud humana y la seguridad pública, consecuencias positivas de primordial importancia para el medio ambiente u otras razones imperiosas de interés público de primer orden”, previa consulta a la Comisión Europea, y siempre por Ley. Estas circunstancias no son las que concurren en La Covatilla, ni Ecologistas en Acción conoce informe alguno que lo constate, y en la propia Ley no existen disposición transitoria que exceptúe de estos preceptos al proyecto de ampliación de La Covatilla. “Sí sabemos, añaden, que el pasado 25 de octubre se declaró la zona “Reserva de la Biosfera” por el Consejo Internacional del Coordinación del Medio Ambiente de la UNESCO”.

(11): “…Vigilancia Ambiental determinando actuaciones en tiempo y forma, y Plan de Emergencia de conformidad con la Ley de prevención de riesgos laborales. [Así como que] No estando totalmente definidos los proyectos de ejecución... incluyendo las balsas de almacenamiento de agua, antes de su ejecución deberán contar con el visto bueno de la Dirección General”. Habrá que estar exigentes, en especial con el ponente Fernando Madruga del Servicio Territorial de Salamanca que es en quien ha venido recayendo la responsabilidad directa de la Vigilancia Ambiental.

(12): Declaración de sierra y comarca: “… como Espacio Natural Protegido ya que, además de las afecciones a los valores naturales ya señalados al hablar de la Red Natura 2000 [continúa explicando la literalidad de la DIA], afectan sensiblemente a los valores paisajísticos de toda la sierra. Esta área [de La Cardosa de Candelario], junto al circo del Calvitero, constituyen las dos áreas de mayor valor del futuro Espacio Natural Protegido, por lo que una transformación de la magnitud que se propone podría suponer la desestimación de la propuesta”.

(13): Dice la Junta con rotundidad lo siguiente: “Es nuestra obligación recordar aquí que el estatuto de Espacio Natural Protegido, y la valoración positiva de la preservación del entorno que conlleva, suele tener una repercusión económica positiva en los términos municipales afectados, fundamentalmente debida al mayor atractivo que ello supone para impulsar el turismo rural, un sector que genera unas rentas considerables, por lo que este impacto negativo podría conllevar no sólo un deterioro ambiental y paisajístico, sino una merma considerable de ciertas potencialidades económicas”.

(14): La DIA de Junta de Castilla y León continúa, en su prioridad por el Parque Natural frente a la ampliación del esquí de La Covatilla, a sabiendas de que el contexto actual de cambio climático dejará a cada uno en su sitio, y dice “que, respecto al recurso que se pretende explotar [el esquí alpino], no hay que olvidar que los modelos climáticos actuales apuntan hacia una mayor incertidumbre e irregularidad en su presencia.” Ecologistas de Salamanca ha venido explicando la incompatibilidad de ambos proyectos en Candelario-Béjar que, por contra, han querido propagar los defensores de un esquí sin futuro, y del pan para hoy y hambre para mañana, y que terminarán con el abandono de las instalaciones, una vez se haya cobrado la venta de la operación urbanística en la comarca, como al parecer han venido expresando los promotores en ambientes privados, y dejando abandonada a la ciudadanía en el olvido y el engaño. La actual temporada invernal será de nuevo esclarecedora de cuál es el verdadero negocio que se traen entre manos los especuladores y sus amigos. La estación de La Covatilla ha acumulado pérdidas en sus balances anteriores, y por eso su promotor demanda ayudas públicas que no toquen sus arcas. Ese no es el camino. “El futuro está ligado a la protección y conservación de todas nuestras áreas de montaña, con proyectos de desarrollo sostenible social y ambientalmente para todas sus gentes”, añaden los ecologistas.

- DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL SOBRE
EL ANTEPROYECTO PARAACONDICIONAMIENTO
DE LA ESTACIÓN DE ESQUÍ «SIERRA DE BÉJAR»,
EN LOS TÉRMINOS MUNICIPALES DE BÉJAR, CANDELARIO,
NAVACARROS Y LA HOYA (SALAMANCA)
Y SOLANA DE ÁVILA (ÁVILA), PROMOVIDO
POR EL AYUNTAMIENTO DE BÉJAR




Visitantes conectados: 222