Otorgamos dos banderas negras y dos puntos negros al litoral portuense

Desde que en 1999 Ecologistas en Acción Cádiz empezó los informes de “Banderas Negras”, el litoral de la provincia ha sufrido un progresivo deterioro, vinculado esencialmente al desenfrenado proceso de urbanización. Dicho proceso ha estado auspiciado por el boom inmobiliario, que ha encontrado en la costa el principal soporte para la actividad inmobiliaria. En este sentido, el mercado inmobiliario ha ignorado todas las consideraciones ambientales, ecológicas, culturales, históricas y paisajísticas del territorio, haciendo de éste una simple mercancía.

La presión que sufre el litoral es enorme. El suelo urbanizado en el litoral andaluz de ha multiplicado por cinco en los últimos 40 años. La ocupación voraz del territorio ha “urbanizado” el espacio costero andaluz de 67 a 330 kilómetros cuadrados, concentrando a la tercera parte de la población andaluza. El virus de la especulación inmobiliaria se ha cebado sobre los municipios costeros, con expansiones urbanas incontroladas y demandas insostenibles de suelo, agua, energía y paisaje.

Para denunciar el incumplimiento de las normas legales y también la degradación urbanística del litoral gaditano Ecologistas en Acción concede unos “galardones” a aquellos municipios que vertieran las aguas sin depurar o sufren la especulación del ladrillo y la destrucción de la costa. Si el impacto es menor, el baldón se convierte en “Punto Negro”. Este informe anual nos ha permitido realizar un seguimiento de la evolución de la costa de Cádiz, contrarrestando las muy triunfalistas apreciaciones de los ayuntamientos costeros, que se agarraban a las concesiones de "Banderas Azules” para intentar disfrazar el desaguisado ambiental.

En total, Ecologistas en Acción ha concedido en 2008 15 banderas negras y 24 puntos negros, de ellos, dos banderas negras y dos puntos negros están en el litoral portuense.

BANDERAS NEGRAS:

1ª.- Playas de El Ancla y La Inmaculada, en El Puerto de Santa María.

Urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares, la "Arboleda Perdida", de Rafael Alberti. Destrucción de hábitats de especies protegidas (camaleón y sabina). Ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación de zonas de alto interés ecológico, paisajístico e histórico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia.

2ª.- Playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María.

Construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, provocando continuas pérdidas de arena. Regeneración inadecuada, con calcoarenitas de cantera.

PUNTOS NEGROS:

1º.- Playa del Almirante, en el Puerto de Santa María.

Playa cerrada al público por las autoridades militares de la Base naval de Rota, sin ningún tipo de servicio.

2º.-Playas de El Aculadero, Las Murallas y La Calita, en el Puerto de Santa María.

Vertido de aguas residuales insuficientemente depuradas a través de un emisario submarino desde la EDAR Las Galeras.




Visitantes conectados: 514