Piden que se aclaren las irregularidades en la investigación de las clínicas de interrupción del embarazo

Todas las versiones de este artículo: [English] [Castellano]

Ecologistas en Acción exige que se investigue y se actué judicialmente, en caso de que existan irregularidades, contra las personas del Servicio de Protección de la Naturaleza de Madrid que, según los medios de comunicación, han perseguido, sin ninguna justificación, a las clínicas de Madrid en las que se practica la interrupción del embarazo, aclarando qué intereses han existido en estas actuaciones. Además, reitera la exigencia de que el SEPRONA centre su actividad exclusivamente en la defensa del medio ambiente, ámbito en el que es necesario realizar un intenso trabajo.

En los últimos días han aparecido en los medios de comunicación diversas noticias sobre las actuaciones presuntamente ilegales, de determinadas personas del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Madrid que, sin autorización judicial, habrían investigado las actuaciones de varias clínicas en las que se practican interrupciones del embarazo e interrogado en sus domicilios a diversas mujeres que podrían haber utilizado estos servicios. Por ello, Ecologistas en Acción exige que se realicen urgentemente todas las averiguaciones necesarias para determinar qué ilegalidades se han podido cometer y esclarecer qué intereses perseguían éstas u otras personas al investigar dichas clínicas y a las mujeres que han acudido a ellas en el ejercicio legítimo de sus derechos.

Como Ecologistas en Acción ya manifestó públicamente el 17 de enero, es irresponsable que se esté utilizando al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) como policía judicial en actuaciones que nada tienen que ver con la destrucción del medio ambiente. Ecologistas en Acción considera que el SEPRONA tiene una enorme tarea al dedicarse a la persecución de delitos ecológicos, especialmente en cuestiones como los recursos hidráulicos, la caza y la pesca, o la conservación de los recursos forestales, por tanto nos parece inadmisible que sus agentes se dediquen a la persecución de las clínicas que realizan interrupciones del embarazo.




Visitantes conectados: 300