Localizan nutrias atropelladas

Dos ejemplares de Nutria común (Lutra lutra), han sido localizadas muertas por atropello en un punto concreto de la carretera A-413 Córdoba-Lora del Río (Sevilla), junto al arroyo Guadarromán.

La primera nutria se localizó el pasado día 18 de diciembre, y la segunda, el día 22 de enero. En algo más de cuatro semanas, dos nutrias muertas atropelladas prácticamente en el mismo lugar, con escasamente dos metros de diferencia, la una de la otra. Los dos ejemplares presentaban claras evidencias (fracturas, hemorragias, etc.), especialmente la primera, del fuerte impacto con alguno de los numerosos vehículos que circulan por la menciona vía de comunicación.

Ecologistas en Acción considera fundamental la adopción de medidas, las cuales deben de ser ejecutadas de manera conjunta por las Consejerías de Medio Ambiente y de Obras y Transportes de la Junta de Andalucía, con objeto de aumentar el nivel de seguridad de los usuarios y de reducir la posibilidad de atropello de la fauna silvestre que frecuenta y frecuentan el cauce del Arroyo Guadarromán y alrededores.

Medidas que se deberían de adoptar:

- Paralizar las actuaciones previstas en el arroyo Guadarromán previstas en el Plan de Arroyos que desarrollan actualmente el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Córdoba. La presencia de la especie y sus requerimientos se debería de considerar en las obras contempladas en el citado Plan. Actuaciones como escolleras, limpieza del cauce o ampliación de bordes y orillas se deberían de suprimir si estuviesen previstas para el susodicho cauce natural. Paralización cautelar que se deberían de extender al resto de los cauces sobre los que se va a actuar próximamente en el marco del Plan anteriormente referido.

- Diseño de un Plan de medidas correctoras para su aplicación en el tramo bajo del mencionado humedal que contemplen actuaciones de acondicionamiento de estructuras transversales que facilite el paso y evite el atropello de la fauna silvestre (pasos inferiores, adaptación y mejora de las estructuras de drenaje existentes, instalación de malla en los puntos conflictivos, señalización específica, etc.).

La nutria está considerada especie protegida desde 1973, mediante la aprobación del Decreto 2573/73. Posteriormente la especie aparece incluida en la Directiva 92/43/CEE, dentro del Anejo II de especies que deben de ser objeto de medidas especiales de conservación de hábitat, y IV, considerándose también como especie estrictamente protegida. En el ámbito estatal la nutria queda incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (Decreto 439/90). Son varios los factores los que han concurrido en la situación de la especie, destacando especialmente la destrucción del hábitat, por obras de dragados, extracciones de áridos, canalizaciones, construcción de escolleras o de embalses, etc.




Visitantes conectados: 323