Cese del nuevo Director General de Prevención y Calidad Ambiental, el mismo día de su toma de posesión

Pudo evitar la Catástrofe Anunciada de las minas de Boliden en 1996, y no lo hizo. Otorgó el permiso minero de Las Cruces en 2003 y se ha derrumbado la mina y contaminando el acuífero Niebla-Posadas

Ecologistas en Acción de Andalucía ha llegado a la contundente decisión de pedir el cese de Jesús Nieto, en el mismo día de su toma de posesión, después de analizar documentalmente sus actuaciones en materia de prevención y calidad ambiental en los últimos 15 años.

Según el diccionario, Prevención significa "Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo", lo contrario a lo que Jesús Nieto hizo respecto a las minas de Aznalcóllar en 1998 y respecto a la Mina de Las Cruces ahora en 2008.

Desde 1993 hasta el año 2000 fue Delegado Provincial de Sevilla de Medio Ambiente.

Minas de Boliden en Aznalcóllar:

En 1993 conoció el informe de EGMASA que demostraba el tráfico ilegal de residuos tóxicos y peligrosos desde el Polo Químico de Huelva hasta la mina de Boliden en Aznalcóllar y las alegaciones de la CEPA (hoy Ecologistas en Acción Andalucía) en contra de la nueva explotación minera de Los Frailes también en Aznalcóllar, por grave riesgo de contaminación del Guadiamar y de Doñana.

Este proyecto implicaba un brutal aumento de la cantidad de lodos tóxicos que se almacenarían en la balsa que reventó en 1998. A pesar de ello, el 14 de junio de 1995, Jesús Nieto formuló Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable al proyecto imponiendo un "control de mantenimiento correctivo y preventivo de las balsas de decantación".

El 29 de noviembre de 1995, ante los graves episodios de contaminación por metales pesados del Guadiamar, el ex-ingeniero de Boliden D. Manuel Aguilar Campos se dirigió a la Consejería de Medio Ambiente denunciando las graves deficiencias de la balsa, concluyendo:

"La contaminación que sufren los ríos Agrio y Guadiamar, aparte de ser evidente, si no se clausuran las citadas presas, corren el gran riesgo de provocar un desastre natural de incalculables consecuencias, ya que como sabemos el Guadiamar es uno de los afluentes que atraviesa el parque nacional de Doñana"

Jesús Nieto, a pesar de ser el Delegado de Sevilla de la Consejería de Medio Ambiente, tardó dos meses en enterarse de la denuncia, el 20 de enero de 1996, cuando el Sr. Aguilar Campos no tuvo más remedio que trasladarla a los medios de comunicación. Sólo entonces, Nieto ordena una inspección a las balsas que demuestra que los gravísimos incumplimientos de la DIA que él mismo firmó (y que por tanto tenía la obligación de vigilar) estaban provocando una fuerte contaminación en el Agrio y el Guadiamar. El 5 de febrero la CEPA solicita a Jesús Nieto la clausura de la balsa y la realización de un Plan Corrector de Vertidos para las minas de Aznalcóllar. Sin embargo, en mayo de 1996 archiva las actuaciones alegando que no tiene competencias para controlar su propia autorización ambiental.

Sólo un mes después se aprueba una nueva ampliación por recrecimiento de la balsa sin que Jesús Nieto realice ninguna prevención ambiental, como era su obligación. Durante todo el año 1996 evita hasta en 3 ocasiones tratar el tema de las minas de Aznalcóllar en los Consejos de Medio Ambiente hasta que el 29 de enero de 1997 la CEPA informa que el archivo de las actuaciones ordenado por Jesús Nieto iba a provocar el archivo de las denuncias judiciales, como así ocurre. Asimismo advierte que si continúa el régimen de lluvias de años anteriores, la balsa está en peligro de reventar.

El 25 de abril de 1998 revienta la balsa de lodos tóxicos de Boliden y Jesús Nieto sigue de Delegado de Medio Ambiente.

En definitiva, Jesús Nieto tuvo en sus manos la posibilidad clara y rotunda de haber evitado el brutal desenlace de esa balsa. Simplemente tenía que haber promovido, como Delegado Provincial de Medio Ambiente de Sevilla, la clausura de la balsa por incumplimiento de la DIA que él mismo había formulado en 1995. En vez de eso optó por archivar las diligencias abiertas, a pesar de contar con un informe de sus propios técnicos y del ingeniero de Boliden D. Manuel Aguilar Campos sobre los graves defectos que tenía la balsa.

Mina de Las Cruces:

Jesús Nieto es nombrado Director General de Industría, Energía y Minas el 13 de junio de 2000, puesto que ocupa hasta el martes 13 de mayo de 2008. Durante estos 8 años no ha sido capaz de realizar un Plan Definitivo de Restauración del recinto minero de Aznalcóllar, que actualmente sigue teniendo graves problemas de contaminación por metales pesados.

El 15 de octubre de 2001 solicita al Centro de Experimentación del Ministerio de Fomento (CEDEX) informes técnicos sobre la estabilidad del proyecto minero de Las Cruces. El 9 de mayo de 2002 recibe el primer dictamen que dice:

"De efectuarse la excavación de la corta con la geometría prevista se producirán deslizamientos e inestabilidades, bien de manera casi inmediata por efecto de una rotura progresiva o bien en el tiempo, muy pocos años después, dependiendo de la climatología y del régimen de lluvias, por efecto de la alteración de las margas"

Las Cruces modifica el proyecto y el 5 de septiembre de 2002 el CEDEX ratifica sus conclusiones anteriores, a pesar de las modificaciones. El 26 de junio de 2003 el CEDEX remite a Jesús Nieto un segundo informe en donde establece unos requisitos técnicos mínimos para construir la mina, y asegura que:

"Los resultados obtenidos con estos cálculos indicaban una situación de inestabilidad cuando se llevaban excavados 120 metros."

"Este resultado puso de relieve la necesidad de contar con un nivel piezométrico deprimido desde el comienzo del proceso de excavación, para garantizar una estabilidad general en todo momento. A este respecto, es interesante destacar que, de acuerdo con al Proyecto de Viabilidad, se va a ejecutar una red de pozos de extracción de agua en el perímetro de la corta por motivos hidrológicos con el acuífero Niebla-Posadas."

Lo que significa que la estabilidad de la excavación minera de Las Cruces depende del buen funcionamiento del sistema de drenaje-inyección del acuífero. Ecologistas en Acción advierte repetidamente desde el año 2000, y lo sigue manteniendo, que este sistema nunca va a funcionar correctamente.

A pesar de estas advertencias, el 6 de agosto de 2003, Jesús Nieto otorga el permiso minero de Las Cruces, antes de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) diera permiso para el sistema de drenaje-inyección, por lo que Ecologistas en Acción observa indicios de prevaricación en la actuación de Jesús Nieto. En el permiso minero se exige a Las Cruces que cumpla con todos los requerimientos técnicos impuestos por el CEDEX.

Durante los años 2006, 2007 y 2008 se excava la mina de Las Cruces y Jesús Nieto como Director General de Minas es responsable de vigilar y controlar que se cumplan con los requisitos del CEDEX.

Pero la realidad vuelve a ser tozuda 10 años después de la catástrofe de Boliden. En abril de 2008 se derrumba la Mina de Las Cruces justo al llegar a los 120 metros de profundidad (como predijo el CEDEX), la CHG anuncia que el sistema de drenaje-inyección no funciona (como asegura Ecologistas en Acción) y que el acuífero Niebla-Posadas se ha contaminado. La Mina de Las Cruces se paraliza cautelar y temporalmente.

Entre las competencias que tendrá Jesús Nieto, según el Decreto de 6 de mayo de 2008, está la prevención de la contaminación, vigilancia, inspección y control en materia de medio hídrico. Es decir todas aquellas funciones que no supo ni quiso ejercer durante los años 1995 a 1998 respecto a la contaminación de los ríos Agrio y Guadiamar provocada por la minas de Aznalcóllar, y que no ha querido tampoco ejercer respecto a la contaminación del acuífero Niebla-Posadas por la mala ejecución de la Mina de Las Cruces.




Visitantes conectados: 286