Miembros del PSOE imputados o condenados por corrupción siguen ostentando cargos públicos

Los responsables del PSOE a nivel estatal y andaluz anuncian ahora tolerancia cero con la corrupción urbanística, esa misma corrupción que han venido amparando en muchos municipios. Hasta ahora la actitud del PSOE ante las denuncias de los ecologistas o ante las actuaciones judiciales era invocar la presunción de inocencia para no tomar medida alguna contra sospechosos o imputados en asuntos de corrupción.

Cuando Ecologistas en Acción denunció a Carlos Neva cuando era director del Parque Natural Sierra de Grazalema por su implicación en una trama de corrupción (compró una finca en el Parque Natural a bajo precio que había sido ofrecida a la Consejería de Medio Ambiente, consiguió una licencia ilegal para construir un hotel a pesar de que la finca era no urbanizable, montó una empresa privada…) el entonces Viceconsejero –hoy diputado- José Luis Blanco respondió mostrando su total apoyo a Neva y lanzando duras descalificaciones hacia los ecologistas a los que tildó de “fascistas” por “perseguir” a un responsable público. Neva tuvo que dimitir pero lo recolocaron como coordinador territorial de EGMASA y, después, como gerente del IMA, instituto dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz. Cuando Neva fue condenado e inhabilitado, le guardaron la plaza a la que se incorporó una vez cumplida la pena. Neva sigue siendo militante del PSOE, y el PSOE lo mantienen en este puesto de libre designación.

Cuando Ecologistas en Acción denunció la corrupción en Grazalema, el PSOE mostró su total apoyo a Antonio Mateos, que tomó duras represalias contra los representantes ecologistas en el Parque Natural (inspección de la casa de la familia de Juan Clavero, intento de expulsión de Clavero de Benamahoma declarándolo persona “non grata”…). La corrupción terminó saliendo a la luz, el técnico y protegido de Mateos fue detenido, y el mismo Mateos se encuentra imputado. ¿Qué ha hecho el PSOE? Apoyarlo y recolocarlo en un puesto político inventado como coordinador de la Consejería de Agricultura en la Sierra de Cádiz.

En Prado del Rey el Ayuntamiento, al igual que ha sucedido en Estepona, recibió sustanciosas “donaciones” de una empresa propietaria de terrenos rústicos protegidos. Al poco, el Ayuntamiento recalificó estos terrenos para un campo de golf y una urbanización con el beneplácito del PSOE provincial. Las irregularidades han llevado incluso a falsear datos sobre las disponibilidades de agua para el campo de golf.

Tampoco ha tenido reparos el PSOE gaditano en aliarse con políticos implicados en graves delitos de corrupción urbanística, como ha sucedido en El Puerto, donde a cambio del apoyo de Hernán Díaz a Cabañas en Diputación el PSOE apoyó a este delincuente en la alcaldía y miró hacia otra parte ante las continuas denuncias de los ecologistas contra la corrupción municipal.

Mientras que a nivel andaluz y estatal el PSOE parece que empieza a reaccionar ante los graves casos de corrupción en que se encuentra implicados militantes de este partido, en Cádiz, González Cabañas los ampara, protege y recoloca cuando se ven obligados a dimitir o son inhabilitados.




Visitantes conectados: 263