Atentado contra los cauces, ramblas y ríos de Adra

Los cauces de nuestros ríos y ramblas continúan siendo maltratados, sin que la legislación se cumpla, así vemos como se convierten en vertederos o en calles empedradas.

Ecologistas en Acción denuncia los incumplimientos de todas las leyes que protegen los recursos y ecosistemas más importantes para la supervivencia de todas las especies incluida la humana:

1.- La Directiva Marco de Agua en su Artículo 1. dice: El objeto de la presente Directiva es establecer un marco para la protección de las aguas superficiales continentales, las aguas de transición, las aguas costeras y las aguas subterráneas que: a) prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos y, con respecto a sus necesidades de agua, de los ecosistemas terrestres y humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos;

2.- En la Ley de Aguas (Texto Refundido) en su artículo 14. Principios rectores de la gestión en materia de aguas. El ejercicio de las funciones del Estado, en materia de aguas, se someterá a los siguientes principios: 2º Respeto a la unidad de la cuenca hidrográfica, de los sistemas hidráulicos y del ciclo hidrológico.

3.- El Estatuto de Andalucía en su Artículo 197.3 nos dice.: Los poderes públicos de Andalucía protegerán el ciclo integral del agua, y promoverán su uso sostenible, eficiente y responsable de acuerdo con el interés general.

Adra es un ejemplo, que bien podríamos extender al resto de la provincia de Almería:
La Rambla de Bolaños, lo único que importa es el mal denominado progreso y el desarrollismo especulativo. Tras la ejecución del proyecto “Acondicionamiento del Cauce y Restauración Ambiental de las Márgenes de la Rambla de Bolaños, presupuesto: 1.032.057,29 €”. Pretenden vendernos como una restauración y como un pulmón verde (será por el color de la piedra) lo que en realidad es destruir totalmente un cauce, que es lo que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Adra ya han hecho. ¿Donde hemos dejado la dinámica y estructura ambiental propia de las ramblas mediterráneas, que son unos ecosistemas únicos en hemisferio norte?

El Río Adra, Zona de Especial Conservación y Lugar de Interés Comunitario, acogido a la Directiva Hábitat 92/43/CEE, y considerado como “Espacio indispensable para asegurar la viabilidad del fartet (Aphanius iberus) en Andalucía” (pez endémico “en peligro de extinción” a escala mundial). Pero desde algunos sectores como el agrícola y otras organizaciones políticas, etc., ante la escasez de agua pretenden convertir el río Adra en algo parecido a la rambla de Bolaños. Hablan incomprensiblemente y contradictoriamente de limpiar el río por “las pérdidas de agua”, eliminando la vegetación. Pero la basura que hay que limpiar es la que algunos agricultores y ciudadanos sin escrúpulos vierten continuamente al cauce. Los invernaderos que están ocupando el cauce constituyen un problema grave para la vida del río, y una manifiesta ilegalidad.

En el río cada vez falta más agua para riego y otros usos que tienen totalmente seco la mitad del río. Lo que no faltan son obras hidráulicas como la puesta en marcha de los Pozos de Picón, que trasvasan masivamente agua fuera de la cuenca, tampoco faltan zonas nuevas de regadío, ni el sistemático entubamiento y almacenaje de toda el agua del río para riego, desde Entre-Ríos a la desembocadura. A esta triste realidad hay que agregar el cada vez más intensivo e insostenible consumo y abuso del agua para uso humano.

Ecologistas en Acción solicita a la Cuenca Mediterránea Andaluza (Agencia Andaluza del Agua), perteneciente a la Consejería de Medio Ambiente, que inicie con urgencia un Programa de Recuperación y Restauración Integral del Río Adra y el deslinde del dominio público hidráulico, para frenar la destrucción del río, y exige que se acometa una verdadera labor de conservación y restauración de nuestras ramblas.




Visitantes conectados: 476