100 chalets junto al río Jarama

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones al PAU "CARAQUIZ" promovido por el Ayuntamiento de UCEDA, que pretende construir 100 chalets en zona inundable del Río Jarama

Ante el valor ambiental de una parte del área global del Plan de Actuación Urbanizadora de Caraquiz, el Ayuntamiento de Uceda e Inversiones Soloquiz S.L. promueven un acuerdo para salvaguardar el 100% de la zona de la 4ª fase de urbanización correspondiente al quejigar del monte Jaralón, cuya decisión promueve y apoya Ecologistas en Acción.

Sin embargo, expresamos nuestro total desacuerdo con la recalificación propuesta por el Ayuntamiento de Uceda de la manzana “H” situada entre la Primera y Segunda Fase de la Urbanización de Caraquiz.

El deterioro ambiental que provoca la insostenible expansión urbanística se ve acrecentado por la poca valorización del entorno natural por parte de las administraciones locales. Tras la inviabilidad de construcción en el quejigar del monte Jaralón, no entendemos la “negociación” y turno de compensaciones por un proyecto que estuvo mal planteado desde el principio y donde no hay cabida a la sustitución de un entorno de valor ambiental elevado por otro como moneda de cambio.

La urbanización de la zona afectará a especies vegetales como el Populus alba, Populus nigra, Salix alba, Salix fragilis, Tamarix sp., y Alnus glutinosa. La mayoría de los árboles presentan gran porte sirviendo de refugio y dormidero para especies de aves y murciélagos de bosque. La vegetación preponderante de la zona intermedia esta compuesta por carrizo, tarayales, olmos, zarzas, etc. Se trata de terrenos de dominio público (zonas para equipamiento deportivo) que no pueden ser declarados urbanizables, según la Ley de Aguas y por la Ley de Ordenación del Territorio y la Actividad Urbanística (LOTAU) vigentes.

De especial preocupación es la construcción en la zona inundable de ríos. Aunque las precipitaciones totales anuales son bajas en dicha zona, la presencia de eventos de lluvia torrencial es numerosa lo que provoca el desbordamiento de los cauces, así como la regulación del Jarama aguas arriba con varios embalses. Además, los expertos en cambio climático predicen un aumento en el número y virulencia de dichos eventos en la cuenca Mediterránea (IPCC, 2001).

Además existe gran masa de fresnos de hoja estrecha (Fraxinus angustifolia) cuyo porte alcanza los 10 m de altura.

Según el artículo 93 de la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha:

En los planes de urbanismo, las áreas ocupadas por hábitats de protección especial serán calificadas como suelo rústico de protección ambiental, natural o paisajística. El reglamento de la LOTAU los engloba en “suelo rústico no urbanizable de protección natural”.

En el meandro del río Jarama se contemplan los siguientes hábitats de protección especial, descritos en el anejo 1 de la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha, y los declarados por el decreto 199/2001, de 6 de noviembre de 2001:

- Tarayal no halófilo (CÓDIGO NATURA 2000: 92DO)

- Fresneda termófila (CÓDIGO NATURA 2000: 91BO)

- Galería fluvial

Según la Ley 9/1999, se prohíbe la destrucción de vegetación que constituya el hábitat de especies amenazadas y de la fauna silvestre no amenazada (artículos 77 y 64).

Respecto a la fauna, son numerosas las especies de fauna silvestre (amenazada y no amenazada) que alberga dicha zona.

Según el catálogo regional de especies amenazadas de Castilla-La Mancha Decreto 33/1998, de 5 de mayo de 1998:

- Entre las numerosas aves de interés especial que se encuentran en la zona, destacamos la presencia de gavilanes (especie vulnerable).

- Entre los mamíferos destaca el murciélago común (especie de especial interés)

La urbanización de la zona afectará a la población del entorno, reduciendo sus lugares de conexión con la naturaleza, zonas de paseo, zonas de caza, paisaje tradicional, etc.

El estudio de impacto ambiental realizado por la Fundación Universidad de Alcalá revela que la manzana “H” (primera y segunda fase de la urbanización de Caraquiz) tiene un alto valor ecológico. Sin embargo, debido a la comparación con el bosque Jaralón, su valor queda denostado. Pedimos que en el estudio se contemple sin comparaciones y se valore per se. Además, mostramos nuestro desacuerdo con la propuesta de la destrucción del árbolado cercano en las aceras (mayoritariamente compuesto por Fraxinus angustifolia). Además de estar en contra de la plantación de especies exóticas como el Aesculus hippocastanum y Robinia pseudoacacia y sobre todo de especies exóticas invasoras de rápida colonización como el Ailanthus altissima que pueden perjudicar a la vegetación existente así como a las propiedades del suelo y del ecosistema.

Ecologistas en Acción solicita el archivo y paralización del Proyecto Urbanizador del interior del meandro fluvial del río Jarama en Caraquiz por considerar que pone en riesgo la población futura (construcción en el lecho y en la zona inundable del río) y por atentar contra diversas especies vegetales presentes en la zona. Todo ellos, y según lo argumentado en nuestro escrito, vulnerando la legislación vigente.




Visitantes conectados: 230