Los Juzgados dan la razón a los ecologistas

Los Juzgados dieron la razón a los ecologistas en su denuncia por el mal funcionamiento de Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Las Galeras

Hay evidencias demostrables y constatables: la EDAR Las Galeras vierte aguas a la Bahía con índices de contaminación que superan ampliamente los máximos permitidos por la legislación, que Las galeras es la EDAR que peor funciona del litoral gaditano y que APEMSA siempre oculta los datos analíticos refiriéndose a porcentajes pero sin informar del estado de las aguas que vierten al mar.

El Sr. Daniel Pérez debería de informase mejor antes de responder a los ecologistas. En primer lugar la normativa legal deja claro los niveles máximos de sólidos en suspensión y de materia orgánica (medida por la Demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y la Demanda química de oxígeno (DQO)) y Las Galeras las supera ampliamente. Así, el año pasado, la DBO se superó en 15 de las 16 analíticas, triplicando la media el máximo permitido. En el mes de marzo se multiplicó por 12,4 el máximo permitido, o se vertieron aguas residuales sin práctica depuración ¿Cómo se atreven a decir que redujeron esa contaminación a los niveles legales? Los niveles de DQO se superaron también en todas las analíticas menos una, llegando a multiplicar por 4,4 el máximo permitido en el mes de mayo. Por tanto es falso que la depuradora funcione correctamente y nos reafirmamos en que están contaminando las aguas de la Bahía incluso en los meses en que miles de turistas se bañan las playas cercanas.

Nuestras denuncias no se basan en una interpretación de las normas legales, están apoyadas por expertos y ratificadas en una sentencia judicial que APEMSA parece haber olvidado. APEMSA se querelló contra Ecologistas en Acción por hacer pública las analíticas que sus responsables ocultaban. En el juicio, prestigiosos expertos apoyaron las denuncias de los ecologistas, mientras que APEMSA sólo aportó el testimonio del por entonces consejero delegado, Francisco Pérez, que aseguro que “le habían dicho que la depuradora funcionaba bien”, ni un informe técnico, ni un experto que las ratificara.

Muy al contrario, Ecologistas en Acción de El Puerto de Santa María aportó varios informes de expertos y científicos que ratificaban nuestras denuncias. Un catedrático de química de la Universidad de Cádiz, un catedrático de química de Enseñanza Secundaria y un licenciado en Ciencias del Mar y consultor ambiental corroboraron que esas analíticas demostraban que las aguas vertidas al mar superaban los parámetros de contaminación legalmente establecidos. También el Secretario de la Delegación de la CMA y el Jefe de Departamento de Salud Ambiental de la Consejería de Salud corroboraron que las analíticas las había realizado la Junta, que no las hemos manipulado como aseguraba APEMSA, que las playas se cerraron por los vertidos contaminantes de la depuradora, y que existían numerosas denuncias por el mal funcionamiento de la depuradora, y no sólo de los ecologistas. Como dato curioso destacar que el abogado de APEMSA argumentó en el juicio que la normativa legal (Decreto 509/1996) que tomamos como referencia en nuestras denuncias no era de aplicación en El Puerto, lo que fue desmentido por el secretario de la Consejería de Medio Ambiente.

La sentencia judicial fue contundente y no dejaba lugar a dudas: los ecologistas teníamos razón y APEMSA había mentido y engañado a los ciudadanos. La sentencia del Juzgado nº Uno de Cádiz absolvió a los miembros de Ecologistas en Acción acusados del delito de injurias por APEMSA. Las razones jurídicas esgrimidas por el Juez fueron claras:

* La información aportada por Ecologistas en Acción era de interés y relevancia pública, ya que se trataba del funcionamiento de un servicio público fundamental que, además, se paga por los ciudadanos, los cual “les da derecho a conocer y exigir su funcionamiento”, y porque se trata “de una posible contaminación de un bien de interés general como es el mar”.

* Las críticas a los responsables municipales eran proporcionadas, y no existía ánimo de injuriar.

* La información era veraz.

La sentencia asegura que está demostrado que “prácticamente en ningún momento desde el comienzo del funcionamiento la depuradora se han logrado alcanzar los valores mínimo establecidos por la ley en cuanto a la depuración de aguas”. Asímismo, la sentencia destaca que, a pesar de estas pruebas, el Consejero Delegado de APEMSA, Francisco Pérez Sánchez, siguió defendiendo el buen funcionamiento de la depuradora.

Tras la sentencia, los máximos responsables de APEMSA, por entonces Hernán Díaz, Francisco Pérez y Juan Campos, guardaron silencio, ni una disculpa, ni un mínimo compromiso de solucionar las deficiencias de la depuradora, ni siquiera el compromiso de pagar las costas que nos supuso a Ecologistas en Acción este juicio, nada de nada. Ahora pretenden seguir acusándonos de mentir cuando los que mienten son ellos.

Ecologistas en Acción va a solicitar al Alcalde, como máximo responsable de esta empresa municipal, una reunión para tratar sobre el funcionamiento de la depuradora y para que se tomen medidas para que deje ser la peor depurador del litoral gaditano.




Visitantes conectados: 276