10 años de Banderas Negras: contaminación y urbanización de la costa gaditana

Desde que en 1999 Ecologistas en Acción Cádiz empezó los informes de “Banderas Negras”, el litoral de la provincia ha sufrido un progresivo deterioro, vinculado esencialmente al desenfrenado proceso de urbanización. Dicho proceso ha estado auspiciado por el boom inmobiliario, que ha encontrado en la costa el principal soporte para la actividad inmobiliaria. En este sentido, el mercado inmobiliario ha ignorado todas las consideraciones ambientales, ecológicas, culturales, históricas y paisajísticas del territorio, haciendo de éste una simple mercancía.

La presión que sufre el litoral es enorme. El suelo urbanizado en el litoral andaluz de ha multiplicado por cinco en los últimos 40 años. La ocupación voraz del territorio ha “urbanizado” el espacio costero andaluz de 67 a 330 kilómetros cuadrados, concentrando a la tercera parte de la población andaluza. El virus de la especulación inmobiliaria se ha cebado sobre los municipios costeros, con expansiones urbanas incontroladas y demandas insostenibles de suelo, agua, energía y paisaje. En los Informes del Observatorio de la Sostenibilidad de España, la superficie artificial de los primeros 500 metros de costa española representa más del 20% respecto al total y más del 40% en la costa mediterránea.

Banderas negras 2008 en Cádiz (informe completo de 10 años)

Está claro que la muy progresista Ley de Costas de 1988, que establecía el carácter público de todas las playas, una servidumbre de paso de 6 metros y después 100 metros de protección en los que no se podían edificar casas, no ha podido impedir esta marea de hormigón. Por otro lado, los convenios urbanísticos con promotores de pocos escrúpulos y alcaldes corruptos, han conseguido amurallar con edificios muchas franjas costeras. El informe de Greenpeace Destrucción a toda costa nos alerta de que en el último año se han calificado como urbanizables 2.200 nuevas hectáreas y de que en el litoral español hay 768.000 viviendas y plazas hoteleras en proyecto. La desnaturalización del paisaje, la pérdida de suelo fértil y la superación de la capacidad de carga de los ecosistemas litorales, son las consecuencias de este proceso.

Banderas negras 2008 en Cádiz (informe anual)

Además de Ecologistas en Acción de Cádiz, desde diferentes sectores de la sociedad se ha denunciado la situación urbanística del litoral. Exceltur, asociación que integra a diversas empresas turísticas, ya alertó en 2005 sobre las graves consecuencias de la urbanización constante del litoral y su afección sobre los destinos turísticos. El Observatorio de Sostenibilidad de España, en varios informes, y de manera significativa en el que evalúa los cambios de usos del suelo entre 1998 y 2003, es el que ofrece resultados más gráficos sobre el aquelarre inmobiliario del litoral. La terna la completa Greenpeace con el documento “Destrucción a toda costa”, donde se hace un interesante análisis de los principales impactos de la urbanización masiva del litoral.

En resumidas cuentas, en esta última década se ha producido la eclosión del proceso urbanizador en la provincia de Cádiz, con especial virulencia en el litoral, a pesar de haberse mantenido al margen del proceso emprendido en el litoral mediterráneo.

Informe de diez años de Banderas negras en Cádiz


BANDERAS NEGRAS EN CÁDIZ
- 2008
- 2007
- 2006
- 2005
- 2004
- 2003
- 2002
- 2001
- 1ª campaña




Visitantes conectados: 635